Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Ayuso arrasa en Madrid, Iglesias deja la política y C’s desaparece

Publicado

en

El PP ha arrasado en las elecciones en la Comunidad de Madrid con 65 escaños, más del doble de los obtenidos en 2019, y se queda a cuatro de la mayoría absoluta en unos comicios en los que los ‘populares’ han conseguido superar a todo el bloque de la izquierda junto, con más del 96 % del voto escrutado. Más Madrid se convierte en la sorpresa de la noche del 4M superando en votos al PSOE con el mismo número de escaños, 24. Los socialistas se dejan así 13 diputados por el camino, en su peor resultado histórico en la comunidad, y Más Madrid gana cuatro. Vox sube de quinta a cuarta fuerza con 13 representantes, uno más que en 2019, mientras que Unidas Podemos se mantiene como último partido con diez escaños, sumando tres más. Se cumplen los peores presagios para Ciudadanos, que se queda sin representación en la Asamblea de Madrid y sigue en caída libre electoral dejándose en esta región los 26 diputados que tenía.

Esta es la foto que dejan unos comicios que han supuesto la salida de la política de Pablo Iglesias tras no ser capaz de llevar más alto a su formación y que se han vivido con aire de elecciones generales de principio a fin. El PP mantiene su mayor bastión, la Comunidad de Madrid, y se erige como la fuerza conservadora hegemónica en esta comunidad tras comerse literalmente a Ciudadanos y sacar 51 diputados más que Vox.

El PP mantiene su mayor bastión y se erige como la fuerza conservadora hegemónica en esta comunidad tras comerse literalmente a Ciudadanos y sacar 52 diputados más que Vox.

La candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, ha rozado así con casi el 45% de los votos una mayoría absoluta deseada para poder gobernar con las manos totalmente libres, tal y como ha pedido durante toda la campaña, pero salvo sorpresa mayúscula no tendrá obstáculo alguno para seguir en la Puerta del Sol ya que Vox ha avanzado en esta noche electoral que «facilitará» su investidura. 

Las de Madrid han sido las cuartas elecciones que se celebran en pandemia y han estado marcadas por una alta participación del 76,24%- doce puntos más que hace dos años- con largas colas en toda la jornada de votación.

La izquierda no ha sido capaz de revertir una tendencia que parecía imparable con un ‘efecto Ayuso’ imbatible e incontestable. El bloque progresista no consigue dar con la tecla acertada en la Comunidad de Madrid, donde gobierna el PP desde 1995 y donde durante los próximos dos años así seguirá siendo, ya que en 2023 los ciudadanos volverán a las urnas con la mayoría del resto de comunidades.

El frente de la izquierda, que había mostrado una inusual unión durante la campaña, ha sido el gran derrotado de la noche. La candidata Mónica García ha conseguido llevar a su partido al liderazgo de la oposición, por muy poco eso sí, frente a un Ángel Gabilondo (PSOE) que ha pasado de ganar las elecciones hace dos años en la Comunidad de Madrid a llevar al partido a la tercera posición.

El ‘efecto Iglesias’ también ha sido más que moderado y los ‘morados’ solo suman tres escaños más a pesar de la irrupción del exvicepresidente del Gobierno y líder nacional de Podemos en la escena política madrileña. Acostumbrado a abruptos giros de guion, Iglesias, en menos de año y medio, ha fraguado el primer gobierno de coalición de la democracia, ha sido candidato a las elecciones de Madrid y ha dejado la política.

  1. pp 65

    0 0

  2. psoe 24

    0 0

  3. mas-madrid 24

    0 0

  4. vox 13

    0 0

  5. podemos-iu 10

    0 0

Las de Madrid han sido las cuartas elecciones que se celebran en pandemia y han estado marcadas por una alta participación del 76,24%- doce puntos más que hace dos años- con largas colas en toda la jornada de votación.

La izquierda no ha sido capaz de revertir una tendencia que parecía imparable con un ‘efecto Ayuso’ imbatible e incontestable. El bloque progresista no consigue dar con la tecla acertada en la Comunidad de Madrid, donde gobierna el PP desde 1995 y donde durante los próximos dos años así seguirá siendo, ya que en 2023 los ciudadanos volverán a las urnas con la mayoría del resto de comunidades.

