Síguenos

Cultura

Aula Cultural, la escuela para mayores de 50 años del Ateneo, llega a su octava edición

Publicado

en

El Ateneo Mercantil de Valencia ha presentado el Aula Cultural, en la que será la octava edición de esta escuela formativa para mayores de 50 años. Quedan así abiertas las inscripciones para el curso 2021-22 para todos los públicos. El Aula Cultural es un programa de aprendizaje organizado por la Fundación del Ateneo dirigido a personas mayores de 50 años, empezará el 4 de octubre y finalizará el 22 de junio.

Desde su puesta en marcha en 2013 han sido más de 800 los alumnos que han desfilado por esta escuela que cuenta con excelentes profesores universitarios y profesionales del sector que utilizan un sistema de enseñanza expositivo, no memorístico, con permanente apoyo audiovisual, facilitando así la comprensión de los conocimientos impartidos. Este año, más que nunca, se busca favorecer la socialización de los alumnos y el intercambio cultural, propósito que ha dado magníficos resultados en las ediciones anteriores, y que es imprescindible en estos momentos de recuperación de la situación sociosanitaria.

El Aula Cultural, coordinado por Asun Hernández, se divide en 3 trimestres en los que se imparten 12 asignaturas, entre las que se encuentran, Economía, Historia del Arte, Música, Historia Social de València, Medicina para el bienestar, Los Secretos de Valencia, Literatura, Paisajes y Jardines, Historia a través del Cine, Ilustres Valencianos o València, a través de la prensa. Las clases, que se retransmitirán en directo, se celebrarán en el Salón Stolz los lunes y los miércoles de 10:00 a 12:30 horas y serán impartidas, entre otros, por Eusebio Monzó, Federico Martínez Roda, María Hernández-Reinoso, Rodrigo Madrid, Daniel Sala, José Ramón Calabuig, Ballester Olmos, Vicente Gomar, Rafa Solaz o Fernando Millán.

En total son 128 horas de clase con los mejores profesores en un ambiente seguro y con todas las garantías que siempre ofrece una institución como el Ateneo.

“Hemos puesto todo nuestro esfuerzo, ganas y trabajo en diseñar una programación muy completa, con los mejores profesores, las asignaturas más interesantes y los medios más avanzados para llegar a todos en un espacio seguro y confortable. Todo esto convierte el Aula Cultural del Ateneo en la oferta formativa no reglada más importante de Valencia, aunque ahora con las clases online podemos decir que de toda la Comunidad Valenciana, y además puede seguirse desde cualquier lugar del mundo”, ha precisado durante la presentación del Aula, Carmen de Rosa, presidenta del Ateneo Mercantil, que ha estado acompañada por el Director Académico del Aula Cultural, Ricardo Bellverser.

Abierto el plazo de inscripciones

Todas las personas interesadas en el VIII Aula Cultural 2021-22 pueden inscribirse dirigiéndose de forma presencial a la Secretaría del Ateneo Mercantil de Valencia (5ª planta). El horario es de lunes a viernes de 9:00 h. a 14:00 h y por las tardes, de lunes a jueves, de 16:00 a 19:00 h. También puede hacerlo rellenando los formularios que puede encontrar en la web del Ateneo www.ateneovalencia.es en el apartado Fundación y enviarlo por correo electrónico a fundacion@ateneovalencia.es.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

Los secretos de la Plaza del Tossal

Publicado

en

La Plaza del Tossal es un lugar lleno de vida. Situada en el corazón de la ciudad, es punto de encuentro, de ocio, de tiendas con encanto y restaurantes desde los que disfrutar de la magia de un sitio especial.

Pero lo que muchos desconocen es que debajo de todo ese ajetreo de ir y venir de personas, se esconde parte importante de la historia de València.

València, capital de un reino taifa

A principios del siglo XI, depués de la caída del califato de Córdoba, València se convertía en la capital de un reino taifa. Nos encontramos entre los años 1021 y 1061 cuando la ciudad construye una nueva muralla bajo el reinado de Abd al-Aziz.

Los visitantes que llegaban de otros puntos de Al-Anadalus eran recibidos por sus cinco puertas de acceso. La ciudad se fue reforzando con nuevos elementos de defensa y es a partir del siglo XII cuando se amplia el recinto fortificado.

Con la conquista cristiana, València crece y la muralla islámica es derribada de manera parcial cambiando la fisonomía de la ciudad.

Se instalan varios obradores de calderos sobre los restos de la fortificación que estuvieron en funcionamiento hasta época moderna y se aprovechó el foso de la muralla para canalizar, en el siglo XIV, por la antigua trampilla, un ramal de la acequia de Rovella, que sirvió como colector hasta hace no mucho tiempo.

Además también sirvió para abastecer a varios talleres artesanales.

Mucho ha cambiado esta plaza a lo largo de su historia hasta llegar al aspecto que tiene hoy en día. De hecho, desde sus orígenes hasta el medievo uno de los brazos del Turia rodeaba València siendo este enclave lugar de contención.

Es ya durante los años 60 del siglo XX cuando, con el derribo de algunos edificios queda la plaza que tenemos hoy.

Siglos y siglos de cambios que han quedado atrás borrado por el paso del tiempo. Pero las huellas y algunos de los secretos de esa València del pasado quedaron ocultos bajo tierra y la Galería del Tossal nos los muestra.

Balansiya islámica

Este lugar es visita obligada para comprender cómo era nuestra ciudad siglos atrás gracias a los restos arqueológicos que ahí se conservan. Su interior, testigo de la Balansiya islámica, nos transporta en un viaje en el tiempo.

Concretamente hasta un tramo de muralla y la torre, elementos que formaban parte de una puerta en codo, que se cree pudo ser una remodelación de la antigua puerta de al-Hanax, del siglo XI, y que daba paso a la entrada de la calle Caballeros.

Nada más bajar contemplamos restos de una torre de planta cuadrada. Su construcción fue realizada con tapial de mortero y lienzo de la muralla islámica del siglo XII.

El paso del tiempo no ha podido borrar de su piedra las marcas en forma de agujeros ocasionadas por los apoyos de las cajas de madera utilizadas por los alarifes, maestro de albañilería mudéjar, para su construcción.

Justo delante de la muralla encontramos los arcos que se conservan dentro de la galería que sostenían la bóveda de ladrillos que cubría la acequia de Rovella.

Paseando por el Carmen nos encontramos con restos del trazado de la muralla así como parte de algunas torres, algunas en estado total de abandono.

calle Caballeros, la Plaza de San Jaime, el Colegio Mayor Rector Peset son lugares que nos cuentan los secretos ocultos de Balansiya y de València.

 

 

 

Continuar leyendo