EconomiaSociedad

Los tres retos para ahorrar cientos de euros en 2020

Los trucos permiten ahorrar desde 465 euros al mes a los 1.378 euros al año

València, 10 enero – Año nuevo, propósitos nuevos. O, al menos, esa es la intención. Sin embargo, la realidad es que muchos acabamos proponiéndonos cada año los mismo objetivos que el anterior, en parte por su importancia, pero, también, porque nos hemos comido las uvas sin haberlos cumplido. Uno de los propósitos más populares que solemos plantearnos cada uno de enero es ahorrar. ¿Lo conseguiremos este año? Si necesitamos un aliciente para lograrlo, podemos seguir uno de los tres retos para ahorrar que nos proponen a continuación los expertos del comparador de cuentas de ahorro y depósitos HelpMyCash.com, que nos permitirán no solo hacer crecer nuestro capital, sino ver resultados a corto y medio plazo. Y, lo mejor de todo, es que los podemos personalizar en función de nuestros ingresos.

1- Reto del céntimo

Con este sencillo método, basado en el ahorro sistemático y progresivo, podremos acumular 668 euros al año si seguimos el sistema tradicional, aunque podemos incrementar la cifra final a nuestro gusto. El límite lo ponemos nosotros. Su funcionamiento es el siguiente: el primer día ahorramos un céntimo, el segundo, dos céntimos, el tercero, tres… Se trata de incrementar la cantidad ahorrada en un céntimo diario hasta llegar a los 3,65 euros el último día del reto. Para hacerlo todavía más sencillo, podemos aprovechar los céntimos que acumulamos cada día provenientes de las vueltas de las compras.

reto del centimo

 

Si no nos conformamos con la cifra anterior, podemos iniciar el reto con una cantidad superior. Por ejemplo, podemos partir de dos, cinco o diez céntimos. En esos casos, el ahorro a final de año será de 1.336 euros, 3.340 euros y 6.680 euros respectivamente. No obstante, no olvidemos que al tratarse de un sistema progresivo, el esfuerzo para nuestro bolsillo será mayor a media que pase el tiempo. Así, mientras que si partimos de un céntimo, el último mes del año el ahorro total será de solo 109 euros, si iniciamos el reto con dos, cinco o diez céntimos, en diciembre tendremos que apartar 217, 543 y 1.085 euros respectivamente. Si no queremos fracasar, es importante plantearnos un reto realista.

Aunque al principio ahorremos en una hucha, si acumulamos una cantidad considerable, deberíamos plantearnos abrir una cuenta de ahorro, ya que así podremos guardar el dinero con mayor seguridad. Además, ganaremos intereses.

2- Reto de las 52 semanas

Como en el anterior, se trata de un reto anual, aunque en este caso se ahorra una vez a la semana en lugar de todos los días. En este caso, partimos de un euro e incrementamos el importe semanalmente en un euro extra, de manera que la primera semana ahorraremos uno y la última, 52. Si cumplimos el reto de las 52 semanas, un año después habremos conseguido ahorrar 1.378 euros. Si nos parece poco, podemos partir de una cifra superior, pero teniendo en cuenta, una vez más, que al incrementarse progresivamente la cantidad ahorrada si iniciamos el reto con una cifra muy alta, las últimas semanas tendremos que apartar una cantidad considerable.

 reto de las 52 semanas

3- Reto de los 30 días

Este reto de ahorro, a diferencia de los anteriores, nos permitirá ver resultados a muy corto plazo, ya que su duración es de solo un mes. Si lo llevamos a cabo, tras 30 días habremos acumulado 465 euros, lo que equivaldría a 5.580 euros al año. Su funcionamiento es similar al resto: el primer día se ahorra un euro, el segundo, dos, el tercero, tres y así sucesivamente hasta el día 30, en el que se ahorrarían 30 euros.

reto de los 30 días

 

Podemos reiniciarlo cada primero de mes y ajustar el importe a cada ciclo. Por ejemplo, en los meses de menos gastos, podemos seguir el sistema tradicional o, incluso, partir de una cantidad superior, mientras que los meses en los que el consumo se dispara, podemos iniciar el reto de los 30 días con una cantidad inferior. Si, por ejemplo, decidimos partir de 50 céntimos, a final de mes habríamos ahorrado 233 euros, mientras que si doblamos la cantidad inicial, tras 30 días habríamos acumulado 930 euros.

Objetivo extra: ahorrar en las facturas

Otro reto de ahorro que podemos proponernos este año es rebajar nuestras facturas. De esta manera, reduciremos el consumo y tendremos más dinero disponible para ahorrar o, simplemente, para llegar a fin de mes más desahogados. Pequeñas acciones pueden evitarnos pagar varias decenas de euros al año. Por ejemplo, ¿sabías que puedes ahorrar 1.063 euros de media al año en tu cesta de la compra en función del supermercado al que acudas? Son datos de la OCU del pasado año. También, si apagamos completamente el televisor y el resto de los pequeños electrodomésticos como la TDT o el DVD en lugar de dejarlos con el piloto rojo encendido, notaremos un ahorro de más de 40 euros al año, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

También podemos ahorrar una cantidad sustancial al llenar el depósito de nuestro vehículo. Suponiendo que consumamos 50 litros de carburante al mes, podremos ahorrar entre 230 y 240 euros anuales si acudimos a las estaciones de servicio más baratas de España en comparación con las más caras, según cálculos de HelpMyCash a partir de los datos del Ministerio para la Transición Ecológica. El ahorro en las gasolineras más baratas, sin tomar en cuenta Canarias, Ceuta y Melilla, es de 40 céntimos por litro de diésel y de 39 céntimos por litro de gasolina 95.

Si nos lo proponemos, también podemos adelgazar la factura del banco. La comisión de mantenimiento de una cuenta corriente puede alcanzar los 150 euros anuales. Una tarjeta de débito cuesta, de media, 27 euros anuales y una de crédito, 39, teniendo en cuenta únicamente la comisión de emisión y mantenimiento. Si cambiamos a una cuenta corriente sin comisiones, disfrutaremos de todos los servicios básicos a coste cero.

Cambia el chip: ahorra a principio de mes

Uno de los errores clásicos que solemos cometer es dejar el ahorro para el final de mes, de manera que solo guardamos lo que no hemos gastado y eso si hemos conseguido no gastarlo todo. La clave para ahorrar de forma sistemática es priorizar el ahorro y no considerarlo como la diferencia entre los ingresos y los gastos. Si en lugar de dejarlo para el final, separamos el dinero que vayamos a ahorrar a principio de mes, justo después de recibir la nómina, conseguiremos ahorrar con mucha más facilidad y evitaremos gastar de más.

Fuente:HelpMyCash

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: