Síguenos

Sucesos

Caso Esther López: Las últimas pruebas dan un giro a la investigación

Publicado

en

Caso Esther López: la Guardia Civil identifica el coche que atropelló a la joven

Meses después del hallazgo del cadáver sigue sin conocerse las causas de la muerte de Esther López y qué persona o personas movieron el cuerpo de la joven de Traspinedo.

Ya son varios meses desde que Esther López falleció y la investigación continúa para esclarecer lo que ocurrió.

Ahora una nueva información añade dudas al caso.

Las últimas pruebas dan un giro a la investigación en el caso Esther López

Los restos de pintura azul hallados en el pantalón del cadáver de Esther López  no se corresponden con los del paragolpes delantero del turismo del hasta ahora principal sospechoso de su desaparición y muerte, Óscar.

Esto es lo que se desprende del último informe que la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha puesto en manos de la jueza de Instrucción número 5 de la capital vallisoletana, Soledad Ortega.

Esto es lo que se desprende del resultado del análisis efectuado por el Departamento de Química del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil tras cotejar restos de pintura localizados en el pantalón que vestía la víctima la noche de su desaparición.

Restos que fueron comparados con los extraídos del paragolpes delantero del Volkswagen T-Roc del sospechoso.

La pintura azul, según dicho informe, procedente del paragolpes delantero del vehículo «no se ajusta en cuanto a sus características morfológicas, composición química y color con las partículas de color azul recuperadas del pantalón de la víctima«, según señalan diversas fuentes.

Objetivo de la Guardia Civil

El principal sospechoso, Oscar S.M. lleva en el punto de mira de la Guardia Civil todo este tiempo.

¿Los motivos? Las numerosas pruebas encontradas como los restos de fibra de los calcetines de ella, en sus uñas, en el pantalón chino de él o el abrigo de Esther o las recogidas en el suelo de la vivienda de Oscar.

Además están las relativas al geoposicionamiento de los teléfonos móviles de ambos y la supuesta manipulación del equipo de navegación de su coche.

Pero ahora todas esas todas pruebas que parecían dejar claro el final de este caso se contradicen con este último informe remitido por la Guardia Civil a la instructora.

Teléfono pinchado

La recepción del informe coincide casi en el tiempo con la orden dada por la propia instructora para que la Guardia Civil cese en sus escuchas telefónicas practicadas a Oscar S.M. ante la falta de resultados relevantes para la investigación después de tres meses.

La juez, además, acuerda alzar el secreto sobre la única parte de las diligencias judiciales, la relativa al «pinchazo» del teléfono, que aún permanecía reservada para las partes.

La oposición del fiscal a esta medida ha hecho que la instructora haya decidido poner fin a dicha intervención que implica una injerencia en el derecho constitucional al secreto de las comunicaciones.

A pesar de que la Guardia Civil pidiese la prórroga de la intervención telefónica.

Esther López Óscar

La jueza concluye que, después de tres meses con el teléfono del investigado «pinchado», «ningún dato de interés se ha desvelado que pueda afectar a la presente investigación ya que el citado sospecha.

Así lo manifiesta, de que sus comunicaciones se encuentran intervenidas y por tanto sólo habla de los problemas que le está acarreando la causa en el negocio de la inmobiliaria, de las noticias que salen en la prensa sobre las diligencias que se están practicando, manteniendo su inocencia, o de cualquier otra cuestión desvinculada de la causa».

Respecto a las filtraciones a la prensa, el juzgado de Instrucción 5, igualmente, ha recibido la respuesta de la UCO a su petición de explicaciones sobre la filtración de un informe que había sido publicado por un medio de comunicación antes de que fuera notificado a las partes.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Condenado por abusar de su sobrina de cinco años

Publicado

en

Condenado por abusar de su sobrina de cinco años
EFE/Biel Aliño/Archivo
Entrada principal de la Audiencia Provincial de Alicante. EFE/Morell/Archivo

Alicante, 6 oct (EFE).- Un hombre de 39 años que sufre “una discapacidad intelectual leve” ha sido condenado por la Audiencia Provincial a un año y nueve meses de prisión por abusar de su sobrina, cuando esta tenía solo cinco años, en el municipio de Petrer (Alicante).

Los hechos sucedieron en una fecha no determinada del mes de agosto de 2016 en el domicilio en el que el acusado convivía con sus padres, cuando la hermana del procesado visitó la casa, junto a sus tres hijos.

La sentencia, dictada por un tribunal de la Sección Segunda, concreta que el acusado aprovechó que su hermana se encontraba realizando tareas domésticas en la vivienda para convencer a la niña a que le acompañara a su habitación.

Una vez allí, cerró la puerta, se tumbó sobre la cama y colocó a su sobrina sobre sus genitales mientras le tocaba los glúteos, la vagina y el pecho, animándola a realizar “movimientos como de montar a caballo”.

El episodio de abusos cesó cuando la madre de la niña dio una patada en la puerta y consiguió acceder al dormitorio, “donde encontró a la menor sobre el acusado y a éste con el pene erecto”. Así, la mujer sacó a la menor de la habitación.

La sentencia añade que la menor no sufrió lesiones de ningún tipo ni de secuela por estos hechos, aunque concreta que, dada la situación en la que se encontraban los menores, tuvo que intervenir Servicios Sociales hasta que la sección de Protección e Inserción de Menores declaró su desamparo y asumió su tutela, ya en abril de 2018.

Al tiempo, la resolución judicial detalla que el acusado “sufría un cuadro clínico con una discapacidad intelectual leve”, lo que producía una afectación parcial de “sus capacidades volitivas e intelectivas”.

El procesado reconoció la autoría de los hechos durante el juicio, lo que el tribunal considera prueba de cargo suficiente para enervar el principio de presunción de inocencia.

Considera al acusado responsable de un delito de abuso sexual sobre menor de dieciséis años por el que le impone la pena de un año y nueve meses de prisión, que quedará suplida con el internamiento en un centro adecuado durante ese periodo como tiempo de cumplimiento de la pena.

Además, se establece la prohibición de aproximarse a la menor por el tiempo de dos años a menos de 300 metros y se le impone la obligación de indemnizarla con el pago de la cantidad de 5.000 euros.

Continuar leyendo