Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Ayuso arrasa en Madrid, Iglesias deja la política y C’s desaparece

Publicado

en

El PP ha arrasado en las elecciones en la Comunidad de Madrid con 65 escaños, más del doble de los obtenidos en 2019, y se queda a cuatro de la mayoría absoluta en unos comicios en los que los ‘populares’ han conseguido superar a todo el bloque de la izquierda junto, con más del 96 % del voto escrutado. Más Madrid se convierte en la sorpresa de la noche del 4M superando en votos al PSOE con el mismo número de escaños, 24. Los socialistas se dejan así 13 diputados por el camino, en su peor resultado histórico en la comunidad, y Más Madrid gana cuatro. Vox sube de quinta a cuarta fuerza con 13 representantes, uno más que en 2019, mientras que Unidas Podemos se mantiene como último partido con diez escaños, sumando tres más. Se cumplen los peores presagios para Ciudadanos, que se queda sin representación en la Asamblea de Madrid y sigue en caída libre electoral dejándose en esta región los 26 diputados que tenía.

Esta es la foto que dejan unos comicios que han supuesto la salida de la política de Pablo Iglesias tras no ser capaz de llevar más alto a su formación y que se han vivido con aire de elecciones generales de principio a fin. El PP mantiene su mayor bastión, la Comunidad de Madrid, y se erige como la fuerza conservadora hegemónica en esta comunidad tras comerse literalmente a Ciudadanos y sacar 51 diputados más que Vox.

El PP mantiene su mayor bastión y se erige como la fuerza conservadora hegemónica en esta comunidad tras comerse literalmente a Ciudadanos y sacar 52 diputados más que Vox.

La candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, ha rozado así con casi el 45% de los votos una mayoría absoluta deseada para poder gobernar con las manos totalmente libres, tal y como ha pedido durante toda la campaña, pero salvo sorpresa mayúscula no tendrá obstáculo alguno para seguir en la Puerta del Sol ya que Vox ha avanzado en esta noche electoral que «facilitará» su investidura. 

Las de Madrid han sido las cuartas elecciones que se celebran en pandemia y han estado marcadas por una alta participación del 76,24%- doce puntos más que hace dos años- con largas colas en toda la jornada de votación.

La izquierda no ha sido capaz de revertir una tendencia que parecía imparable con un ‘efecto Ayuso’ imbatible e incontestable. El bloque progresista no consigue dar con la tecla acertada en la Comunidad de Madrid, donde gobierna el PP desde 1995 y donde durante los próximos dos años así seguirá siendo, ya que en 2023 los ciudadanos volverán a las urnas con la mayoría del resto de comunidades.

El frente de la izquierda, que había mostrado una inusual unión durante la campaña, ha sido el gran derrotado de la noche. La candidata Mónica García ha conseguido llevar a su partido al liderazgo de la oposición, por muy poco eso sí, frente a un Ángel Gabilondo (PSOE) que ha pasado de ganar las elecciones hace dos años en la Comunidad de Madrid a llevar al partido a la tercera posición.

El ‘efecto Iglesias’ también ha sido más que moderado y los ‘morados’ solo suman tres escaños más a pesar de la irrupción del exvicepresidente del Gobierno y líder nacional de Podemos en la escena política madrileña. Acostumbrado a abruptos giros de guion, Iglesias, en menos de año y medio, ha fraguado el primer gobierno de coalición de la democracia, ha sido candidato a las elecciones de Madrid y ha dejado la política.

  1. pp 65

    0 0

  2. psoe 24

    0 0

  3. mas-madrid 24

    0 0

  4. vox 13

    0 0

  5. podemos-iu 10

    0 0

Las de Madrid han sido las cuartas elecciones que se celebran en pandemia y han estado marcadas por una alta participación del 76,24%- doce puntos más que hace dos años- con largas colas en toda la jornada de votación.

La izquierda no ha sido capaz de revertir una tendencia que parecía imparable con un ‘efecto Ayuso’ imbatible e incontestable. El bloque progresista no consigue dar con la tecla acertada en la Comunidad de Madrid, donde gobierna el PP desde 1995 y donde durante los próximos dos años así seguirá siendo, ya que en 2023 los ciudadanos volverán a las urnas con la mayoría del resto de comunidades.

El frente de la izquierda, que había mostrado una inusual unión durante la campaña, ha sido el gran derrotado de la noche. La candidata Mónica García ha conseguido llevar a su partido al liderazgo de la oposición, por muy poco eso sí, frente a un Ángel Gabilondo (PSOE) que ha pasado de ganar las elecciones hace dos años en la Comunidad de Madrid a llevar al partido a la tercera posición.

El ‘efecto Iglesias’ también ha sido más que moderado y los ‘morados’ solo suman tres escaños más a pesar de la irrupción del exvicepresidente del Gobierno y líder nacional de Podemos en la escena política madrileña. Acostumbrado a abruptos giros de guion, Iglesias, en menos de año y medio, ha fraguado el primer gobierno de coalición de la democracia, ha sido candidato a las elecciones de Madrid y ha dejado la política.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIALPRESS

Preocupación por el estado de salud de Soraya Sáenz de Santamaría

Publicado

en

Soraya Sáenz de Santamaría enfermedad

Preocupación por el estado de salud de la que fuera exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. Según ha informado el portal Informalia podría padecer una «grave» enfermedad, una afección que le habría obligado a reducir considerablemente su actividad profesional en el despacho de Cuatrecasas. Despacho por el que fichó después de dejar la política.  Fuentes del entorno de la abogada y política vallisoletana han afirmado al medio que «se está tratando con éxito» pero que es un tema «muy delicado», un problema de salud que estaría relacionado con el páncreas y que es «complicado».

El mismo medio publicaba un día después que una ex compañera de gobierno de Sáenz de Santamaría les aseguraba que «ha sido operada» y que como resultado de la intervención «está bien».

Una noticia que ha generado una gran preocupación alrededor de Soraya que hace tan solo unas semanas cumplió 50 años. Desde que abandonó la política tras perder las primarias en el Partido Popular frente a Pablo Casado, la abogada del Estado ha desaparecido del foco mediático a pesar de ser consejera electiva en el Consejo de Estado por petición de Pedro Sánchez. Ella está centrada en su trabajo en Cuatrecasas, el prestigioso despacho por el que fichó en 2019 y donde se ha convertido en una experta en el análisis y asesoramiento de inversiones exteriores tras la crisis de la COVID-19.

Sáenz de Santamaría está casada con Iván Rosa, también abogado del Estado y alto ejecutivo de Telefónica. Tienen un hijo llamado Iván.

Fue vicepresidenta Gobierno de España entre 2011 y 2018, en el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Actualmente es Consejera de Estado y socia del bufete de abogados Cuatrecasas en el área de gobierno corporativo y compliance.

Entre 2011 y 2018 se desempeñó como vicepresidenta y ministra de la Presidencia del Gobierno de Mariano Rajoy. Ha ejercido de portavoz del Gobierno, entre 2011 y 2016, y desde 2016 hasta 2018, sumó a sus responsabilidades como ministra de la Presidencia la cartera de Administraciones Territoriales. También en virtud de la activación del Artículo 155 de la Constitución Española, desde el 27 de octubre de 2017 hasta el 2 de junio de 2018, asumió las competencias del President de la Generalitat de Catalunya.

Cesó como vicepresidenta del Gobierno en junio de 2018, tras el éxito de moción de censura presentada por el Grupo Parlamentario Socialista contra Rajoy. Posteriormente, tras el anuncio de la renuncia de Mariano Rajoy a la presidencia del Partido Popular, Saénz de Santamaría presentó su candidatura para sucederle, obteniendo el mayor número de votos entre todos los candidatos de la primera vuelta de las elecciones primarias. Posteriormente Pablo Casado ganó la segunda vuelta. Santamaría renunció a su escaño el 10 de septiembre y ese mismo día anunció su retirada de la política.

En octubre de 2018 fue nombrada miembro del Consejo de Estado.

Fue denominada en varias ocasiones por varios medios de comunicación como «la mujer más poderosa desde [el regreso] de la democracia en España»

Continuar leyendo