Síguenos

TIPS Y BELLEZA

Cómo lavar prendas con lentejuelas

Publicado

en

Cómo lavar prendas con lentejuelas
ARCHIVO PEXELS

Queda muy poco para celebrar las fiestas de Navidad y Año Nuevo, y ya sabéis que las prendas de lentejuelas son un imprescindible para estas fechas tan señaladas. Es por ello que queremos enseñarte a cómo lavar prendas con lentejuelas.

Cómo lavar prendas con lentejuelas

Gratis Adornos Navideños Plateados Sobre Superficie Roja Foto de stock

Si estás pensando en lavar las prendas de lentejuelas a mano, debes de saber que no es la única opción, pero si una de ellas. En varias ocasiones os habrá sucedido que al tratar este tipo de prendas has perdido parte de las lentejuelas que daban una forma importante a la prenda. Por ello, a continuación te enseñamos cómo hacerlo de forma correcta y sin decir adiós a aquellos destellos tan bonitos que serán tu esencia estas navidades y año nuevo.

1. Quita la mancha de zonas localizadas

La prenda tendrá una mancha en un lugar en concreto.

-Elimina esa mancha en concreto si no tienes muchas más a su alrededor para lavar, pero no frotes con fuerza, el tacto debe de ser suave al hacer un lavado a mano de las mismas y debes de evitar que se rocen entre ellas para que no se levanten. Ya que estas, como ya cabemos van cosidas a la prenda.

-Tu prenda tiene que enjuagarse varias veces con agua fría hasta que el detergente desaparezca.

2.Lavado a mano

– Como hemos mencionado anteriormente, el lavado será a mano. De esta manera, tendremos una mayor precisión así como control sobre la prenda que queramos lavar. Es importante que cuando hayas aplicado sobre un recipiente un poco de detergente lo dejes reposar durante 10 minutos, habiendo dejado la prenda en el recipiente. De este modo las manchas se irán despegando poco a poco mientras el producto actúa. Pero, no se debe de exprimir la prenda si no queremos acabar sin lentejuelas en algún área de la misma.

– Una vez ya hemos lavado nuestra ropa con lentejuelas, tenemos que acabar con el agua que nos sobró.

– Con la ayuda de una toalla, estiraremos suavemente la prenda con el fin de que no queden arrugas. Acto siguiente será presionar con delicadeza para poder acabar con el agua que sobra.

3.Aire libre o sitúa la prenda sobre una percha

– Al aire libre: si optamos por secar nuestra prenda de lentejuelas al sol, debemos asegurarnos de que la luz solar no sea directa. Ya que podría perjudicar el estado de la misma. Es decir, podrá secarse al aire libre, siempre y cuando los rayos ultravioleta no alcancen las lentejuelas, debido que el calor las perjudica. Así que si escoges esta alternativa, tendrás que situar la prenda sobre una superficie plana, teniendo en cuenta las anteriores indicaciones.

– Sobre una percha: de esta manera, evitamos que se formen arrugas en la prenda, y que se seque de manera natural sin que esta se encuentre expuesta a ningún riesgo al estar situada en el interior de tu casa en un lugar fresco y alejado de los rayos solares.

4.Profesionales del lavado

La última alternativa para cuidar de tu prenda con lentejuelas es llevarla a un centro de especialistas de lavado delicado y frágil. Donde estos profesionales se encargarán de tus necesidades y salvaran tu atuendo de algún final trágico y así pode volver a utilizar de nuevo tu prenda.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TIPS Y BELLEZA

Los 7 alimentos antiinflamatorios, respaldados por la ciencia

Publicado

en

alimentos antiinflamatorios
Los 10 alimentos antiinflamatorios, respaldados por la ciencia-PEXELS

La inflamación crónica se ha vinculado a diversas enfermedades, desde las afecciones cardiovasculares hasta las enfermedades autoinmunes. Adoptar una dieta antiinflamatoria puede ser una estrategia eficaz para mitigar los efectos de la inflamación en el cuerpo. En este artículo, exploraremos un listado amplio de alimentos antiinflamatorios respaldados por la ciencia.

1. Frutas y Bayas: Las frutas y bayas son ricas en antioxidantes y compuestos antiinflamatorios. Ejemplos incluyen:

  • Arándanos: Contienen antocianinas que han demostrado reducir la inflamación.
  • Piña: Contiene bromelina, una enzima con propiedades antiinflamatorias.
  • Cerezas: Poseen antocianinas y quercetina, con efectos antiinflamatorios.

2. Verduras de Hojas Verdes: Las verduras de hojas verdes son una excelente fuente de vitaminas y minerales con propiedades antiinflamatorias:

  • Espinacas: Contiene antioxidantes, como la vitamina E, que combaten la inflamación.
  • Kale: Rico en glucosinolatos que pueden tener propiedades antiinflamatorias.
  • Brócoli: Contiene sulforafano, con efectos antiinflamatorios demostrados.

