Síguenos

Salud y Bienestar

Descubre por qué esta es la reina de las frutas de verano

Publicado

en

Descubre por qué esta es la reina de las frutas de verano
Pixabay
Descubre por qué esta es la reina de las frutas de verano-PIXABAY

«Citrullus lanatus, comúnmente llamada sandía, acendría, sindria, patilla, aguamelón o melón de agua, es una especie de la familia Cucurbitaceae. Es originaria de África con una gran presencia y difusión en todo el mundo.» Esto es lo que pone la wikipedia de ella, pero lo bien cierto es que no hay palabras para describir su sabor refrescante, con ese rojo tan apetitoso, que la convierte en la estrella de las sobremesas en la playa, bajo una pinada o en la cocina. No importa el lugar, ella siempre está ahí para soportar mejor el calor.

Hay otras muchas frutas estivales como el melón, el melocotón, la nectarina, las cerezas, pero sin duda la sandia es la reina del verano. Si todavía no lo tienes claro, Official Press te explica por qué la sandía la reina de las frutas de verano.

Hidratante

Deliciosa, dulce y refrescante, nos aporta una gran cantidad de agua y fibra debido a que está compuesta por al menos 90% de agua. En rodajas, troceada, en batido, da igual la manera, lo que no hay duda es que no puede faltar en nuestra mesa en verano. Limpia tu organismo desde dentro, aportando esa hidratación extra para afrontar el calor de los meses de julio y agosto.

Perfecta para la dieta

La sandía te ayuda a cuidarte por dentro y por fuera ya que es una de las frutas con menos grasas y calorías (cada 100 gramos de esta fruta contiene únicamente 30 calorías). Ten siempre listo un trozo para disfrutar de su sabor y así mantener una alimentación sana. Su alto contenido en agua te ayudará a evitar la retención de líquidos.

Por cada 100 gramos de sandía obtenemos:

  • 30 kcal.
  • 0,4 gramos de fibra.
  • 112 mg de potasio.
  • 10 mg de magnesio.
  • 7,55 gramos de hidratos de carbono.
  • Vitaminas como el ácido pantoténico y la provitamina A.

Carga las pilas

Si cada vez que le das un bocado, notando su jugoso líquido chorrear por tu boca, no puedes evitar sonreír es normal. Porque además de rica en sabor, esa sensación de felicidad tiene que ver con la vitamina B6 que contiene, que se vincula directamente con la hormona de la felicidad, la dopamina.

Además es una fantástica manera de recargar las pilas de forma natural ya que tan solo una porción de sandía diaria puede aumentar tus niveles de energía hasta en un 23%.  Por si no fuera suficiente, su contenido de magnesio aportará a tu cuerpo esa energía que necesitas.

Perfecta para el corazón

Sí sí, como lo oyes. Según algunos estudios, consumir sandía podría resultar beneficioso para la salud cardiovascular. 

Esta fruta también promueve el metabolismo de arginina y citrulina, lo cual es muy bueno para el corazón y la hipertensión.

Según los expertos el licopeno, las vitaminas A, B6 y C, y los minerales magnesio y potasio son los nutrientes que permiten cuidar y prevenir problemas del corazón.

Propiedades afrodisíacas

Muy pocos pueden negar el erotismo que envuelve a esta fruta. Además se ha descubierto gracias a algunos estudios que esta fruta contiene propiedades afrodisíacas que sirven para aumentar la potencia en los hombres y solucionar la disfunción eréctil. Algunos la consideran la viagra natural. Sin duda estamos ante la fruta del amor.

Reduce el acné, rejuvenece la piel, contiene un alto nivel de antioxidantes, alivia la fatiga muscular… ¿de verdad necesitas más pruebas? La sandía es la reina del verano.  ¿A qué esperas para disfrutar de todo su sabor?

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram y también puedes suscribirte a nuestro canal de WhatsApp.

 

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

¿Cuáles son los síntomas de un infarto?

