EspañaESPECIALESPolíticaSociedad

Voto en blanco, voto nulo y abstención ¿Conoces las diferencias y a quién favorece cada uno?

El panorama político español plantea muchas dudas para gran parte de la sociedad nacional. Todas aquellas personas que opten por no dar su apoyo a ninguna de las fuerzas políticas que se presentan a las elecciones generales del 10N tinen tres posibilidades de voto: nulo, en blanco o la abstención.

Es importante conocer qué efectos tiene cada uno de estos votos, ya que es frecuente confundir su significado o desconocer a quién favorece tu participación.

Voto en blanco

Se considera ‘voto en blanco’ cuando no se introduce la papeleta de ninguna candidatura dentro del sobre. En el caso del Senado, también se consideraría aquellas papeletas en las que no se haya marcado ningún nombre.

Aunque no es del todo cierto que este tipo de participación vaya destinado a la mayoría, sí que se tienen en cuenta ya que la Ley Electoral española las considera válidas. Según establece la Fórmula D’Hondt, sistema que se encarga del reparto proporcional, los votos en blanco se reparten entre todos los partidos políticos que superen la barrera del 3% de los votos válidos emitidos.

De este modo, se podría decir que los votos en blanco perjudican notablemente a las fuerzas minoritarias pues directamente están excluidos de este reparto.

Es importante resaltar que, mientras que el voto nulo se considera contrario al sistema electoral, el voto en blanco sí está de acuerdo pero no le satisface ninguna opición política.

Voto nulo

Según establece el Artículo 96 de la Ley Electoral, se considera voto nulo aquellos:

  • Emitidos en sobre o papeleta diferente a los oficiales.
  • Emitidos en papeletas sin sobre.
  • Emitidos en sobres con papeletas de distintas candidaturas. En caso de que ambas papeletas sean de la misma candidatura, se contabilizarán como un único voto.
  • Emitidos en papeletas modificadas. Esto es con nombres de candidatos añadidos o tachados, así como alterados en su orden inicial. Del mismo modo, se considerarán nulos los votos que contengan «leyendas o expresiones o cualquier otra alteración de carácter voluntario o intencionado», según se expone en la Ley.

El voto nulo, a diferenicia del anterior, no se contabiliza en favor de ninguna fuerza política. Es decir, no favorece ni perjudica a nadie ya que no se utilizan para realizar el reparto de escaños.

Abstención

La abstención supone no ir a votar. Al no haberse emitido ningún voto, éste no se contabiliza y, por tanto, no afecta a los resultados electorales.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: