Síguenos

Extraofficial

El drama de las sociedades musicales provocado por la pandemia

Publicado

en

València, 11 sep (OFFICIAL PRESS-EFE).- Pérdida de alumnado en las escuelas, retrasos en el pago de las subvenciones, disminución de afiliados y rescisión de contratos para actuaciones son las principales consecuencias que han sufrido las sociedades musicales de la Comunitat Valenciana a causa de la pandemia del coronavirus.

Así lo refleja un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) que analiza el impacto de la covid-19 en estas sociedades musicales y que revela que para tres de cada cuatro de estas entidades, el 74,2 por ciento, el impacto de la pandemia ha sido alto o muy alto.

El trabajo pone cifras a la realidad a la que se han enfrentado estas entidades desde el inicio de la pandemia y detalla que el 63 % de las agrupaciones vieron reducidos sus ingresos como resultado de la pérdida de alumnado; los retrasos en el pago de las subvenciones; la disminución de afiliados; y la rescisión de contratos con ayuntamientos y asociaciones para su actuación en fiestas populares.

En el lado positivo, el estudio destaca cómo a lo largo de la pandemia las sociedades musicales han demostrado su poder de resiliencia y su capacidad de adaptación «con un encomiable espíritu de lucha, defendiendo lo cultural, lo artístico, lo educativo y, por supuesto, su función cívica y social».

«Todo ello se ha reflejado tanto en las inversiones que la mayoría de las sociedades musicales no dudaron en realizar en sus escuelas, como la contratación de más docentes o compra de nuevo material, así como en la adaptación a las nuevas formas de docencia derivadas de la pandemia», apunta a EFE Ángela Carabal, investigadora del Microcluster de Investigación en Industrias Culturales y Creativas, Turismo y Tecnología y profesora del Departamento de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la UPV.

Actualmente, según datos de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV), en todo el territorio valenciano hay alrededor de 1.100 bandas musicales y más de 600 centros educativos; la cifra de músicos ronda los 40.000 y la de socios se sitúa alrededor de los 200.000.

Para la realización de este estudio, el equipo de la UPV distribuyó entre las sociedades musicales una encuesta cuyo objetivo era evaluar el impacto tanto social, como económico, artístico y docente de la pandemia en su día a día.

PÉRDIDA DE INGRESOS Y CANSANCIO DE VIVIR ONLINE

En el ámbito de la docencia, el estudio constata el gran impacto de la pandemia en las escuelas de música y, entre otras consecuencias, refleja que redujeron las tarifas porque los estudiantes no podían utilizar sus instalaciones, con lo consecuente hubo disminución de ingresos.

Alude además a la «fatiga on line» del alumnado, debido a que durante el cierre, los centros de primaria e institutos también se vieron obligados a adaptar sus clases a esta nueva modalidad.

Los estudiantes se cansaron de “vivir en línea”, lo que, como recoge el estudio, «provocó el cierre anticipado del año académico musical», según la catedrática Virginia Santamarina, coautora del estudio y coordinadora del Microcluster de Investigación en Industrias Culturales y Creativas, Turismo y Tecnología de la UPV.

Junto a Ángela Carabal y Virginia Santamarina, en el estudio han participado Guillem Escorihuela, del Institut Superior d´Ensenyances Artístiques de la Comunitat Valenciana (ISEACV) y Javier Pérez, director de la Escuela de Música del Centro Artístico Musical de Moncada.

PÉRDIDA DE SUBSIDIOS Y DE ALUMNOS

Otra situación que recoge el trabajo es la pérdida de subsidios por parte de las escuelas de música, que les obligó a recurrir a solicitar préstamos bancarios para mantener la nómina de los profesores.

En concreto, el 19,4 % de las sociedades declararon que tuvieron que acogerse a ayudas estatales y los profesores pasaron a trabajar en periodos alternos.