3. Pescados Grasos: Los pescados grasos son ricos en ácidos grasos omega-3, conocidos por sus propiedades antiinflamatorias:

  • Salmón: Rico en ácidos grasos omega-3, como el EPA y el DHA.
  • Arenque: Fuente de ácidos grasos omega-3 y proteínas.
  • Sardinas: Contienen ácidos grasos omega-3 y vitamina D.

4. Frutos Secos y Semillas: Frutos secos y semillas son ricos en grasas saludables y antioxidantes:

  • Almendras: Contienen vitamina E y magnesio, con propiedades antiinflamatorias.
  • Chía: Rica en ácidos grasos omega-3 y fibra.
  • Nueces: Fuente de ácido alfa-linolénico (ALA), un tipo de omega-3.

5. Aceite de Oliva: El aceite de oliva virgen extra es una grasa saludable con propiedades antiinflamatorias:

  • Ácido Oleico: Componente principal, con propiedades antiinflamatorias.
  • Polifenoles: Actúan como antioxidantes y antiinflamatorios.

6. Cúrcuma: La cúrcuma es conocida por su principio activo, la curcumina, con fuertes propiedades antiinflamatorias:

  • Propiedades Antioxidantes: Combate el estrés oxidativo.
  • Modula la Inflamación: Inhibe las vías inflamatorias en el cuerpo.

7. Jengibre: El jengibre contiene gingerol, un compuesto con efectos antiinflamatorios:

  • Propiedades Analgésicas: Alivio del dolor asociado con la inflamación.
  • Modulación de Citocinas: Regula la respuesta inflamatoria.

Adoptar una dieta rica en alimentos antiinflamatorios respaldados por la ciencia puede ser una estrategia valiosa para mejorar la salud general y prevenir enfermedades relacionadas con la inflamación crónica. Es crucial recordar que la moderación y la variedad son clave en una dieta equilibrada. Antes de realizar cambios significativos en la dieta, siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud. Incorporar estos alimentos puede ser un paso significativo hacia un estilo de vida más saludable y equilibrado.

Menú Semanal Antiinflamatorio:

Lunes: Desayuno:

  • Tazón de yogur natural con arándanos y almendras.
  • Batido verde con espinacas, piña y jengibre.

Almuerzo:

  • Ensalada de hojas verdes con aguacate, salmón a la parrilla y aderezo de aceite de oliva y limón.
  • Quinoa cocida como guarnición.

Cena:

  • Pollo al curry con cúrcuma y leche de coco.
  • Brócoli al vapor.

Martes: Desayuno:

  • Tostadas integrales con aguacate y tomate.
  • Zumo de naranja fresco.

Almuerzo:

  • Wrap de pavo con hojas de lechuga, tomate y mostaza.
  • Ensalada de garbanzos con pepino, pimiento y aderezo de aceite de oliva.

Cena:

  • Sopa de lentejas con verduras.
  • Espárragos a la parrilla.

Miércoles: Desayuno:

  • Avena cocida con plátano y nueces.
  • Infusión de cúrcuma y jengibre.

Almuerzo:

  • Pechuga de pollo al horno con hierbas.
  • Puré de batata.

Cena:

  • Ensalada de quinoa con vegetales asados (pimientos, calabacín, berenjena).
  • Salmón al horno con limón.

Jueves: Desayuno:

  • Smoothie bowl con bayas, plátano y semillas de chía.
  • Té verde.

Almuerzo:

  • Ensalada de aguacate, garbanzos y espinacas.
  • Pescado a la plancha con limón.

Cena:

  • Stir-fry de tofu con brócoli, champiñones y salsa de soja.
  • Arroz integral como base.

Viernes: Desayuno:

  • Tortilla de claras de huevo con espinacas y tomate.
  • Zumo de zanahoria y naranja.

Almuerzo:

  • Ensalada de quinoa con aguacate, tomate y maíz.
  • Pavo a la parrilla.

Cena:

  • Pescado al horno con hierbas.
  • Ensalada de col rizada con aderezo de aceite de oliva y limón.

Sábado: Desayuno:

  • Pan integral con aguacate y salmón ahumado.
  • Batido de frutas con jengibre.

Almuerzo:

  • Rollitos de lechuga con pollo desmenuzado, zanahoria rallada y salsa de cacahuate.
  • Sopa de calabaza.

Cena:

  • Tacos de pescado con repollo rallado y salsa de aguacate.
  • Quinoa cocida.

Domingo: Desayuno:

  • Açaí bowl con frutas frescas y granola.
  • Té de cúrcuma.

Almuerzo:

  • Lentejas estofadas con verduras.
  • Ensalada de espinacas con nueces y fresas.

Cena:

  • Pollo al horno con hierbas y limón.
  • Brócoli y coliflor asados.

Este menú ofrece variedad, equilibrio y está diseñado con ingredientes que contienen propiedades antiinflamatorias según la evidencia científica. Recuerda adaptar las porciones según tus necesidades y consultar a un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en tu dieta.

Continuar leyendo