DeportesSociedad

Comunicado de Pedro Morata

YA SOY LIBRE…… ( y sin ataduras )

Hoy es un día tristemente feliz para mi. Más triste que feliz. Después de 35 años dejo de trabajar y servir a la Cadena SER; pero no mi profesión, ni la radio.

Jamás pensé que por necesidad humana y de salud, tuviese que llegar a ser mi deseo irme. Empecé a los 16 años en Radio Águilas y la dejo con 51 en Radio Valencia tras haber narrado 30 Temporadas en 1ª División, 2 Mundiales de Fútbol, 2 Juegos Olímpicos, 2 Finales de Champions, 2 de UEFA, 1 de Supercopa de Europa, 3 Finales de Copa del Rey y haber sido Director Delegado de AS Comunidad Valenciana 4 años.

Gracias a la Cadena SER de todo corazón. Mi respeto y mi admiración a mi casa y a quien me dio una vida. Yo también le di la mía. Recuerdo cuando con 18 años una unidad móvil de la SER me llevaba cada domingo tras el programa, al cuartel militar de Rabasa Alicante, para hacer el periodo de instrucción.

No he tenido ni tengo un problema con la SER, a la que amo. He tenido un problema (a mis 34 años de servicio) con el actual Director General Daniel Gavela y por extensión ante su evidente obediencia y silencio , con el Director Local Bernardo Guzmán. Ambos querían que yo dejara de ser quien he sido, soy y seré. Y eso conmigo es “Misión Imposible”. Llegué a lo poco que soy en el periodismo siendo y trabajando de una forma. Fiel a mi estilo y principios periodísticos, así como a los oyentes. Y es que, para mi, liderazgo y autoridad no son lo mismo, ni tienen los mismos efectos.

Por eso separo a la SER de sus circunstanciales directores. El Valencia CF siempre es el mismo, pero no es igual si lo preside Arturo Tuzón que si lo preside Anil Murthy. El Levante no es lo mismo que lo presida Tomás Carmona que Quico Catalán. Los clubes no tienen la culpa.
El origen de todo lo expliqué en mi anterior comunicado del 15 de Julio. Daniel Gavela autorizó y Bernardo Guzmán apoyó (y no evitó) la publicación, el pasado mes de Marzo de 2019, de una nota de prensa que la SER difundió contra mi (primero en la SER y después en decenas de medios), tras una queja del Presidente del Valencia CF Anil Murthy, por un programa crítico ( Ivoox 13 Marzo 2019 ) en el que expliqué todas las zancadillas que Murthy puso a la SER para realizar un programa de conmemoración de su Centenario. Era el Centenario del Valencia CF (no de la SER). Hoy el Valencia CF, trístemente, está como está. Se comenta sólo.

La difusión masiva de esa nota, decidida por Daniel Gavela, secundada por Bernardo Guzmán (y que a mi entender presenta posible alcance penal) revelaba una interioridad laboral mía; una circunstancia privada que afectaba a mi intimidad e imagen, pues se hizo sin mi conocimiento ni aquiescencia: la apertura de un expediente, que 12 meses más tarde fue declarado NULO DE PLENO DERECHO sin posibilidad de recurso, por el Juzgado de lo Social 12 de Valencia.
La responsabilidad de lo sucedido no es de Mériton o de Murthy. Es de quien cede o sucumbe a la queja desprotegiendo al profesional. El deterioro del Valencia CF desde entonces también habla ( grita ) por sí sólo.

Tras ese expediente en Marzo del año pasado y la difusión de la nota de Prensa que perjudicaba mi imagen, me vi obligado a elegir entre tragar y mirar para otro lado, para no correr riesgos laborales pese a la mancha provocada, o defenderme en el juzgado de lo que a mi criterio y al del juez fue una ilegalidad , exponiéndome a los hechos y consecuencias posteriores.
Si me lo hubiese tragado y no hubiese recurrido al juez hoy seguiría trabajando en la SER, pero no dormiría bien y me sentiría cobarde y humillado. Ahora estoy fuera de la SER y me duele, me hiere… pero me siento limpio, decente y digno conmigo mismo. Con toda humildad : yo sólo me agacho para besar a mis padres.

