Síguenos

Salud y Bienestar

El consumo excesivo de ibuprofeno puede provocar pérdida de audición en mujeres

Publicado

en

Un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology detalla que han hallado una relación directa entre la toma excesiva de ibuprofenos con la pérdida de audición en las mujeres.

Tras un estudio realizado a 55.850 mujeres, con edades entre 44 y 69 años, se detectó que, aquellas que habían ingerido ibuprofeno durante más de seis años, tenían hasta un 10% más de riesgo de tener pérdida de audición. Según recoge la revista Time el autor principal del estudio, el doctor Gary Curhan, del Hospital Brigham y de la Mujer en EEUU, dijo que «la pérdida de audición es muy común y puede tener un profundo impacto en la calidad de vida».

«Encontrar a los factores de riesgo modificables podría ayudar a identificar maneras de menor riesgo comienza antes de la pérdida y la progresión lenta en los que oyen con pérdida auditiva».

«Me preocupa que la gente piense que el Ibuprofeno y el Paracetamol son completamente seguros, y que no necesitan pensar en sus potenciales efectos secundarios», señala Curgan en la entrevista para la revista Time.

«Uno de los mensajes que tratamos de sensibilizar a la gente es que, aunque si bien estos medicamentos son de venta libre, y no necesitan receta médica, son seguros para el uso a corto plazo. Sin embargo, en medida que las personas lo tomen a largo plazo podrían verse seriamente afectadas con este problema, Hay que prevenir a la gente, ya que no siempre se tiene en cuenta esta información», finalizaba Curhan.

Advertisement
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pingback: El uso excesivo de analgésicos puede provocar pérdida de audición en las mujeres – MAH

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

Un fármaco experimental contra el alzhéimer logra frenar la enfermedad

Publicado

en

farmaco experimental alzheimer

Lecanemab, el fármaco experimental para tratar el alzhéimer que ha sido desarrollado por Eisai y Biogen, ha demostrado su eficacia para frenar el deterioro cognitivo en un 27% de los casos.

Efectos secundarios del fármaco

La parte negatica es que también se ha asociado a efectos secundarios graves, con el fallecimiento de dos pacientes, según los datos del ensayo clínico presentado por las dos compañías farmacéuticas.

La administración del medicamento se asoció con una inflamación del cerebro en un 12,6% de los participantes del ensayo, un efecto secundario ya detectado en fármacos similares.

El 14% de los pacientes padecieron microhemorragias cerebrales, mientras que otros cinco pacientes sufrieron hemorragias de mayor consideración.

Dos fallecimientos

Los dos fallecimientos están siendo analizados en detalle para determinar si estuvieron causados por la administración del medicamento. Por ello, las conclusiones del estudio recalcan que el fármaco «fue asociado con efectos adversos» y subrayan la necesidad de «ensayos más prolongados para determinar la eficacia y la seguridad del lecanemab en el alzhéimer temprano».

Fármaco experimental contra el alzhéimer

Los datos del ensayo clínico, que se han publicado en The New England Journal of Medicine, muestran que el tratamiento con lecanemab redujo la demencia clínica en un 27% en comparación con un placebo. En el estudio participaron 1.800 pacientes de entre 50 y 90 años, en fase temprana de alzhéimer, a los que se les hizo un seguimiento durante 18 meses.

«Todos estos medicamentos reductores de amiloide conllevan un riesgo de mayor hemorragia cerebral», ha valorado Ronald Petersen, de la Clínica Mayo en Rochester (Estados Unidos), quien recalca que «tanto en los resultados principales, como en los secundarios, la reducción de amiloide es bastante impresionante».

Cautela ante los resultados

Si bien los resultados del ensayo de lecanemab son contundentes, todavía es «muy pronto» para determinar si los efectos son clínicamente significativos, según ha valorado el doctor Kristian Steen Frederiksen, de la Universidad de Copenhague. «El alzhéimer es una enfermedad extremadamente compleja y es poco probable que el amiloide sea su única causa», opina, por lo que es difícil que «apuntar a un solo objetivo produzca efectos extraordinarios».

Es la primera vez que los ensayos clínicos muestran unos resultados tan prometedores con respecto a un fármaco contra el alzhéimer, aunque la comunidad científica se muestra cautelosa, basándose en el resultado de medicamentos similares.

Continuar leyendo