Publicado

en

sintomas infarto

Los síntomas de un infarto son variados. El ataque cardíaco se produce cuando se bloquea o se reduce gravemente el flujo de sangre que va al corazón. Por lo general, la obstrucción se debe a una acumulación de grasa, colesterol y otras sustancias en las arterias del corazón (coronarias). Los depósitos de grasa que contienen colesterol se llaman placas.

El proceso de acumulación de placas se llama ateroesclerosis.

A veces, una placa puede romperse y formar un coágulo que bloquea el flujo de sangre. La interrupción del flujo de sangre puede dañar o destruir una parte del músculo cardíaco.

El ataque cardíaco también se conoce como infarto de miocardio.

Si se produce un ataque cardíaco, es necesario recibir tratamiento de inmediato a fin de evitar la muerte. Llama al 911 o busca atención médica de emergencia si crees que estás teniendo un ataque cardíaco.

Síntomas de un infarto

Los síntomas de un ataque cardíaco varían. En algunas personas, estos síntomas son leves. Otras personas tienen síntomas graves. Algunas personas no presentan síntomas.

Los síntomas frecuentes de un ataque cardíaco incluyen:

  • Dolor en el pecho que puede sentirse como presión, opresión, dolor, o sensación opresiva o de dolor.
  • Dolor o molestias que se propagan al hombro, al brazo, a la espalda, al cuello, a la mandíbula, a los dientes o, a veces, a la parte superior del abdomen.
  • Sudor frío.
  • Fatiga.
  • Acidez estomacal o indigestión.
  • Aturdimiento o mareos repentinos.
  • Náusea.
  • Falta de aire.

Las mujeres pueden tener síntomas atípicos, como dolor punzante o breve en el cuello, el brazo o la espalda. A veces, el primer síntoma de un ataque cardíaco es un paro cardíaco repentino.

Algunos ataques cardíacos se producen de repente, pero muchas personas tienen signos y síntomas de advertencia horas, días o semanas antes. El dolor en el pecho o la presión (angina) que persiste y no desaparece con el descanso puede ser un signo de alarma temprano. La angina de pecho es el resultado de un descenso temporal del flujo sanguíneo hacia el corazón.

Cuándo debes consultar con un médico

Busca ayuda de inmediato si crees que estás teniendo un ataque cardíaco. Adopta las siguientes medidas:

  • Llama a emergencias. Si crees que estás teniendo un ataque cardíaco, llama inmediatamente al 911 o al número de emergencia local. Si no tienes acceso a servicios médicos de urgencia, pídele a alguien que te lleve al hospital más cercano. Conduce solamente si no queda otra opción.
  • Toma nitroglicerina si te la recetó el proveedor de atención médica. Tómala según las instrucciones mientras esperas la ayuda de emergencia.
  • Toma aspirina, si el médico lo recomienda. El consumo de aspirina durante un ataque cardíaco podría reducir el daño cardíaco al evitar que la sangre forme coágulos.La aspirina puede interactuar con otros medicamentos, así que no la tomes a menos que el proveedor de atención médica o el personal médico de emergencia te lo indiquen. No retrases la llamada al 911 para tomar aspirina. Llama primero al número de emergencias.

Qué hacer si ves que una persona podría estar teniendo un infarto

Si una persona está inconsciente y piensas que está teniendo un ataque cardíaco, primero llama al 911 o al número local de emergencias. Luego, verifica si la persona está respirando y si tiene pulso. Si la persona no respira o no le encuentras pulso, comienza a realizarle reanimación cardiopulmonar (RCP).

  • Si no has recibido capacitación para la reanimación cardiopulmonar, realiza la reanimación solamente con las manos. Es decir, presiona el pecho de la persona con firmeza y rapidez (entre 100 y 120 compresiones por minuto).
  • Si has recibido capacitación para la reanimación cardiopulmonar y te sientes seguro de poder hacerlo, comienza con 30 compresiones en el pecho antes de hacer dos respiraciones de rescate.

Continuar leyendo