Mancharon mi nombre sin necesidad. Y eso es una línea roja, al menos en mi familia. Me costó muchísimo explicárselo a mis padres de 80 años, que para ellos la SER ha sido la gran catedral que dio cobijo y una vida a su hijo que con 17 años se marchó de Águilas y ya nunca volvió a vivir a su lado.

Un año después, sin que nadie se acercara a mi para arreglarlo en privado, gané la sentencia y con ella en la mano y sin publicitarla ni utilizarla para restablecer el daño a mi reputación , rogué a la Dirección de la SER que se limpiara mi nombre que ellos 2 habían manchado.
La respuesta fue : NO. Me pareció otro acto de soberbia.

“El margen para la buena fe lo has agotado“ se me contestó. Reitero que con la sentencia ganada y anulado el expediente sancionador, la respuesta fue un NO. Un NO pese a que yo previamente a todo, sin saber el resultado de la sentencia y sin conocer que la SER haría un ERTE , hasta renuncié voluntariamente a cobrar mi salario de marzo 2020 , por ayudar a la SER de los efectos Covid, cuando ya venía de rebajarme mi salario voluntariamente en 22.000 euros anuales (cada año desde 2015) por la deuda que arrastra PRISA, por culpa no precisamente de los empleados. Puedo probar por escrito todo lo que afirmo.

¿Qué mas buena fe podía aportar yo?
¿Y qué decisión tomó Daniel Gavela? : como 1ª medida mandarme 2 meses al paro ( ERTE suspensivo 14 Mayo- 14 Julio ) . La 2ª : estando en pleno ERTE, se me relevó de todas mis funciones ( Jefe de Deportes, presentar el programa SER Deportivos Valencia, El Larguero, Carrusel Deportivo…etc.) y además modificaron brúscamente mis condiciones laborales. Y la 3ª : después al incorporarme el 15 de Julio me encargaron trabajos absurdos ( pegar sellos en modo radio ) . Se anunció que yo continuaba en el equipo de deportes pero jamás me encargaron nada de antena concerniente a hablar del Valencia CF, Levante Ud…etc. Me apartaron del micrófono sin dar ninguna explicación, ni a mi ni a los oyentes (que dicen que son los más importantes ). Por todo esto me sentí claramente presionado.

Desde hace 5 meses (13 Mayo 2020 ) no hablo, ni ya hablaré por el micro de la SER. Nadie sabía si yo estaba enfermo, si había emigrado a Singapur, si me había retirado o si estaba de vacaciones eternas. Me sentí censurado. Apagaron mi micrófono y borraron mi voz . Inaudito en la SER que yo había conocido desde 1985.

Me vi en una situación diabólica: relevado de todas mis funciones, marginado con la excusa del teletrabajo en mi casa, haciendo trabajos absurdos , no contaban conmigo ni hablaba en ninguno de los programas diarios, tampoco me despedía la empresa , ni podía buscar otro trabajo salvo que dimitiese de mis 31 años de antigüedad laboral y se los regalase al responsable de mi bloqueo y desaparición radiofónica.

Así que me vi obligado, otra vez, a acudir al juzgado para invocar la extinción indemnizada del contrato ( Articulo 50.1 Estatuto de los Trabajadores ) junto con otros incumplimientos empresariales, tendentes a provocar mi dimisión por humillación o agotamiento. Necesité ayuda de todo tipo. Médica también.

Y en la ayuda jurídica encontré a mis amigos y abogados: Pablo Delgado y Belén Gil. Excelentes como amigos. Sublimes como abogados. Excelsos como personas. Gracias. Les considero familia.
Minutos antes de celebrarse el primer juicio el pasado 28 de Octubre, la SER ofreció un acuerdo extrajudicial dándome la razón, reconociendo la causa de extinción de contrato que yo demandaba e indemnizándome. Acepté porque era la manera en que quedaba libre rápidamente , salía del asedio vivido y ponía fin así al calvario que empezó en Marzo de 2019 y acababa el 13 de Noviembre de 2020. No era mi deseo irme , pero se había convertido en mi necesidad humana, laboral y de salud.