También algunas se vieron obligadas a rescindir los contratos de sus profesores, especialmente para las clases de “lenguaje musical” y “conjunto instrumental” o tuvieron que hacer uso del sistema de ayudas del Gobierno español para directores de bandas sinfónicas.

En cuanto a la pérdida de alumnos, afectó a prácticamente 9 de cada 10 escuelas. «Esta situación provocará en el futuro, una disminución de músicos en las sociedades musicales», aseguran las autoras del estudio.

Las edades en las que la tasa de abandono fue mayor fueron el grupo de 5-6 años, con un 23,36 %, seguido del grupo de 7-8 años y el grupo de 3-4 años, ambos con una cifra del 19,96 %.

«Si tenemos en cuenta que las Sociedades musicales se financian de las cuotas de asociados, venta de lotería, modalidades de subvenciones de las administraciones locales y regionales, así como contratos de colaboración por conciertos o actuaciones en fiestas populares, y que hay una fuente de ingresos directamente ligada a su función pedagógica como son las subvenciones destinadas a escuelas de música, podemos imaginar el gran impacto económico que ha supuesto esta situación de inactividad o actividades limitadas», añade el profesor Guillem Escorihuela.

ADAPTACIÓN Y COMPROMISO

A pesar de todo ello, de cara al futuro, el 79,4 % de las sociedades musicales que han participado en el estudio manifiestan estar preparadas para nuevos cierres en sus escuelas, porque han desarrollado sistemas alternativos que han funcionado bien, tanto para estudiantes como para docentes.

«Este es un porcentaje muy elevado, que demuestra la capacidad de adaptación y compromiso de nuestros centros», destaca el profesor Javier Catalá.

Ángela Carabal señala que «las sociedades musicales, pese al panorama que por la Covid, han demostrado su capacidad de adaptación, siendo gran parte del tejido social de la Comunitat Valenciana, y continuando con su encomiable labor de transmitir su legado, que es una gran parte de la cultura y el patrimonio local, vinculadas a las industrias creativas y culturales, siendo centros de transmisión de conocimientos intergeneracionales».

El trabajo ha sido publicado en abierto por la editorial Springer como parte del libro “Music as Intangible Cultural Heritage”, editado por Virginia Santamarina, junto a Blanca de Miguel y María de Miguel, ambas también investigadoras del Microcluster de Investigación en Industrias Culturales y Creativas, Turismo y Tecnología de la UPV, y Rafael Boix, de la Universitat de València.

Extraofficial

Bullying: ¿Cómo gestionar el acoso escolar? La psicóloga Ana Cabello responde

Publicado

en

Acoso escolar: “En centros de enseñanza, acoso que uno o varios alumnos ejercen sobre otro con el fin de denigrarlo y vejarlo ante los demás.”

Bullying: “Tipo de comportamiento violento e intimidatorio que se ejerce de manera verbal, física o psicológica entre niños y adolescentes durante la etapa escolar así como a través de las redes sociales.”

Muchas son sus definiciones. Pero lo llamemos como lo llamemos, le pongamos el nombre que le pongamos el acoso escolar o bullying es un grave problema de la sociedad, una lacra que afecta a la población infantil y juvenil y que tiene graves consecuencias psicológicas, poniendo en riesgo en ocasiones la vida del menor.

Con el regreso a las aulas los datos son aterradores: el bullying por redes sociales y las agresiones grupales entre alumnos crecen un 65%. De hecho este último tipo de actos ha crecido de manera alarmante como estamos viendo estos días en los medios con casos realmente preocupantes por su extrema violencia.

No es cosa de niños, es responsabilidad de todos. Cada primer jueves de noviembre se celebra cada año el Día Internacional contra la Violencia y el Acoso Escolar, incluido el Ciberacoso. Pero no debemos recordar estos hechos atroces tan solo en esa fecha. Debemos hacer frente a esta barbarie que sufren a diario muchos menores en busca de soluciones, para evitar sufrimiento y que en ocasiones el acosado no pueda soportarlo y  ponga fin a sus vida.

La psicóloga infantil y de adultos Ana Cabello de la Clínica Cabalta nos da algunas claves sobre este tipo de violencia física y psicológica que sufren muchos menores.

EL BULLYING EN LA ACTUALIDAD sí que ha cambiado, antes era más fuerte, en los colegios antes estaba más permitido. Ahora aparentemente no está permitido pero depende del centro. Existe el protocolo antibullying pero es verdad que a veces les cuesta aplicarlo. Les cuesta ponerlo en marcha. Hay colegios que tienen muy buena respuesta y hay colegios que les cuesta, es como que restan importancia. La sociedad a veces restamos importancia. Es como “bueno no es para tanto” o incluso alguna profesora ha llegado a decir “es que este niño es rarito”. Es como que sin querer el adulto minimiza el problema. Entonces si yo como adulto minimizo no se soluciona.»

EL ACOSO EN OCASIONES ES MÁS «INVISIBLE»  y es más difícil que se reduzca. Por ejemplo en formas mas sibilinas como sucede en caso de mujeres. Entre ellas por norma general no es un bullying tanto de pegar sino que es más de insulto, de mirada, de risas, un tipo un poco más diferente y que cuesta más de diferenciar en si es o no un acoso. Esto es una parte muy importante porque muchas veces es muy difícil de demostrar porque están en un límite que es muy difícil, no puede decir «esta persona me esta pegando» que es más demostrable. Aunque últimamente también vemos que también las mujeres pasan esa línea y hay pelea.»

EL BULLYING NO ES CUESTIÓN DE SEXOS aunque generalmente los chicos son más de contacto, más acostumbrados al contacto físico incluso las peleas entre hermanos mientras que las mujeres somos más comunicadoras y más verbales. Pero estamos viendo que está pasando esa barrera y que las mujeres llegan al límite de querer pegar, de la amenaza, de buscar ese corrito, de buscarte y meterte miedo, en un grupo acorralarte hacer corro eso también está apareciendo. Pero luego hay un bullying como más sibilino que es más difícil de demostrar y que la persona lo pasa muy mal. De hecho hay pacientes que ya están con denuncias pero es todo tan al límite que no le ha pegado la paliza, pero es lo que dice si me pega la paliza me pone la orden de alejamiento pero si no me la pega me están esperando bajo de mi casa, me está mirando, me estás persiguiendo por la calle, es un acoso en realidad.»

LA EDUCACIÓN EN CASA  va a ser un factor de protección y sobre todo si son padres que intentan dar una buena educación en cuanto a valores y de respeto. Pero por otro lado influye en que los padres cuando ocurran estas cosas no miren para otro lado sino que intenten abordar el tema, que tengan una buena comunicación con sus hijos que aborden las situaciones de conflicto, que intenten fomentar los valores de empatía eso es lo que va a proteger. Eso va a ser un factor de protección totalmente si yo educo con esos valores.»

LAS REDES SOCIALES. En casos que yo he trabajado he llevado niños que eran aun pequeños y que no tocaban móvil y otros casos que sí. Son muy de crear perfiles falsos para generar el malestar en la persona. La respuesta es ir a la policía para denunciar el tema de los perfiles. El problema es que lo que hacen las familias del menor acosado es producir un aislamiento del niño o la niña por miedo. Pero claro si yo me quito redes sociales que es mi forma de relacionarme para no sufrir esto pues eso es un problema. Acabamos aislando a la víctima.»

EL PERFIL DEL ACOSADOR es el de una persona más agresiva que a lo mejor también ha podido pasar o no algo similar. O es una persona que busca de encontrar el liderazgo pero desde la agresividad, desde “tengo el poder» desde la parte agresiva o también puede ser que haya vivido o esté pasando momentos de malestar emocional, es decir son personas que no son seguras. En el fondo de esa persona no hay una seguridad. Puede ser que estén viviendo momentos problemáticos a nivel familiar o que incluso a lo mejor tenga ciertas inseguridades y este poder y esta agresividad les da ese poder que no tienen. Tiene que ver con el sentimiento de la persona, de cómo esta esa persona, si yo soy una persona que estoy viviendo un mal momento en casa o que  no me encuentro bien conmigo mismo toda esa rabia hay gente que la proyecta en otras personas  entonces sale esa inseguridad y sale hacia otras personas entonces me rio del otro me meto con este me meto con otro. Pero yo creo que parte más de la persona y evidentemente de los valores de casa. Si en mi casa eso me lo machacan mucho y me dicen que eso no está bien y si lo hago con mi hermano o con mi primo me lo reconducen pues yo creo que eso me va ayudar.»

UN MENSAJE PARA EL ACOSADO es que tienen que ser ellos mismos, que tienes cosas buenas dentro de ti y que las tienes que sacar y hacer ver a los demás, que tienes que buscar apoyos en un deporte, en personas que te quieren, familiares, amigos y buscar esas personas que realmente sí que son personas importantes para  vosotros. Y luego ponerle fin a la situación, buscar otros apoyos que ayuden a poner fin a la situación: desde si hace falta policía, pedir ayuda al colegio y sobre todo pedir ayuda a los padres para que les ayuden a gestionar el problema porque es un problema que llega ya a ser de adulto, porque son niños y no lo pueden gestionar ellos solos sin un adulto; porque si los padres no se meten por medio a los colegios les cuesta poner medidas.»

MENSAJE PARA EL ACOSADOR. Que se mire un poco hacia dentro. Que se pongan en lugar del otro y que vea si toda esa agresividad que tiene realmente tiene que ver con algo que está viviendo y que tenga que cambiar de su propia vida. Las personas cambian y pasan por distintas fases en la vida y a lo mejor lo que tal vez en la infancia o en la adolescencia no te ha hecho click en otro momento de repente dices «cómo he hecho yo esto.»

 

LA CULTURA COMO AYUDA

En OfficialPress hemos preparado una selección cultural para tratar de hacer frente al acoso escolar desde el mundo de la cultura.

–Una de las válvulas de escape de cualquier persona que se siente atrapada es la MÚSICA. Muchos son los artistas que han querido aportar su granito de arena para apoyar a todos aquellos que sufren o han sufrido acoso escolar.

Todos recordamos el tema «Se buscan valientes» de El Langui sin duda todo un himno contra este tipo de violencia.

Otro caso destacado es el del rapero Subze quien junto al cantautor Diego Ojeda nos trajeron el tema Stop Bullying en la que se habla de dos historias de acoso, la de un chico estudioso  y la de una chica que sufre problemas de autoestima por los cánones de belleza.

 

 

 

–En el mundo de la LITERATURA  muchos autores han unidos sus plumas para crear todo un ejercito de palabras en forma de libro para luchar contra el bullying. Aquí tienes algunos ejemplos que tal vez te ayuden.

«Sé más tú: Una historia de bullying con final feliz» de la youtuber Carla Laubalo que nos cuenta su experiencia propia y cómo superó el acoso que sufrió;

«La lección de August» de R.J. Palacio.

«El club de los raros» de Jordi Sierra i Fabra.

«Y luego ganas tú: cinco historias contra el bullying» escritas por conocidos influencers de las redes.

–El mundo de la gran pantalla también se ha puesto manos a la obra contra el acoso escolar y en ocasiones nos ha dejado PELÍCULAS inspiradoras en las que apoyarse y no sentirse solo.

«Un monstruo viene a verme» (2016) una película llena de fantasía en la que un niño crea un monstruo en su mente para hacer frente a sus miedos y enfrentarse a la realidad.

«Wonder» (2017) basada en hechos reales nos transmite el valor de la superación cuando tenemos alguna enfermedad o deformidad física.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuar leyendo