Síguenos

Otros Temas

El TSJCV obliga a incluir religión en 2º de Bachiller y rechaza ampliar la oferta en la ESO

Publicado

en

VALÈNCIA, 29 May. (EUROPA PRESS) – El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha estimado parcialmente un recurso interpuesto por el Arzobispado de Valencia contra la exclusión de la asignatura de Religión en segundo curso de Bachillerato y obliga, por tanto, a que forme parte del bloque de materias optativas específicas. En la misma resolución, el alto tribunal valenciano rechaza ampliar la oferta de esa materia en la etapa de ESO.

En una sentencia fechada el 22 de mayo y facilitada este miércoles por el TSJ, la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo estima un recurso del Arzobispado de Valencia contra la exclusión de la asignatura de Religión de las materias específicas que deben ofrecerse en el segundo curso de Bachillerato. La decisión judicial estima parcialmente el recurso, pues deniega otras pretensiones planteadas por los recurrentes como ampliar la oferta para aumentar las horas de clase en primero y segundo de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO).

La sala aplica a este contencioso la jurisprudencia reciente del Tribunal Supremo. Concretamente, una sentencia del 11 de julio de 2018 en la que alto tribunal se pronunció sobre un decreto de la Junta de Extremadura similar al Decreto 51/2018 del Consell recurrido, por el que se establece el currículo y se desarrolla la ordenación general de la ESO y del Bachillerato en la Comunitat Valenciana.

Tras estudiar la norma, la Sección Cuarta declara así nulo, por considerarlo contrario a derecho, el Anexo V del Decreto 51/2018 por no incluir Religión en la oferta educativa de segundo de Bachillerato, contrariamente a lo que establece la Ley Orgánica 2/006.

«ARGUMENTACIONES DESAUTORIZADAS POR EL SUPREMO»
En este sentido, los magistrados argumentan que «la defensa de la Administración aquí demandada prácticamente despliega las mismas argumentaciones desautorizadas por el Tribunal Supremo».

«En ninguna parte del decreto, desde luego no en el preámbulo como habría sido pertinente, –inciden– aparece cumplido el mandato contundente e inequívoco recogido en el artículo 34 ter.4 de la Ley Orgánica 2/2006».
Dicha norma incluye la Religión dentro del conjunto de asignaturas específicas que se han de ofertar a los alumnos de segundo curso de Bachillerato, para que estos elijan un mínimo de dos y un máximo de tres.

Tanto la Ley 2/2006 como el Real Decreto 1105/2014 estipulan que la elección de los alumnos estará en función de la regulación y de la programación de la oferta educativa de cada administración y de los centros docentes. «No obstante, si se quiere entender esa funcionalidad en el sentido de que permite prescindir de la Religión entre las asignaturas que son objeto de elección, deberá explicarse por qué», advierte el TSJCV.

En cambio, la Sala no halla objeción a que la Religión concurra en la oferta del mismo curso, segundo de Bachillerato, con otras diez materias específicas de carácter optativo aun cuando ninguna de ellas sea una asignatura de valores, por lo que desestima el recurso en ese punto.

La sentencia, que puede ser recurrida, tampoco considera probado que la reducción de las clases de Religión de dos a una hora semanal en primero y segundo de la ESO, tal y como determina el decreto cuestionado, «impida un tratamiento suficiente de la materia».

Sobre este punto, la sala sostiene que esa reducción por sí sola no implica «una carga lectiva irrelevante» que haga imposible desarrollar «el programa didáctico coherente y completo de enseñanza de la Religión Católica», precisan los magistrados.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

À Punt compartirá contenido con IB3 y TV3

Publicado

en

Alfred Costa, À Punt
València, 22 oct (EFE).- El Gobierno valenciano ha autorizado la suscripción de un acuerdo de colaboración para la creación de un canal de internet conjunto para la difusión de contenido audiovisual entre la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), el ente público de Radiotelevisión de las Illes Balears (EPRTVIB) y la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA).

Como prestadores del servicio público de comunicación audiovisual de ámbito autonómico, estos tres entes han decidido colaborar en un proyecto conjunto que tiene como objetivo que los contenidos audiovisuales propios, o sobre los que se tengan derechos de explotación, y sean objeto de intercambio, se pongan a disposición de la ciudadanía, de manera libre, abierta y accesible, mediante un canal de internet conjunto.

‘Bondia televisió’ será la marca adoptada por el canal digital, que tendrá un diseño y una imagen corporativa propios e independientes de las entidades firmantes y serán definidos de mutuo acuerdo, ha informado la Generalitat Valenciana.

Las partes se comprometen además a otorgar la máxima accesibilidad de la ciudadanía a los contenidos del canal de internet y a disponer de un dominio de internet propio identificable e independiente del de cada una de las entidades.

Para nutrir el canal, las entidades acuerdan intercambiar los contenidos audiovisuales necesarios y que sean de interés, salvo aquellos sobre los que no tengan facultades de disposición a favor de terceras personas o bien ya se hayan cedido a terceras personas, en régimen de exclusividad o bien para la emisión de forma simultánea.

Las entidades comunicarán públicamente los contenidos, respetando los derechos de autoría, de conformidad y con el alcance establecido en la legislación vigente.

También acuerdan que al acceder a un contenido del canal, el enlace dirigirá al repositorio de la cadena que lo haya cedido. Y para completar la programación del canal conjunto, la plataforma digital ofrecerá el acceso a la emisión en directo de los tres canales de televisión principales y de las tres emisoras principales de radio.

La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales asume la responsabilidad editorial del canal de internet común y garantiza los recursos humanos necesarios y suficientes, así como la tecnología y el correspondiente apoyo y mantenimiento, estabilidad y seguridad del entorno digital.

Por otra parte, cada entidad será responsable de los programas y de los contenidos audiovisuales que ponen a disposición de la entidad que asume la responsabilidad editorial.

Asimismo, cada institución ostentará los derechos de propiedad intelectual sobre los contenidos audiovisuales objeto de intercambio y cualquier responsabilidad derivada de la difusión a través del canal de internet conjunto de estos contenidos audiovisuales será asumida única y exclusivamente por la parte que lo ha puesto a disposición del canal, garantizando la indemnidad de las otras entidades.

Los derechos, ingresos y gastos derivados de la explotación y la comunicación pública de los derechos de autoría recaerán en la entidad que ha aportado el contenido audiovisual al canal de internet conjunto, que será además quien garantice los derechos de propiedad intelectual y del resto de derechos necesarios y afectados.

Este acuerdo tiene su origen en el protocolo suscrito en 2018 entre el ente público de Radiotelevisión de las Illes Balears y la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals que contempla la producción y edición conjunta de contenidos, la adquisición de derechos sobre contenidos y el intercambio contenidos audiovisuales de actualidad, para distribuirlos a través de internet y otros medios digitales.

Fruto de la experiencia, ambos entes públicos han considerado adecuado, para la prestación del servicio público que tienen encomendado, extender y ampliar la participación en este canal a la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació.

Este acuerdo tendrá una duración de cuatro años, después de los cuales podrá prorrogarse a iniciativa de las partes, con acuerdo previo, aunque la prórroga no podrá tener una duración superior a cuatro años.

Continuar leyendo