¿Qué hay en anticoncepción?, por la Dra. Esther de la Viuda

Esther de la Viuda

Esther de la Viuda

 

 

 

[gap height=”70″]

Actualmente existe una gran variedad de métodos anticonceptivos que proporcionan alta eficacia con escasos efectos adversos y, en muchas ocasiones, importantes efectos beneficiosos adicionales.

Se pueden clasificar como:

Métodos irreversibles: ligadura de trompas y vasectomía

Métodos reversibles:

  • No hormonales: métodos naturales, coitus interruptus y barrera (en España fundamentalmente preservativo)
  • Hormonales: estos anticonceptivos pueden estar compuestos por dos hormonas, estrógeno y gestágeno. Se llaman métodos combinados y se pueden utilizar por distintas vías (oral, vaginal y transdérmica), o bien no tener estrógeno, en cuyo caso se habla de métodos con solo gestágeno que también se pueden utilizar por varias vías (oral, intramuscular, intrauterina y subcutánea)

También los métodos anticonceptivos se pueden clasificar en función del tiempo en anticonceptivos reversibles corta duración, píldora, parche y anillo que se deben de utilizar diariamente, semanalmente o mensualmente o anticonceptivos reversibles de larga duración, que son los que se llevan puestos y el recambio se hace cada 3 o 5 años, como en el caso del DIU o del implante.

Con todo lo anterior vemos como hay una gran variedad de opciones que permiten evitar embarazos no deseados, de los que se estima que aproximadamente la mitad van a terminar en un aborto con las importantes consecuencias que esto condiciona.

Podemos concluir varias cosas:

Durante la edad fértil, SIEMPRE que se mantengan relaciones sexuales y no se desee una gestación, hay que utilizar un método anticonceptivo.

Cuando el anticonceptivo está indicado los beneficios SUPERAN AMPLIAMENTE a los riesgos

El asesoramiento anticonceptivo lo deben hacer PROFESIONALES SANITARIOS y la prescripción e inserción, si fuera el caso, debe ser realizada por EL MÉDICO.

Captura de pantalla 2017-03-06 a las 21.53.27