Síguenos

Salud y Bienestar

Alerta alimentaria por este hojaldre con chocolate

Publicado

en

Alerta alimentaria avellana hojaldre chocolate
Alerta alimentaria por este hojaldre con chocolate-ARCHIVO FREEPIK

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha alertado este jueves de la presencia de avellanas sin declarar en un producto de triángulos de hojaldre con chocolate de la marca Abiarjo, que podrían ocasionar algún riesgo para la salud a los alérgicos a este ingrediente.

Esta alerta amplia la que la Aesan emitió el pasado 3 de mayo por presencia de avellanas sin declarar en cañas de chocolate de la misma marca, y que ya se procedieron a retirar del mercado.

En el caso de los triángulos de hojaldre con chocolate, están afectados todos los lotes, que fueron distribuidos en las comunidades autónomas de Murcia, Castilla-La Mancha, Comunitat Valenciana y Andalucía, si bien la autoridad sanitaria no descarta que puedan existir redistribuciones a otras comunidades autónomas.

Se ha procedido a retirar los lotes del mercado y, como medida de precaución, la Aesan recomienda a las personas alérgicas a las avellanas que tengan este producto que se abstengan de consumirlo.

Para el resto de la población su consumo no contempla ningún riesgo.

La alergia a la avellana es relativamente común, especialmente entre las alergias a los frutos secos. Las reacciones alérgicas a las avellanas pueden variar desde leves a severas y, en algunos casos, pueden causar anafilaxia, una reacción potencialmente mortal.

La prevalencia exacta de la alergia a la avellana varía según la región y la población. En general, se estima que entre el 0.1% y el 0.5% de la población tiene alergia a las avellanas. En Europa, la alergia a la avellana es una de las alergias a frutos secos más comunes, en parte debido a la alta frecuencia de consumo y al uso de avellanas en diversos productos alimenticios.

Las personas con alergia a las avellanas suelen desarrollar síntomas inmediatamente después de la exposición al alérgeno. Estos síntomas pueden incluir:

  • Picazón o hinchazón en la boca y garganta
  • Urticaria (ronchas) o erupciones cutáneas
  • Problemas gastrointestinales, como náuseas, vómitos o diarrea
  • Dificultad para respirar, tos o sibilancias

En algunos casos, la alergia a las avellanas está asociada al síndrome de alergia oral (OAS, por sus siglas en inglés), que es una reacción cruzada entre alérgenos de pólenes y ciertos alimentos, incluidos algunos frutos secos. Las personas con alergia al polen de abedul, por ejemplo, pueden experimentar síntomas leves cuando consumen avellanas crudas.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

¿Cómo comemos los Valencianos? Esta es la alerta de los nutricionistas

Publicado

en

Nutricionistas alertan mala alimentación niños

Los niños y adolescentes son el segmento de población que peor se alimenta en la Comunitat Valenciana, a causa de la falta de tiempo para cocinar de las familias, la ausencia de menús planificados, las carencias en educación alimentaria y el consumo excesivo de productos ultraprocesados.

Así lo refleja el tercer informe ‘¿Cómo comemos en la Comunitat Valenciana?‘, elaborado por el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana, que también expone que 9 de cada 10 pacientes que solicitan cita por primera vez con un dietista-nutricionista lo hacen por problemas de exceso de masa grasa.

El informe, que se elabora de manera bienal, concluye que los dietistas-nutricionistas otorgan un 6 sobre 10 a la alimentación de la población valenciana, lo que supone una mejora de 3 puntos con respecto con respecto a hace dos años.

Asimismo, ha detectado un cambio de tendencia entre los 31 y 45 años, en el que se percibe mayor adherencia a los hábitos de alimentación saludable, mientras que quienes mejor se alimentan son los mayores de 45 años.

El presidente del CODiNuCoVa, Luis Cabañas, ha explicado que han aumentado los casos de obesidad y sobrepeso entre los pacientes que acuden al nutricionista en la Comunitat Valenciana, donde el exceso de peso continúa representando uno de los principales problemas de salud pública, pues 1 de cada 2 personas adultas la padecen.

En el caso de la población de 5 a 14 años, el estudio muestra que «el 23 % de los menores valencianos padecen de exceso de peso», una tendencia al alza cada vez más visible que constituye un problema del presente y del futuro: un niño con problemas de exceso de peso hoy es un adulto con una patología el día de mañana.

Aunque el perfil mayoritario de los pacientes que acude a consultas de nutrición son mujeres, ha habido un aumento significativo de hombres, en la mayoría de los casos para mejorar su alimentación relacionada con la práctica deportiva, por ejemplo para ganar masa muscular o para complementar el deporte con una correcta alimentación.

Pero al igual que hace dos años, el estudio refleja que la población infantojuvenil es la que peor come. Las comidas menos saludables entre los menores de 18 años son el desayuno y la merienda, cuando se consumen productos «con alta cantidad de azúcar, sal o grasas de mala calidad».

«Los más pequeños de la casa han superado la ingesta de azúcar recomendada para un día sólo con el desayuno», explica la nutricionista María Alonso, que indica que ha aumentado en esta etapa la presencia de bollería y ultraprocesados, y siguen importantes carencias en consumo de fruta, verduras y hortalizas, legumbres y pescado.

Sin embargo, los valencianos y valencianas a partir de 30 años han experimentado un cambio en sus hábitos saludables respecto al informe de hace dos años. Son la edad más frecuente en consulta y no para pesar más o menos, sino buscan un cambio en su estilo de vida y en su dieta para hacerla más saludable y encontrarse mejor.

De esta forma, en la etapa de los 31 a 45 años cobran más protagonismo alimentos como las verduras y hortalizas o la carne, desaparece prácticamente el consumo de alimentos ultraprocesados y comida basura, y empiezan a optar más por alimentos frescos.

Este cambio se debe a que es una generación abierta al cambio de hábitos, con una franja de edad en la que empiezan a aparecer patologías típicas de edades mayores y la preocupación provoca un cambio en los estilos de vida, sumado al reconocimiento de la figura del dietista-nutricionista.

Quienes mejor se alimentan son los mayores de 45, pues a partir de esa edad hay un aumento en el consumo de alimentos frescos, muy relacionado con más poder adquisitivo: carne, pescado, frutas, verduras y hortalizas, con una alimentación más variada y equilibrada.

En mayores de 60 años empieza a pesar la soledad, los cambios de ritmo vitales o el cansancio y la falta de interés por cocinar, mientras que entre la población mayor de 75 años las limitaciones físicas y la falta de memoria puede derivar en una peor alimentación.

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo