Síguenos

Sucesos

Derriban la histórica alquería Forn de la Barraca tras detener a cuatro personas durante el desalojo previo

Publicado

en

VALÈNCIA, 27 Sep. – Agentes de la Guardia Civil han detenido a cuatro personas durante el desalojo de los concentrados alrededor del Forn de la Barraca para tratar de evitar su demolición con motivo de la ampliación de la V-21, según han confirmado fuentes de Delegación de Gobierno. La histórica barraca ya ha sido derribada, según ha confirmado la asociación Per l’Horta.

Dos de los detenidos eran dos activistas que se habían encaramado al tejado de esta barraca centenaria, un tercero una mujer que se había encadenado a una de las ventanas y el cuarto, otra que supuestamente mantuvo algún enfrentamiento con un agente de la Guardia Civil, que había establecido un dispositivo para llevar a cabo el desalojo.

No obstante, según ha explicado la actriz y exdiputada de Podemos, Rosana Pastor, miembro de la plataforma Per l’Horta que ha estado en el lugar, la detención de esta última mujer se ha producido cuando intentaba ayudar a otra persona.

Además, ha apuntado que los diez activistas que han pasado la noche en el interior de la barraca para intentar impedir la entrada tienen contusiones y presentan moraduras en los brazos por los golpes sufridos al ser desalojados con los escudos que llevaban los efectivos antidisturbios.

Uno de ellos le ha trasladado que tiene un fuerte dolor en el cuello por haber sido zarandeado. No obstante, no tiene constancia de que hayan precisado asistencia médica.

La exdiputada ha criticado el despliegue de la Guardia Civil, que ha incluido un helicóptero, al considerar que ha sido «totalmente desproporcionado» y se asemejaba más a un «dispositivo antiterrorista».

El desalojo de las diez personas que han pasado la noche en el interior de la barraca ha comenzado sobre las 6.30 horas. Dos de ellos se han encaramado al tejado y una tercera mujer se ha encadenado a una ventana para tratar de impedir el inicio del derribo. Las detenciones se han llevado a cabo apoyadas por un helicóptero y con un camión de bomberos, que ha desplegado la cesta de la escalera para que los efectivos pudieran acceder al tejado.

Pastor ha señalado que sobre las 10.00 horas se ha escuchado los primeros golpes de la pala contra los muros de «esta centenaria barraca que desde 1907 lleva sirviendo como horno a toda la población de esta huerta valenciana».

Además, ha advertido que los trabajos de demolición han comenzado sin tener constancia de que haya extraído la totalidad de material contaminante que aún alberga, fibrocemento con amianto, lo que es «ilegal».

Media hora más tarde ya es «un montón de ruinas», ha constatado Per l’Horta en un tuit, en el que advierte de que con acciones como esta del Gobierno de Pedro Sánchez es «como se provoca el Cambio Climático. ¡Abramos paso a los coches! ¡Sumemos otro carril!, se lamenta.

‘L’HORTA VIVA, NO TERRA MORTA’
Asimismo, el propietario de la barraca está llorando abrazado a algunos de los más de centenares de vecinos y ecologistas que se están congregando frente a la barraca al grito de ‘L’Horta viva, no terra morta’.

Unides Podem-Esquerra Unida presentó este miércoles en Les Corts una propuesta de urgencia para exigir al Gobierno central la paralización de la ampliación de la V-21, aunque finalmente no salió adelante al contar solo con el apoyo de Compromís.

Por su parte, el PSPV, tercer socio del gobierno valenciano del Botànic II, rechazó esta proposición no de ley (PNL) de tramitación inmediata –tenía que sumar a toda la cámara para salir adelante– al alegar que la actuación es «mínimamente intrusiva» y respeta tanto la Ley de la Huerta de València como su Plan de Acción Territorial de Protección, aprobados la pasada legislatura por el Botànic.

