Síguenos

Otros Temas

Esta tradición medieval se realiza en València cada 10 de agosto

Publicado

en

tiempo semana santa valencia

València 9 ago. (AVAN/OFFICIAL PRESS).- Los campaneros de la Catedral de Valencia realizan el miércoles 10 de agosto, festividad de San Lorenzo, el tradicional “repret de les campanes” en la torre del Micalet.

Una tradición que consiste en apretar los tornillos de los yugos de madera de las campanas para fijarlas.

Origen medieval

El “repret”, cuyo origen se remonta a la Edad Media, se realiza el 10 de agosto “que tradicionalmente es el día más caluroso del año, coincidiendo con la festividad litúrgica de San Lorenzo, martirizado al ser quemado en una parrilla”, ha explicado Francesc Llop, presidente de los Campaners de la Catedral de València.

Toda esta semana, por las altas temperaturas, “los hierros que fijan las campanas a sus ´truges` o yugos de madera están dilatados al máximo algo que los campaneros aprovechan para apretarlos un poco más, fijando mejor la pieza”.

De esta forma, mañana sobre las 18 horas y durante una hora, los campaneros volverán a realizar este acto para recordar la tradición del “repret”.

Este proceso que consiste en levantar las campanas, de menor a mayor tamaño, e ir apretando los hierros que fijan las piezas a los yugos de madera.

“La María”

Una vez finalizado el “repret” de todas las campanas del Micalet, la campana mayor, conocida como “La María”, será volteada a mano para “anunciar que todo ha salido bien”. 

La costumbre del “repret” tiene “un significado profundo: no solamente hay que usar el patrimonio sino que hay que conservarlo y mantenerlo.

El día de más calor es una excusa simbólica para recordar, cada año, esta obligación a los campaneros”, ha concluido Llop.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

GALERÍA | Ofrenda marinera floral a la Virgen de los Desamparados sumergida en el Puerto de Valencia

Publicado

en

La imagen de la Virgen de los Desamparados sumergida en el Puerto de Valencia recibió el pasado domingo la ofrenda marinera de flores organizada por la Federación Agrupación de Fallas del Marítimo con la colaboración del Club de Buceo Gised Valencia y del Real Club Náutico de Valencia (RCNV).

En el acto participaron las Falleras Mayores e Infantiles de las comisiones de la Agrupación de Fallas del Marítimo, entidad que organiza esta ofrenda desde 1996, en la semana del 9 d’Octubre para unirse a la fiesta de la Comunitat Valenciana, indican desde la Federación fallera, constituida por 46 comisiones.

Para este acto, el Real Club Náutico cedió sus instalaciones y las embarcaciones que trasladaron a la comitiva hasta la zona donde está la imagen sumergida de la Virgen de los Desamparados.

Antes de la inmersión, el presidente de la Agrupación de Fallas del Marítimo, Julián Carabantes, y el Comandante Naval de Valencia y Castellón, Alfredo Cordón Scharfhausen, entregaron a los buceadores un ramo de flores y las Falleras Mayores e Infantiles también lanzaron claveles.

Después, seis submarinistas se sumergieron para llevar el ramo hasta la imagen de la Mare de Déu, que es propiedad del Club de Buceo Gised y que está situada en el fondo del mar, en el espigón exterior del Club Náutico de Valencia.

Rosario misionero

Además de las flores, en la ofrenda del domingo los submarinistas también bajaron a la imagen de la Mare de Déu un Rosario misionero, “ya que estamos en el mes del Rosario y de las misiones”, explica José Ángel Crespo, presidente del Altar Playa San Vicente Ferrer del Canyamelar, que propuso esta iniciativa.

Por tanto, “ahora la imagen sumergida de la Virgen tiene un Rosario de varios colores que representa los cinco continentes: el verde es África, el rojo América, el blanco Europa, el azul Oceanía y el amarillo, Asia”, señala Crespo. Además, la ofrenda de este Rosario se realizó el 2 de octubre, “primer domingo de octubre, que es cuando se celebra la fiesta de la parroquia del Rosario del Canyamelar”.

Imagen esculpida en bronce en 1977

La imagen sumergida fue esculpida en bronce en 1977 por el escultor Ignacio Cuartero Fernández, miembro del grupo de buceo GISED Valencia.

 

Tras permanecer más de 30 años bajo el mar, a 14 metros de profundidad frente al faro de Valencia, la imagen fue extraída en 2007 debido a las obras en el Puerto, circunstancia que fue aprovechada para restaurarla y exponerla. En 2009 volvió a ser sumergida “en un lugar más accesible, frente al espigón situado junto a sus instalaciones, a 10 metros de profundidad”.

En el mes de mayo tiene lugar la ofrenda a la imagen sumergida de la Virgen de los Desamparados con motivo de la fiesta de la Patrona. Se realiza desde hace más de 40 años y la organiza el Real Club Náutico de Valencia y el Club de buceo GISED Valencia.

Continuar leyendo