Síguenos

Sucesos

El fiscal del doble parricidio de Godella: «Es el juicio más brutal al que he asistido»

Publicado

en

EFE/ Kai Försterling

El fiscal del juicio con jurado popular que ha arrancada este lunes en Valencia contra los dos padres acusados de haber asesinado a sus hijos en 2019 en Godella (Valencia) ha explicado a los miembros del jurado en el inicio de la vista que es el juicio más «brutal» al que ha asistido, ya que considera que «no hay nada más brutal que el asesinato de dos niños a manos de sus padres».

El inicio de la vista se ha demorado más de cuatro horas por las dificultades en la selección del jurado y la recusación de algunos de los miembros del mismo durante el proceso.

Finalmente, la vista ha arrancado pasadas las 14 horas (estaba previsto su inicio a las 10) con la lectura abreviada de los escritos de acusación y defensa por parte del letrado de la administración de Justicia.

Así, los miembros del jurado han podido conocer que el fiscal acusa a ambos padres de sendos delitos de asesinato y que pide 25 años de prisión por cada uno de estos crímenes, con un máximo de 40 años de encarcelamiento para el padre y de internamiento en un centro psiquiátrico para la madre, por padecer esquizofrenia y tener alterada las facultades que harían posible su imputación.

«Gabriel (padre) inculcó a María (madre) la creencia de que la única forma de proteger a sus hijos frente a la persecución de una supuesta secta era darles un baño purificador y enviarlos al más allá», ha indicado el fiscal, que considera a ambos autores materiales del crimen.

«Haciendo y dejando hacer el uno al otro, primero los bañaron, después les propinaron golpes contra el suelo y con objetos contundentes, y posteriormente enterraron a los niños en diferentes puntos de la parcela», ha apuntado.

«Gabriel es una persona manipuladora, tenía comida la cabeza de María, pretendía apartarla de su familia y amigos y llevarla a un retiro espiritual en México para imbuirse de ideas y creencias esotéricas de las que hizo partícipe a todo su entorno. Es una persona camaleónica, capaz de actuar en su propio interés, estudió una especia de artes escénicas y utiliza ese método de manipulación», según el fiscal, que considera a María «una persona altamente influenciable, que amaba a sus hijos por encima de cualquier cosa».

El fiscal ha dibujado un perfil de Gabriel agresivo e incluso «maltratador» con su mujer y sus hijos, y ha asegurado que hay testigos que así lo ratificarán.

Posteriormente, el fiscal ha insistido en la idea de que «tiene tanta responsabilidad el que ejecuta el hecho delictivo como el que mete la idea en la cabeza al autor. Ese concepto de inducción lo recoge el Supremo, y es influir psíquicamente en una persona. Nuestro Código Penal castiga a quien se queda de brazos cruzados y establece que el que permite hacer es igual de responsable».

Tras indicar al jurado que tiene una amplia experiencia en causas criminales, el fiscal ha apuntado: «es el juicio más brutal que he presenciado, porque no hay nada más brutal como el asesinato de dos niños a manos de sus padres».

El abogado del padre ha informado de que pedirá la libre absolución porque sostiene que la madre cometió el crimen mientras él dormía y «sin intervención ni conocimiento alguno por parte del padre».

La defensa de la madre ha mostrado disconformidad con el relato del fiscal porque sostiene que ella no ejecutó los crímenes, sino únicamente fue la autora de los entierros de los cuerpos de ambos menores, e igualmente pide la libre absolución. EFE

Sucesos

La carta de Beatriz a los equipos de búsqueda: «Gracias a ustedes puedo sentir a mis niñas conmigo»

Publicado

en

La carta de Beatriz la madre de Anna y Olivia

Mientras continúa la búsqueda de los cuerpos de Anna y de su padre y presunto asesino, Tomás Gimeno, la madre de la niñas, Beatriz Zimmermann, ha vuelto a dar muestras de una presencia de ánimo poco común.

Beatriz ha redactado una nueva carta en la que ha querido agradecer a la tripulación del buque oceanográfico «Ángeles Alvariño», y por extensión a los equipos de la Guardia Civil, su trabajo constante para hallar el cuerpo de la pequeña Anna, después de haber recuperado el de su hermana Olivia.

Zimmermann explica en la carta que gracias a esa labor de los equipos de búsqueda, ella puede «sentir» a sus hijas con ella y puede «vivir», aún con tristeza, «pero en la paz y en el amor de saber que sabemos la verdad».

 

Esta es la carta completa de Beatriz Zimmermann:

A toda la tripulación del buque Ángeles Alvariño;

Quería ir al barco a agradecer toda la labor que están haciendo, pero me dijeron que era peligroso por lo que les escribo una carta.

Junto al magnífico trabajo de la Guardia Civil han hecho que la verdad salga a la luz.

Por muy devastadora y cruel que fuera siempre es mejor saber la verdad. Gracias a ustedes (cuando digo ustedes a la Guardia Civil también claro), puedo sentir a mis niñas conmigo, de otra manera, pero las puedo sentir a mi lado.

Ya sentía algo muy especial una semana después de que pasará esto… sumida en un dolor profundo, pero sentía paz, como si estuvieran conmigo y bien.

Pensaba que a veces sentía esa paz por tanta gente rezando y enviando amor, protección, que de alguna manera yo la sentía. Eran las niñas también que están conmigo, pero yo no quería creer eso porque quería encontrarlas.

Gracias a ustedes puedo vivir y poco a poco sumida en la tristeza, pero en la paz y en el amor de saber que sabemos la verdad. No solo yo, todo el mundo que también lo está sufriendo.

Esto es algo que nunca se supera, pero se aprende a vivir con ello.

Si no la hubieran encontrado, yo nunca habría parado de buscar. Mi única meta habría sido encontrarlas. Buscarlas, cuando realmente desde el 27 de abril ya no están físicamente aquí.

Ahora mi meta gracias a ustedes es distinta, es tratar de dar amor como todos ustedes lo han hecho con nosotras.

Hacer ver que en el mundo hay muchas más personas buenas y compasivas que malas, y que cuando veamos a alguien que puede ser malo que se dé cuenta, sienta vergüenza y actuar inmediatamente.

Han hecho una labor increíble, sé lo difícil que fue y han sido increíbles.

Las puertas de mi casa están abiertas para todos siempre. Y estaría encantada de conocerles.

Con todo el agradecimiento y cariño,

Beatriz , Olivia y Anna, siempre juntas.

Continuar leyendo