Síguenos

Deportes

Guedes comienza a entrenarse y el Valencia no descarta que se quede

Publicado

en

Así ha sido la 'sosa' despedida de Guedes en Instagram

València, 20 jul (EFE).- El jugador portugués Gonçalo Guedes se incorporó este martes a la pretemporada del Valencia y se ejercitó a las órdenes del técnico José Bordalás mientras el club admite que está dispuesto a venderlo pero también asegura que sólo lo hará por una oferta acorde a su calidad.

Fuentes del club confirmaron a Efe que se han recibido algunas propuestas por él pero lejos de lo que la entidad entiende que es aceptable y no descarta que el jugador se quede a las órdenes de Bordalás dado que, según remarcan, el esfuerzo que se hizo el pasado verano le permite no tener que malvender al futbolista y poder quedárselo.

El luso acudió a la ciudad deportiva de Paterna a primera hora de la mañana y se unió al primer entrenamiento semanal del equipo, que este pasado lunes descansó tras haber regresado el domingo de la concentración que realizo en Oliva la semana pasada.

Con la llegada de Guedes ya sólo faltan por incorporarse a la disciplina de Bordalás el lateral José Luis Gayà y el delantero uruguayo Maxi Gómez, que apuran sus vacaciones tras los compromisos internacionales con sus selecciones, y Carlos Soler y el coreano Kang In Lee, que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio que arrancan este viernes.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

El Valencia pregunta a sus seguidores por el cambio de estadio y qué espera del nuevo

Publicado

en

Nuevo Mestalla
Vista general del Nou Mestalla. EFE/Kai Försterling/Archivo

València, 22 JULIO (OFFICIAL PRESS-EFE).-

El Valencia puso este lunes en marcha una macroencuestra entre sus seguidores que incluye una pregunta que les cuestiona por cómo se sienten ante el cambio previsto del Mestalla al Nou Mestalla pero también otras para conocer qué esperan del nuevo recinto.

La entidad pregunta qué sentimientos genera a sus seguidores el cambio de estadio y ofrece respuestas que van desde estar muy de acuerdo con el traslado a muy en contra del mismo. También ofrece la posibilidad de explicar en un pequeño texto esa respuesta.

El Valencia explica a sus aficionados que el club quiere «pasar de las actuales instalaciones a unas de primer nivel mundial» y asegura que «se están considerando varias opciones» por lo que quiere recabar «posibles mejoras».

La encuesta pide en una de sus primeras preguntas ordenar por importancia factores como que el proyecto resulte un estadio de élite mundial, que los asientos de los abonados estén en una ubicación, similar o mejor, que sean más cómodos, que sean cubiertos o que el precio del abono no se incremente «significativamente»,

El club y la empresa Legends, responsable de la ejecución del macrosondeo, se interesan también por aspectos como la zona del campo en la que más les gusta ver el fútbol o por qué abono elegirían según esa ubicación y un precio determinado.

Igualmente se pregunta por qué tipo de locales les gustaría que hubiera en el estadio tanto para hacer uso de ellos los días de partido como los días en los que no hay.

También plantea, entre otras cuestiones, la opción de qué tipo de eventos privados les gustaría celebrar en esas instalaciones, para cuánta gente serían o con cuánta frecuenta querrían organizarlos.

La licencia del Nou Mestalla: aforo de 70.000, 30 meses de obra y garantías si no arranca

El Ayuntamiento de València concedió el pasado viernes al Valencia la licencia para retomar las obras del Nou Mestalla, un estadio que exige que sea de setenta mil espectadores y que el club deberá acabar en un plazo máximo de treinta meses una vez retome las obras porque si no el consistorio le retiraría los beneficios urbanísticos que tiene, igual que si vuelve a pararlas.

Desde el consistorio aseguran que la licencia «cuenta con todos los informes técnicos que avalan su completa viabilidad jurídica» y que, una vez se le notifique al club, tendrá tres meses para presentar un proyecto de ejecución «para un estadio de fútbol de 70.000 espectadores» y un «calendario vinculante con hitos parciales», entre otros documentos.

El consistorio realizará entonces una auditoria externa e independiente del coste total de la obra y de la inversión que necesita cada una de las etapas, tal y como se aprobó en la comisión de urbanismo hace unas semanas.

Las condiciones para el Valencia

Una vez concedida la licencia definitiva, el club tendrá seis meses para iniciar las obras, salvo motivos de fuerza mayor. Si no lo hace, tendrá quince días desde que se lo notifique el consistorio para presentar una garantía por el 100% del precio que haya determinado la auditoria. Si las inicia y las para sin motivo de fuerza mayor, igualmente tendrá esos quince días para presentar una garantía por el dinero que quede por invertir para acabar el estadio.

Fuentes municipales explicaron a EFE que en ambos casos, el Ayuntamiento ejecutaría esa garantía y procedería a finalizar el estadio. Al mismo tiempo caducaría la licencia a favor del Valencia y derogaría la parte el Plan ATE que sigue en vigor lo que supondría que el club perdería los beneficios urbanísticos que mantiene en la parcela del Nou Mestalla y del actual estadio.

Además, el consistorio procedería a la resolución de los convenios suscritos en 2005 y 2007 por el Ayuntamiento con el Valencia por «incumplimiento grave de las obligaciones» y exigiría «la indemnización que proceda por los daños y perjuicios efectivamente causados».

Fuentes del gobierno que dirige María José Catalá calificaron como «muy exigentes» las condiciones establecidas y recordaron que el Valencia pedía entre 30 y 42 meses para acabar y que solo se le conceden 30.

Según esas mismas fuentes esos condicionantes establecidos protegen el interés de la ciudad «por encima de todo» y la blinda «ante posibles incumplimientos de la propiedad del Valencia». Además, aseguran que las penalizaciones por incumplimientos tienen «máximas garantías legales».

También remarcan que se evita que el Valencia «pueda aprovechar las plusvalías urbanísticas» que aseguran que tendría reconocidas de manera automática el 3 de agosto sin acabar el estadio y que se cumple con el acuerdo de una auditoría externa e independiente para evaluar el coste de las obras de conclusión.

El equipo de Catalá defiende que con esta licencia el consistorio va «un paso más allá de las condiciones que exigían los grupos de la oposición al incluir la completa eliminación de las plusvalías urbanísticas al Valencia en caso de incumplimiento».

Te puede interesar:

ANÁLISIS| Una década del desembarco de Peter Lim en el Valencia

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo