Síguenos

Salud y Bienestar

Incliva recibe recibe más de 100.000 euros en donaciones para investigar el cáncer de mama en mujeres jóvenes

Publicado

en

VALÈNCIA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) – La Fundación Le Cado ha entregado esta semana un cheque por valor de 25.000 euros al Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA para investigar en cáncer de mama en mujeres jóvenes, según ha informado este miércoles fuentes del instituto en un comunicado.

La presidenta de la Fundación, Elvira Monferrer, fue la encargada de hacer entrega del cheque al director Económico de INCLIVA, Vicente de Juan, y la doctora Gloria Ribas, que dirige el proyecto de investigación de Cáncer de mama en mujeres jóvenes al que van destinados los fondos. Desde que en 2011 se inició la relación entre Le Cado e INCLIVA, la primera ha donado más de cien mil euros a la investigación del cáncer de mama.

La colaboración de Le Cado con INCLIVA apoyando el proyecto de ‘Cáncer en Mujeres jóvenes menores de 35 años’ fue la que permitió que el estudio se pusiera en marcha. La doctora Ribas ha destacado que «sin su apoyo no hubiéramos podido iniciar el proyecto, ya que las instituciones públicas no sin querían subvencionar sin datos preliminares».

En ese sentido, ha explicado que tras los primeros resultados de la investigación en la que demostraron que el cáncer de las mujeres menores de 35 años es «distinto biológicamente al cáncer de las mujeres mayores», en esta nueva etapa están identificando marcadores moleculares en cáncer de mama de mujeres jóvenes y preteden estudiar la evolución del cáncer de mama y las resistencias con la ayuda de la biopsia líquida.

El estudio se realiza en el Laboratorio de Genómica Funcional del Cáncer dirigido por la doctora Gloria Ribas, en colaboración con el Grupo de Biología del Cáncer de Mama, que coordina la doctora Ana Lluch.

SOBRE EL CÁNCER DE MAMA EN MUJERES JÓVENES
El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer, ésta neoplasia empieza a presentarse en torno a los 30 años, aumentando de forma progresiva su incidencia, hasta afectar al 9% de la población femenina a los 70 años de edad.

Supone, en nuestro medio, la cuarta causa de muerte y la primera causa de años potenciales de vida. Aunque su mayor prevalencia es en mujeres menopáusicas, existen un porcentaje de casos de cáncer de mama en mujeres menores de 40, mayoritariamente con antecedentes familiares.

A éstas pacientes se les deriva a consejo genético para el estudio de los genes conocidos de alta susceptibilidad al cáncer (BRCA1 o BRCA2). Sin embargo una fracción de ellas resultan tener los genes funcionales y no ser portadoras de mutaciones en los mismos. La búsqueda de nuevos genes es «larga y tediosa y no ha dado resultados demasiado alentadores en este sentido», según las mismas fuentes.

En estos casos no se puede orientar a la paciente y familia, las pacientes siguen el tratamiento convencional según las características tumorales. Los tumores de estas pacientes jóvenes suelen ser más agresivos, mayor tamaño, más indiferenciado y era necesario buscar marcadores nuevos y más específicos que permitan un tratamiento más eficaz.

Los primeros resultados obtenidos en el proyecto demuestran que existe un perfil molecular distinto entre el cáncer de las mujeres menores de 35 años y las mujeres mayores de 45 años.

INCLIVA está realizando un estudio completo de desregulación génica, usando moléculas pequeñas no codificantes llamados miRNAs, puesto que se ha visto que tienen un papel regulador que los hace una diana muy atractiva y que son claves en la detección de nuevos mecanismos de tumorogenicidad. Además podrían tener aplicaciones potenciales en la clínica como marcadores para diagnóstico y prognosis del cáncer de mama.

La Fundación Le Cadó tiene como objetivo primordial la recogida de fondos para colaborar en la financiación de instituciones o entes de nivel superior, ya sean instituciones sanitarias con servicios específicos para el tratamiento de este tipo de enfermedad o centros de investigación para la búsqueda de tratamientos de nueva generación.

Salud y Bienestar

Los síntomas neurológicos tras la covid-19 multiplican por seis el riesgo de morir

Publicado

en

EFE

Washington, 11 may (EFE).- Los pacientes enfermos de covid-19 que desarrollan síntomas neurológicos tienen un riesgo seis veces mayor de morir, según un estudio internacional publicado este martes en la revista médica JAMA Network Open.

Los resultados, aún provisionales, se obtuvieron con el análisis de 3.744 adultos hospitalizados en 133 ubicaciones alrededor de los cinco continentes.

La principal conclusión del estudio fue que el 82 % de pacientes hospitalizados desarrollan síntomas neurológicos que van desde dolores de cabeza a la pérdida del olfato o el gusto, lo que multiplica por seis el riesgo de morir.

«Tener cualquier síntoma neurológico relacionado con la covid-19, desde algo aparentemente inofensivo como la pérdida del olfato hasta eventos importantes, como accidentes cerebrovasculares, se asocia con un riesgo seis veces mayor de morir», según un comunicado.

Además, los pacientes con enfermedades neurológicas preexistentes como demencia o migrañas crónicas tienen un riesgo doble de desarrollar síntomas neurológicos relacionados con la covid-19.

«Desde temprano en la pandemia fue evidente que un gran número de personas que estaban lo suficientemente enfermas como para ser hospitalizadas también desarrollan problemas neurológicos», dijo en un comunicado la investigadora Sherry Chou.

Chou, profesora de neurología de la Universidad de Pittsburg, en Estados Unidos, lideró el consorcio internacional que elaboró el estudio.

«Un año después -agregó-, todavía estamos luchando contra un enemigo invisible desconocido y, como en cualquier batalla, necesitamos información: tenemos que aprender todo lo que podamos sobre los impactos neurológicos de la covid-19 en pacientes que están activamente enfermos y en sobrevivientes».

De hecho, el estudio alerta de la «incertidumbre» futura para los pacientes que sobrevivieron a la enfermedad.

Chou dijo que «incluso si la pandemia se erradicase por completo, todavía estamos hablando de millones de sobrevivientes» con potenciales problemas en el futuro.

Continuar leyendo