Fuente: (EUROPA PRESS)

Sucesos

Citan a declarar 2 médicas por la muerte del niño que fue 5 veces a Urgencias

Publicado

en

Citan a declarar 2 médicas por la muerte del niño que fue 5 veces a Urgencias
EFE.
Audiencia Provincial de Alicante.

Alicante, 30 sep (EFE).- Una juez ha citado a declarar en calidad de investigadas (antes imputadas) a una médica del hospital de Elda y a otra de un centro de salud de Petrer por posible negligencia en relación a la muerte del niño de 8 años que falleció en octubre de 2020 de peritonitis tras pasar cinco veces por Urgencias.

En una providencia a la que ha tenido acceso EFE, la juez de Instancia e Instrucción número 3 de Elda ha citado a las dos facultativas para el próximo 12 de diciembre con el fin de que declaren como investigadas acompañadas de un abogado, en un caso en el que pudo haber una mala praxis.

Los hechos ocurrieron en octubre de 2020 cuando el pequeño de 8 años se quejó repetidamente de un fuerte dolor abdominal y su abuela, que tenía la patria potestad, lo llevó hasta en cinco ocasiones a los servicios de Urgencias del ambulatorio y del hospital, donde pese a las continuas visitas tan solo se le practicó un análisis de orina y se le administraron medicamentos contra los vómitos, según narró la abuela en el vídeo colgado en una red social que desveló el caso.

La autopsia, practicada por el Instituto Anatómico Forense, certificó que a las 9 horas del miércoles 28 el niño falleció de peritonitis.

La citación de las dos médicas se produce después de recibirse en el juzgado que lleva el caso el informe de una perito en el que se concluye que pudo haber «mala praxis» médica con unas consecuencias «ominosas» porque no se actuó conforme a los conocimientos sanitarios, ya fuera por «ignorancia o por desidia».

Este informe apunta que fue «un error» no haber realizado exploraciones complementarias al menor pese a la sintomatología que presentaba el paciente.

Entre los argumentos que justifican la presunta mala praxis, que el informe médico del 26 de octubre del hospital General de Elda se rellenara con un texto predeterminado sin incluir casi ninguno de los síntomas que presentaba el pequeño, que fue al centro sanitario derivado por el pediatra de atención primaria porque vomitaba de siete a nueve veces diarias durante más de 48 horas y con dolor abdominal de tipo cólico.

La perito señala que en el informe del hospital de ese día 26 no se especifica que tuviera ojeras, lo que denotaba deshidratación; ni obesidad; que se escribió que no tenía ningún dolor a la palpación cuando eso era contradictorio con el diagnóstico del centro de salud; que tampoco se especificó que tuviera foliculitis ni se tomó su frecuencia cardíaca, pese a que éste es un parámetro «fundamental» en la atención a un paciente pediátrico.

La perito especialista concluye que «no se realiza ninguna exploración complementaria», como una ecografía abdominal (prueba de la que aclara que tiene un bajo coste y que se realiza sin radiación) ni una analítica de sangre, pese a que lleva más de dos días vomitando y había sido derivado al hospital desde la atención primaria, debido precisamente a que en el hospital es donde se cuenta con los medios necesarios para dar con un diagnóstico.

En el informe de alta del hospital se recomienda volver a Urgencias si el niño vomita «mucho», lo que para la perito es incongruente porque ya se sabe que lo ha hecho de 7 a 9 veces diarias durante varias jornadas, y también se aconseja un control por su pediatra en 24-48 horas, cuando dicho pediatra es el que ha derivado en dos ocasiones al pequeño al hospital.

Además, la perito indica que al menor se le administró un medicamento que no está recomendado en niños y que pudo ayudar a que se aceleraran los acontecimientos.

El pequeño falleció finalmente por una parada cardiorrespiratoria secundaria a una sepsis de origen abdominal a raíz de una infección en el intestino grueso que, al no ser tratada a tiempo, evolucionó a una infección que afectó a todo el abdomen, con afectación al páncreas, el estómago y el diafragma.

Continuar leyendo