Síguenos

Sucesos

Amenaza con un bate a un camarero que no le dejó ocupar una mesa reservada

Publicado

en

València, 6 jul (EFE).- La Policía Nacional ha detenido en la ciudad de València a un hombre que amenazó en varias ocasiones con matar a un camarero que no le había permitido ocupar una mesa reservada en un bar del barrio de Russafa, y que se presentó una noche en el local armado con un bate.

El detenido es un hombre de 36 años, de origen español, y es sospechoso de los delitos de amenazas y tenencia de armas, según la Policía.

Los hechos tuvieron lugar sobre la una de la pasada madrugada, cuando los agentes fueron avisados para que acudieran a un bar del distrito valenciano de Russafa, donde al parecer un hombre portaba un arma de fuego.

Los policías acudieron inmediatamente al lugar, tomando las medidas de autoprotección necesarias, y una vez allí varias personas que se encontraban en el exterior del establecimiento les indicaron disimuladamente quién era el sospechoso.

Los agentes observaron a un hombre comiendo un filete en un plato con un cuchillo de grandes dimensiones, por lo que se aproximaron al mismo y de manera sorpresiva se lo arrebataron, a fin de evitar que pudiese atentar contra la integridad física de quienes allí se encontraban. También localizaron, junto a él, un bate de béisbol, que el sospechoso afirmó que era de su propiedad y que fue intervenido.

Los agentes pudieron saber que este hombre, días antes, habría mantenido una discusión con un camarero del bar, que no le había dejado ocupar una mesa reservada. Desde ese momento, cada vez que pasaba por el local, al parecer increpaba al empleado. Ese día habría acudido al establecimiento portando un arma de fuego y preguntó por el camarero, afirmando que iba a matarlo.

Los policías, tras realizar varias averiguaciones, localizaron e intervinieron el arma semiautomática en el domicilio del hombre que, junto a un cargador, fueron entregados voluntariamente por otra moradora de la vivienda.

El hombre, detenido como presunto autor de un delito de amenazas y tenencia de armas, ha pasado a disposición judicial, que decretó la prohibición de aproximarse al bar donde trabaja la víctima o a cualquier lugar donde ésta se encuentre.

Sucesos

Prisión sin fianza para el detenido por la muerte de la joven Florina

Publicado

en

València, 30 jul (EFE).- El Juzgado de Instrucción número 4 de Alzira, en funciones de guardia, ha acordado este viernes la prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido en relación con la muerte de una mujer cuyo cadáver fue localizado en Silla el pasado mes de enero.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el hombre queda investigado en una causa abierta por un delito de homicidio/asesinato.

La Guardia Civil detuvo este miércoles en su domicilio de Carcaixent a un hombre de 60 años y nacionalidad española como sospechoso de haber estrangulado a Florina Gogos, la chica de 19 años que desapareció cuando ejercía la prostitución en Silla, y haber arrojado su cadáver a una acequia, en la que fue encontrado el cuerpo el pasado 30 de enero.

Según la Guardia Civil, el detenido trabajaba como comercial de Lejías Javi en la zona donde Florina Gogos, la víctima, fue vista por última vez, el área de la pista de Silla, donde la joven rumana ejercía la prostitución, en las cercanías del término municipal de Albal.

La detención de este hombre, viudo de 60 años, se produjo a las 7.50 horas y seguidamente los agentes procedieron a registrar tres locales de su propiedad.

El cuerpo de Florina Gogos apareció finalmente en un canal de riego conocido como el Camino de la Fuente de Mariano, perteneciente al término municipal de Silla. El canal reseñado está muy próximo a la zona donde se vio por última vez con vida a la joven. La autopsia reveló que la víctima había sido estrangulada y, posteriormente, arrojada al canal.

Varias de las chicas que ejercían la prostitución en la Pista de Silla, autovía de salida de València hacia el sur, hicieron saber a los investigadores que el sospechoso acudía frecuentemente a esa zona para pagar a cambio de sexo.

La compañera de piso de la víctima acudió al cuartel de la Guardia Civil de Alfafar para denunciar su desaparición el 10 de enero y, desde entonces, comenzó una investigación a cargo del Grupo de Homicidios de la Guardia Civil.

El grupo basó sus investigacionesen una grabación del último coche, un vehículo blanco, al que se subió la chica ejerciendo la prostitución, recogido por una cámara de seguridad próxima, en la tarde del 8 de enero pasado.

El detenido no tenía antecedentes policiales ni judiciales.

Continuar leyendo