Síguenos

Otros Temas

Cuidado con la ‘estafa de los falsos amigos’ de WhatsApp

Publicado

en

Así es la nueva ley para 'influencers', 'streamers' y creadores de contenido
Una persona ve un vídeo en su teléfono móvil. EFE/Archivo

La estafa de los falsos amigos de WhatsApp es la última que se ha conocido. Y es que los estafadores continúan reinventándose con nuevas estafas dirigidas a los avances tecnológicos. Hemos conocido últimamente nuevos timos para intentar robarnos a través de llamadas telefónicas y también de mensajes de WhatsApp.

Estafa falsos amigos Whatsapp: Así es

En los últimos días la Policía ha alertado de la puesta en marcha de la ‘estafa de los falsos amigos’. ¿En qué consiste? Una persona, que dice conocernos, se pone en contacto con nosotros bien vía llamada o bien vía mensaje de WhatsApp.

«¿Adivina quién te puede estar escribiendo del extranjero que te aprecia mucho». De esta manera empieza la estafa de los falsos amigos. La persona que recibe el mensaje tiene curiosidad por saber quién es el supuesto «amigo» (estafador) que le escribe. Así con esa pregunta los estafadores buscan entablar una conversación con su víctima hasta pedirle dinero.

Otras veces escriben a madres y se hacen pasar por hijos diciéndoles que han perdido la tarjeta y les piden una transferencia bancaria. Los secuestros virtuales se han puesto de moda, en los que una persona recibía el aviso de que su familiar había sido secuestrado y se le solicitaba un rescate.

Estas bandas tiran el anzuelo a miles de personas hasta que una de ellas pica por coincidencia con los nombres que les facilitan. Según los expertos las estafas vienen de EEUU o países sudamericanos y es muy difícil que las víctimas puedan recuperar el dinero.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

‘El que se duerma el último, gana’, el reto de Tiktok que ha intoxicado a 15 niños

Publicado

en

Hace unos meses un pequeño de 12 años, Archie Battersbee, perdía la vida por culpa del reto de TikTok ‘Blackout Challenge’.

Este estúpido reto se volvía a cobrar la vida de otro menor.

Hace unos días, otra niña ha muerto por el fatídico reto. Milagros, de 12 años, murió en su casa de Capitán Bermúdez, (Argentina).

Los retos de TikTok está poniendo en riesgo la vida de quienes lo hacen. Días atrás fue el ‘Blackout Challenge’ el que volvió a primera línea de la actualidad. Ahora es otro que también consiste en llevar al límite la consciencia del que lo prueba.

Ha ocurrido en Guanajuato, México. 15 niños de una escuela primaria se han intoxicado por retarse a un juego que se llama ‘El que se duerma el último, gana’.

¿En qué consiste ‘El que se duerma el último, gana’?

El reto consiste en tomar medicamentos para inducir el sueño, en este caso clonazepam, y aguantar despierto el máximo tiempo posible.

El peligro es enorme. El consumo de estos fármacos ansiolíticos pueden provocar no solo somnolencia, sino también mareos, problemas de coordinación, dolores fuertes, vómitos y desmayos.

En este caso las 15 víctimas vienen del Colegio La Paz de Cuautla y tienen entre 10 y 11 años. Según informan medios locales, para tomar los medicamentos se comieron brownies hechos con marihuana, al que añadieron el clonazepam. No se detectaron los problemas hasta que varios niños empezaron a mostrar síntomas ya en el colegio, lo que alertó a los profesores. Uno de ellos confesó lo sucedido y llamaron a los padres, que inmediatamente se llevaron a sus hijos a los colegios.

Las autoridades también están investigando cómo tuvieron acceso los chicos a ese clonazepam, un medicamento que solo se obtiene con receta médica (el ansiolítico Rivotril, a base de clonazepam)

Clonazepam es un compuesto que se prescribe para personas que sufren convulsiones, epilepsia, ansiedad, insomnio o ataques de pánico. Según indica la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), el clonazepam «no se debe utilizar en pacientes en coma, o en pacientes con farmacodependencia, drogodependencia o dependencia alcohólica».

 

Continuar leyendo