Pido perdón a la SER y a los oyentes por los errores que haya podido cometer en los más de 8.000 programas que habré dirigido en 35 años y más de 1.600 partidos que habré narrado. Me voy agradecido a la SER , a todos mis compañeros y a mis anteriores Directores Generales , Regionales y Locales. Desde Eugenio Galdón e Ismael Mascarell a Vicente Giménez y José Carlos Herreros. Gracias por confiar en mi siempre, sin querer controlar mi boca y mi cabeza , aunque el micrófono fuese de la SER y no mío, si bien yo lo defendía como si así lo fuera.

Aunque es mi derecho … y sin ser hipócrita, lamento percibir una evitable indemnización de la SER ( y no de quien provocó la situación ) cuando 1.200 compañeros ven reducido su salario cada mes por el ERTE.

Separo tanto a la SER , de sus dirigentes circunstanciales, que si algún día se dieran las circunstancias para regresar , estaría dispuesto a devolver la indemnización percibida, siempre y cuando no tuviera que depender laboralmente de los 2 Directores ( Daniel Gavela y Bernardo Guzmán) que provocaron esta ruptura perjudicial para todas las partes. A mi me hacía más feliz trabajar en paz en la SER que el dinero recibido.

Mi futuro a partir de ahora lo elegiré con calma. No sé todavía cual es. Cuando lo sepa lo iré comunicando. Me gustaría seguir haciendo radio , pero además ahora haré otros proyectos periodísticos ( como recuperar yosoynoticia.es ), televisivos , literarios, empresariales , una Escuela de Radio privada … . todo ello sin el yugo y la camisa de fuerza de quien yo consideraba que, por complejos de pequeñez, de obtusa mentalidad o de falta de visión , ni me dejaba crecer dentro, ni fuera de la SER.

La SER afronta retos y amenazas importantes de audiencia que deben ser tratados sin altanería, respetando al rival y sobre todo respaldando (externamente) siempre a tus profesionales, incluso en sus errores. En mi opinión uno de los dos motivos de mi salida, no ha sido el programa, sino claudicar a las presiones de Meriton y/o Anil Murthy.

A la SER le mantengo mi gran cariño y mi recuerdo eterno. Aquí un humilde periodista con mil defectos pero con un sello: lo dejé todo y lo di todo en el micrófono, hasta que me lo arrebataron por lo que yo entiendo como el segundo motivo de mi salida : una venganza por la sentencia ganada. En mi opinión lo convirtieron en algo personal.
Le deseo suerte y salud a todos mis compañeros, incluidos Gavela y Guzmán …y sobre todo a mis cientos de amigos que dejo en la SER , aún más a los que en estos malos momentos se han preocupado humanamente por mi . Ellos saben quién soy yo …y ahora yo, también sé mucho mejor, quien es quien.

A los oyentes los echo de menos con toda mi alma. En mi teléfono de contacto con ellos ( 692 511 555 ) he recibido un torrente de cariño y afecto sincero, que no me esperaba y que me ha curado decenas de heridas internas. Os quiero familia.

El próximo Lunes a las 15 h publicaré aquí un enlace de IVOOX y Youtube con una edición única y exclusiva de un programa que llamaré “ SIN ATADURAS “ para explicar con todo detalle y de forma más amplia lo que aquí he resumido. Merecéis saber lo ocurrido.

Y como yo no me avergüenzo de nada de lo sucedido , no me limita ni me preocupa más confidencialidad que mi innegociable lealtad a la institución de la Cadena SER , pero mi permanente auto exigencia de transparencia con los oyentes.

Fdo. Pedro Morata Calvo

Tags

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: