Síguenos

Sucesos

El Supremo rebaja una condena por violar a una chica que se encontraba borracha y drogada porque no ve a la víctima especialmente vulnerable

Publicado

en

Madrid, 8 abr (EFE).- El Tribunal Supremo ha rebajado de doce a seis años de prisión la pena impuesta a un hombre condenado por violar a una mujer que se encontraba borracha y drogada al entender que no se trataba de una víctima en una situación especialmente vulnerable, porque se defendió y se opuso a la agresión.

La violación tuvo lugar en octubre de 2016, en un solar cercano al aparcamiento de una discoteca valenciana, y, en una primera sentencia, la Audiencia Provincial de Valencia condenó al hombre a seis años de prisión por agresión sexual.

Pero después el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana elevó la pena a doce años al aplicar la agravante de situación de especial vulnerabilidad que recoge el Código Penal.

La chica, que tenía 18 años, «se encontraba muy afectada por el alcohol y las drogas ingeridos», «no era consciente de la realidad» y tenía «perturbadas sus facultades intelectivas y volitivas, hasta el punto de no ser capaz de determinar su conducta sexual con libertad y conocimiento de la significación de los actos», según el Tribunal.

Pero el Supremo recuerda que, conforme a la doctrina del alto tribunal, la agravante de especial vulnerabilidad «no está en la falta o limitación del consentimiento de la persona ofendida, sino en la reducción o eliminación de su mecanismo de autodefensa frente al ataque sexual».

En este caso, destacan los magistrados, «la víctima desde un primer momento, en que el acusado la agarró por la cintura, fue consciente de lo que pretendía y mostró su oposición a sus pretensiones, tanto de forma oral, diciendo ‘basta, basta’, como mediante los actos que realizó, tratando de resistirse, mordiéndole, arañándole y golpeándole en la boca».

Aunque en los hechos probados se señala que el acusado, conociendo el estado en el que se encontraba la víctima, decidió aprovecharse, el Supremo recalca que el alcohol y las drogas que la joven habían tomado «no supuso reducción o eliminación de su posibilidad de autodefensa frente al ataque sexual».

La violencia que ejerció el acusado «probablemente le hubiera permitido perpetrar la agresión en análogas circunstancias aun en el supuesto de que la víctima no hubiera tenido afectadas sus capacidades volitivas e intelectivas», por lo que el Supremo concluye que no se puede aplicar la agravante de especialmente vulnerabilidad.

Estima así el recurso de casación presentado por el agresor y deja vigente el fallo de la Audiencia Provincial de Valencia, con los seis años de prisión.

Sucesos

La Guardia Civil salva a un hombre de ser atropellado por un tráiler en la A-7

Publicado

en

València, 2 ago (EFE).- Dos agentes de la Guardia Civil de Picassent salvaron a un hombre, que se encontraba en el arcén de la autovía A-7 en dirección a Tarragona al averiarse su coche, de ser atropellado por un tráiler.

Según ha informado este lunes la Guardia Civil, los hechos sucedieron el pasado sábado, a las 05:10 horas, en el kilométrico 346,800 de la A-7, cuando los agentes acudieron a auxiliar al hombre, tomando las medidas de seguridad y señalización pertinentes.

Mientras los dos agentes se encontraban junto al ciudadano se percataron de que un tráiler se dirigía directos hacia ellos, alertaron al hombre y los tres saltaron por encima del quitamiedos hacia la cuneta y rodaron por una ladera de unos 15 metros.

El camión articulado colisionó en primer lugar con un lateral derecho del vehículo oficial de la Guardia Civil y, a continuación, con el turismo.

Los dos agentes y el ciudadano, un hombre de 56 años y de nacionalidad española, fueron trasladados al hospital 9 de Octubre y al General, respectivamente, con lesiones leves.

El conductor del tráiler, un hombre de 41 años y de nacionalidad española, salió ileso del accidente y señaló a la Guardia Civil que se había despistado en la carretera y no vio el coche señalizado.

El punto kilométrico 346,800 de la autovía A-7 con dirección a Tarragona-Algeciras, en el que ocurrió el accidente, en el término municipal de Picassent, es un tramo de tres carriles para su sentido de la marcha, recto, seco y limpio y con buena visibilidad, han indicado las mismas fuentes.

La Guardia Civil recuerda la recomendación de la máxima precaución en circulación, sobre todo en las carreteras principales y autovías, y en situación de avería o accidente, dentro de lo posible, los ocupantes deben esperar a los servicios de emergencia al otro lado del quitamiedos, de esta forma, se correrá el menor riesgo posible.

Continuar leyendo