Síguenos

Deportes

79-88. Un atenazado Valencia cae ante el Olympiacos y se complica el top 8

Publicado

en

EFE/ Miguel Ángel Polo

Valencia, 31 mar (EFE).- Un atenazado Valencia Basket cayó este miércoles ante el Olympiacos en un choque en el que no supo gestionar la presión de haber vuelto a depender de sí mismo para llegar al ‘top 8’, firmó tres primeros cuartos horribles que sentenciaron su suerte y le dejan de nuevo dependiendo de otros pese a que en un meritorio intento de remontada le llegó a hacer soñar con un milagro (79-88).

Arrancó el Valencia impulsado por el estímulo de, tras las derrotas del Real Madrid y del Zenit San Petersburgo, tener en su mano la clasificación pero ya se le vio tenso por esa responsabilidad, algo que aprovechó un Olympiacos liberado por no tener ya ninguna presión (12-19, m.7).

La entrada de Van Rossom y de Joan Sastre dio cierta solidez defensiva a los locales y ambos aportaron también alguna acción individual en ataque pero la fluidez seguía sin aparecer. Además, Vasilis Spanoulis supo llevar el balón bajo del aro local para ampliar la renta (23-36, m.15).

Tampoco un tiempo muerto de Jaume Ponsarnau dio calma al atenazado equipo local que no logró reconducir la situación antes del descanso y además vio como Mike Tobey sufría una torcedura en el tobillo derecho (31-44, m.20).

El paso por el vestuario no aclaró las ideas locales y la ventaja visitante se fue más allá de los veinte puntos pues el Olympiacos machacó el empecinamiento local de buscar los ‘dos contra uno’ tras los bloqueos visitantes (36-62, m.24). Printezis hurgó en la herida local sin que nadie en el Valencia, ni en la pista ni el banquillo supiera ponerle solución.

La desventaja local llegó a ser de 33 puntos (41-74, m.30) pero un parcial de 13-0 comandado por un dignísimo Fernando San Emeterio y con un par de aciertos de Prepelic dio cierta esperanza al Valencia.

Los locales siguieron remando, se pusieron a doce puntos a falta de tres minutos y el milagro por un momento pareció posible. Pero un triple de Vezenkov y un par de tiros libres de Spanoulis sentenciaron el choque.

– Ficha técnica:

79.- Valencia Basket (19+12+10+38): Vives (4), Prepelic (12) Kalinic (8), Williams (2), Tobey (4) -cinco titular- Marinkovic (10), Pradilla (-), Labeyrie (8), Van Rossom (8), Dubljevic (2), San Emeterio (11) y Sastre (10).

88.- Olympiacos (23+21+30+14): Sloukas (8), Jenkins (-), Vezenkov (19), Printezis (18), Ellis (11), -cinco titular- Larentzakis (8), Spanoulis (4), Jean-Charles (8), Koufos (8) y McKissic (4).

Árbitros: Latisevs (LET), Zamojski (POL) y Vyklicky (CHE). Eliminaron por faltas personales a Jean-Charles (m.37) y Vives (m.40).

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 32 de la fase regular de la Euroliga disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis a puerta cerrada por las restricciones sanitarias por la pandemia del COVID 19.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

La emotiva despedida a la leyenda de la pilota, Paco Cabanes «El Genovés»

Publicado

en

(EFE).- El mundo de la pilota valenciana, familiares, aficionados y máximas autoridades despidieron este domingo en su localidad natal a Paco Cabanes ‘El Genovés’, máximo referente del deporte autóctono valenciano fallecido el sábado a los 66 años de edad tras una larga enfermedad.

Nacido en 1954 en la localidad valenciana que le dio su nombre deportivo, Genovés está considerado una leyenda de la pilota valenciana, concretamente en la modalidad de escala i corda, con una carrera sobresaliente entre principios de los setenta y 1996.

Desde el sábado los restos mortales del Genovés descansaban en el tanatorio de Xátiva, desde donde fueron trasladados este domingo a la localidad de Genovés para que familiares, aficionados, vecinos y autoridades pudieran dar el último adiós al histórico y emblemático pilotari.

El féretro llegó a las 18.30 horas a un abarrotado trinquete de Genovés, donde los presentes corearon su nombre y le dedicaron un sonoro aplauso durante más de cinco minutos en reconocimiento a la figura más grande del deporte autóctono valenciano.

Sus hijos José Cabanes ‘Genovés II’ y Patxi, sus dos sobrinos, y exjugadores del pueblo como Pigat II o Tonet han portado el féretro, junto al que ha permanecido su mujer María Luisa.

Jugadores de todas las épocas como Rovellet, Puchol I, Puchol II, Grau, Tino, Álvaro, Waldo o los hermanos Sarasol, entre otros, se dieron cita igualmente para despedir a Genovés, en cuyo ataúd se ha depositado un guante de pelotari así como varias pelotas de vaqueta de distintos tipos de modalidades del juego de pilota como galotxa, llargues, frontón y escala i corda, tal y como era su deseo.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, encabezó la representación institucional, que también contó con la presencia del president de Les Corts, Enric Morera, el conseller de Cultura y Deporte, Vicent Marzà, el director general del Deporte, Josep Miquel Moyà, el president de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, o el alcalde de la localidad, Pere Revert Miralles.

En su dilatada trayectoria deportiva, el Genovés ganó ocho campeonatos nacionales entre 1975 y 1989 y seis Individuales de escala i corda de 1986 a 1995, así como el Torneig 5 Nacions y el Mundial de Llargues.

Asimismo, a lo largo de su carrera y una vez retirado fue galardonado con la Medalla de Oro de la Generalitat Valenciana al Mérito Deportivo, El Saque de la Federació de Pilota Valenciana y la Txapela vasca, entre otros muchos reconocimientos.

Sucesor de Rovellet, tuvo como principales rivales en su época a Enrique Sarasol, Fredi, Puchol o Eusebio, entre otros.

Dada la relevancia de la figura del Genovés, la Generalitat decretó horas después de su fallecimiento que ayer fuera día de duelo oficial en la Comunitat Valenciana como muestra de consideración hacia «una figura clave de la pilota valenciana».

Continuar leyendo