El frente de la izquierda, que había mostrado una inusual unión durante la campaña, ha sido el gran derrotado de la noche. La candidata Mónica García ha conseguido llevar a su partido al liderazgo de la oposición, por muy poco eso sí, frente a un Ángel Gabilondo (PSOE) que ha pasado de ganar las elecciones hace dos años en la Comunidad de Madrid a llevar al partido a la tercera posición.

El ‘efecto Iglesias’ también ha sido más que moderado y los ‘morados’ solo suman tres escaños más a pesar de la irrupción del exvicepresidente del Gobierno y líder nacional de Podemos en la escena política madrileña. Acostumbrado a abruptos giros de guion, Iglesias, en menos de año y medio, ha fraguado el primer gobierno de coalición de la democracia, ha sido candidato a las elecciones de Madrid y ha dejado la política.

PORTADA OFFICIALPRESS

Simón vaticina un impacto en la epidemia tras lo vivido este fin de semana

Publicado

en

Madrid, 10 may (EFE).- El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha mostrado este lunes su escepticismo con que la tendencia de la pandemia siga a la baja en los próximos días tras las aglomeraciones del fin de semana coincidiendo con el fin del estado de alarma y ha vaticinado un «impacto puntual» en algunos grupos de población.

«Nadie sabe lo que pasará», ha dicho Simón en su habitual rueda de prensa de los lunes en referencia a las celebraciones multitudinarias registradas en varias ciudades españolas, de las que se ha achacado parte de la responsabilidad por no haber comunicado el mensaje «como se tenía que comunicar».

«No estoy enfadado, estoy decepcionado, sí, mucho, quizás hasta conmigo, porque no hemos sido capaces de transmitir el mensaje», ha lamentado el epidemiólogo, aunque ha manifestado que «no hay que fustigarse ni darse latigazos por eso, pero sí aprender para la próxima vez».

Ha confiado en que el pico de contagios que probablemente se vea en los próximos días y en los grupos de población no protegidos por la vacuna sea «puntual» y ha calificado «hasta cierto punto entendible» que hubiera ese «ansia» de fiesta, que también espera que no se repita y que se haya limitado al fin de semana pasado.

Pero ha pedido a los que tuvieron ese «momento de relax» e hicieron «lo que les dio la gana» que sean conscientes de que ahora tienen que controlar mucho con quién se juntan y cómo aplicar medidas de control para no transmitir el virus si se han contagiado en las aglomeraciones.

Ha expresado su esperanza de que lo sucedido durante el fin de semana no se traduzca en un excesivo impacto en las ucis, mientras reconocía que no sabía qué decir a los sanitarios, a los que ha mandado todo su apoyo y ánimo y el mensaje de que la vacunación avanza bien, y eso va reduciendo parte de la sobrecarga del sistema asistencial.

«Yo no estoy nada contento hoy, creo que se me nota y no me puedo imaginar cómo están los sanitarios que trabajan en ucis saturadas y viendo morir personas todos los días», ha asegurado Simón.

Sobre las medidas de que disponen las comunidades para controlar el avance de la pandemia, el epidemiólogo ha reiterado que «tenemos herramientas suficientes y efectivas si se implantan a tiempo» y ha recordado que el estado de alarma, que concluyó el pasado domingo, no obligaba, sino que daba la opción para restringir tres cosas: la movilidad entre territorios, la movilidad nocturna y el derecho de reunión.

«El resto de restricciones era potestad de las comunidades», ha aseverado Simón, mientras comentaba que «si cerramos el país, de aquí a diciembre acabamos con el coronavirus en España, pero no hay que hacer eso porque no es necesario mantener medidas tan dramáticas».

Según Sanidad, desde el viernes ha habido 13.984 nuevos contagios, con lo que la cifra total de infecciones desde el inicio de la pandemia se eleva a 3.581.392, y hay 103 muertes más, hasta un total de 78.895, de las cuales 194 han sido reportadas en los últimos siete días.

Cinco comunidades siguen bajo presión extrema en sus ucis (más de un 25 % de ocupación de pacientes covid): Aragón (32,1 %), Cataluña (32,6 %), Madrid (41,3 %), País Vasco (36 %) y La Rioja (32 %).

Casi 48 horas después del fin del estado de alarma, cinco comunidades siguen en riesgo extremo de transmisión (más de 250 casos): Aragón (290), Cataluña (248,6), Madrid (302), Navarra (269) y País Vasco (401,2), además de la ciudad autónoma de Melilla (258,9).

Continuar leyendo