Síguenos

Valencia

El tren Valencia-Madrid de Ouigo funcionará a partir del 7 de octubre

Publicado

en

El tren Valencia-Madrid de Ouigo funcionará a partir del 7 de octubre
Imagen de un tren Ouigo facilita por el operador.

València, 30 jun (EFE).- El operador Ouigo de tren de alta velocidad francés de bajo coste conectará Valencia con Madrid a partir del próximo 7 de octubre con billetes desde 9 euros que se encuentran ya a la venta y con seis trayectos diarios.

La compañía ofertará 21.378 plazas semanales en sus trenes Alstom Euroduplex de última generación de doble altura con 509 plazas cada uno entre las estaciones de Joaquín Sorolla y Chamartín, según ha informado este jueves a los medios de comunicación el director comercial y de marketing de Ouigo España, Federico Pareja.

Ouigo opera en España con un modelo de bajo coste, verde, 100 % digital y sin sobrecostes, y la conexión Valencia-Madrid se realizará a través del túnel que une la estación de Chamartín con la de Puerta de Atocha y con Torrejón de Velasco, cuya puesta en marcha está prevista para el próximo 1 de julio, y que contará con el sistema de seguridad estándar europeo (ERTMS) del que disponen los trenes de la compañía francesa.

«De esta forma estamos ofreciendo un medio de transporte con billetes desde 9 euros y por solo 9 euros adicionales nuestros clientes podrán disponer del OUIGOPLUS, que incluye la elección de asientos XL, una maleta adicional y conexión a la plataforma de entretenimiento OUIFUN», ha matizado.

Pareja ha señalado que los niños menores de 3 años podrán viajar gratis, y los de 4 a 13 años con una tarifa plana de cinco euros.

Ofrece cafetería en el tren y la posibilidad de agregar equipaje adicional, billete flexible con cambios ilimitados hasta 30 minutos antes de la salida del tren, o viajar con mascota en transportín.

Respecto a la empleabilidad, la directora general de Ouigo España, Hélène Valenzuela, ha comentado que la conexión Valencia-Madrid supondrá la creación de 1.300 empleos directos e indirectos, entre ellos 37 maquinistas y 120 tripulantes, y ha conllevado una inversión superior a 600 millones de euros.

PROYECTOS FUTUROS

La compañía también ha comunicado que tiene previsto conectar Madrid con Albacete y Alicante, pero debido a la nueva programación tras la pandemia el inicio de operaciones a Alicante tendrá lugar en 2023.

La ruta de Alicante contará con 4 circulaciones al día, completando así las cinco idas y vueltas al día que ADIF ha autorizado realizar para la Comunitat Valenciana, ha asegurado Pareja.

También ha adelantado que la compañía tiene previsto incluir en sus destinos Málaga, Sevilla y Córdoba, pero a finales de 2023.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Sanidad activa un protocolo específico ante sospechas de sumisión química

Publicado

en

Sanidad aprueba un protocolo específico ante sospechas de sumisión química
Acceso al servicio de urgencias del hospital La Fe de València. EFE/Manuel Bruque/Archivo

València, 8 ago (OFFICIAL PRESS/EFE).- La Conselleria de Sanidad ha remitido este lunes a los departamentos de salud el nuevo protocolo de actuación del personal sanitario frente a sospecha de sumisión química, que incluye los pinchazos.

Este protocolo se suma y complementa al que ya publicó Sanidad en 2019 dirigido a la atención integral, sanitaria y judicial a víctimas de agresiones sexuales de la Comunitat Valenciana.

En el documento, de veinte folios, se expone que «la sumisión química (SQ) consiste en la administración de sustancias químicas con efectos psicoactivos a una persona, sin su consentimiento y sin su conocimiento, con fines delictivos, con el fin de modificar su estado de consciencia, su comportamiento o anular su voluntad».

Señala, además, que «en los últimos años, este fenómeno ha adquirido una notable relevancia por el incremento de los casos y su importante repercusión social y sanitaria».

En España, tras la reforma del Código Penal en 2010, el artículo 181.2 determina que se consideran abusos sexuales no consentidos los que se ejecuten sobre personas que se hallen privadas de sentido o de cuyo trastorno mental se abusare, así como los que se cometan anulando la voluntad de la víctima mediante el uso de fármacos, drogas o cualquier otra sustancia natural o química idónea a tal efecto.

Guía de buenas prácticas

Como consecuencia de la aparición de varios casos de sumisión química, la Administración General del Estado ha elaborado y publicado diferentes guías. La más reciente es la guía de buenas prácticas para la actuación forense ante la víctima de un delito facilitado por sustancias psicoactivas: intervención ante la sospecha de sumisión química.

El protocolo señala que «las sustancias empleadas en la SQ reúnen una serie de características comunes: fáciles de obtener, sustancia sin sabor, color ni olor; administrada habitualmente vía oral, mediante una inyección subcutánea o intramuscular, y excepcionalmente de forma inhalada; activa a dosis bajas, de acción rápida y de corta duración; de acción depresora o bien estimulante del sistema nervioso central; y que suele ocasionar amnesia anterógrada, sedación, confusión, efecto alucinógeno o desinhibición».

Las más habituales son sobre todo el alcohol etílico y los hipnóticos benzodiacepínicos (preferibles de vida media corta) o no benzodiacepínicos (zolpidem, zopiclona).

Otros destacados son el Gammahidroxibutirato (GHB), metanol, opioides, cannabinoides, ketamina, cocaína, derivados anfetamínicos, LSD, alfa-pvp, atropina, burundanga o escopolamina y disolventes.

Entre las actuaciones que debe completar el personal sanitario que atienda a una posible víctima de sumisión química se contempla la recogida de orina y sangre.

La sangre debe obtenerse en las primeras 48 horas tras el presunto delito para evitar la desaparición de la sustancia tóxica, y la toma de muestra se hará sin emplear alcohol u otro volátil como desinfectante.

«Se remitirá sangre venosa periférica en cuatro tubos de 5 ml, preferiblemente dos con fluoruro sódico como conservante y oxalato potásico como anticoagulante, (tubo tapón gris), y otros dos de sangre total anticoagulada con EDTA -ácido edético- para evitar la formación in vitro de GHB (tubo tapón lila)».

El protocolo incluye, además, un formulario específico para garantizar la cadena de custodia en la recogida de las muestras y su remisión a laboratorios especializados.

Continuar leyendo

Trending