Síguenos

Cultura

‘La alquimia de la personalidad’, el libro de Josep Guarch

Publicado

en

la alquimia de la personalidad

‘La alquimia de la personalidad’, es el último trabajo de Josep Guarch, terapeuta floral, homeópata y astrólogo humanista, parte de la idea de que cada individuo es único, y por ello entiende que es necesario contar con un modelo capaz de individualizar la personalidad.

En la primera parte del libro Josep Guarch, aborda con un estilo divulgativo y comprensible, las bases de la Astrología Humanista, para luego aplicarlas al modelo de personalidad diseñado por él mismo: «Los cuatro pilares de la Personalidad».

La segunda parte, se centra en la relación de los Signos Zodiacales con las doce flores tipológicas del sistema floral del Dr. Edward Bach, incluyendo una descripción de estos doce signos alejada de cualquier tópico y en base a su forma arquetípica.

Este libro nos permitirá comprender de forma precisa las bases de nuestra personalidad y, como si fuésemos alquimistas, hacer alquimia con los elementos propios de nuestra personalidad, haciendo realidad el antiguo aforismo: «Conócete a ti mismo».

«Un libro que constituye una herramienta accesible para comprender el complejo mundo de la personalidad humana»

¿CÓMO SE ESTRUCTURA EL LIBRO?

La primera parte, «Astrología humanista como herramienta de autoconocimiento», es una introducción a la astrología humanista (que no está destinada a «adivinar el futuro», sino a conocerse a uno mismo) en la que se revisan las funciones de los planetas en el sistema astrológico, y cómo se relacionan con la personalidad.

En la segunda parte, «La terapia floral del doctor Edward Bach asociada a los signos zodiacales», el autor propone asociar cada uno de los doce curadores a un signo zodiacal, complementando y ampliando lo considerado en el sistema floral.

LA IMPORTANCIA DE LA ASTROLOGÍA. ¿EN CRISIS?

Indudablemente, el conocimiento astrológico siempre ha fascinado a los estamentos de poder, de ahí que, desde antaño hasta la actualidad, han confiado en ella a la hora de tomar decisiones importantes. La historia está repleta de gobernantes que consultaron a un astrólogo en circunstancias   de                                 especial relevancia, o incluso para fijar fechas que iban a ser determinantes para el futuro de un país.

No deja de ser sorprendente que aquellos que, con tanta insistencia, procuran desprestigiar la astrología luego asistan de forma confidencial a

nuestras consultas profesionales buscando consejo o respuesta a sus preguntas. Esto sucede tanto en estamentos científicos o académicos como políticos o religiosos. Hoy, sobre todo, cuando la humanidad se ve azotada por una crisis terrible que no tiene otra finalidad que desencadenar los cambios que nuestro planeta y la humanidad en su conjunto necesitan, incluso aquellos que en otros momentos mostraron un escepticismo feroz vienen a buscar consejo y orientación.

NECESITAMOS CONOCERNOS A NOSOTROS MISMOS

Hoy ya nadie duda de que estamos en el final de una etapa vital, lo que va a suponer el inicio de una nueva con otros preceptos y necesidades.

En un mundo en el que se ha insistido mucho en «globalizar» o «universalizar», no se ve con buenos ojos un saber que nos habla del valor de lo individual.

Ciertamente hoy más que nunca resulta necesaria una participación global en los problemas del mundo de cada uno con los seres humanos que lo integramos. No obstante, para que el resultado sea correcto, debe partir necesariamente de un conocimiento lo más profundo posible del ser individual.

La mejor forma de participar en el todo universal es desarrollando al máximo nuestras potencialidades, habilidades, características y dones personales.

VIVIMOS UN MOMENTO MUY ESPECIAL: VIENEN GRANDES CAMBIOS

Por todo ello, en esta nueva era están confluyendo toda una serie de aspectos cósmicos que van a desencadenar de una forma u otra los cambios que esta humanidad nuestra necesita, en concreto, un cambio de signo zodiacal por parte de tres planetas: Urano ingresó en el signo de Aries, Plutón en el signo de Capricornio y Neptuno en el signo de Piscis. Solo para que el lector se haga una idea del momento tan especial que estamos viviendo, una circunstancia parecida la encontramos en el momento de la caída del feudalismo, que marcó grandes cambios en la forma de entender el mundo.

LOS SIGNOS ZODIACALES COMO CIMIENTOS DE LA PERSONALIDAD

Partimos de cuatro signos que son nuestros cuatro cimientos. El signo solar es el signo en el que estaba situado el Sol en el momento del nacimiento, y lo mismo ocurre con la Luna y Marte. En cuanto al signo ascendente, si en el momento de nacer hubiésemos mirado hacia el este, de acuerdo con el plano del horizonte terrestre,

habríamos visto un signo elevándose. Ese signo en elevación es el que conocemos como signo ascendente, y por ese motivo tiene este nombre.

    • Signo solar: Representa nuestra identidad, carácter y forma de ser interna. Sería como nuestra esencia o
    • Signo lunar: Representa nuestros sentimientos y Se encarga de gestionar la red de vínculos afectivos que establecemos alrededor de nuestra vida y, por tanto, de nuestro Sol.
    • Signo de Marte o marcial: Representa nuestras Se encarga de defender el espacio para nuestro proyecto de vida. Podemos considerarlo como nuestro guerrero interior. El signo en el que se encuentre situado Marte nos indica el tipo de espada que disponemos para autoafirmarnos y defender nuestro plan de vida.
    • Signo ascendente: Representa nuestra personalidad externa y, por tanto, la herramienta a través de la cual nos mostramos a nivel público y

EL ASCENDENTE, NUESTRO TRAJE SOCIAL

El ascendente representa cómo hemos vivido o percibido nuestro primer contacto con este mundo. Es nuestro primer vestido o traje, como si nos hubiésemos vestido de una forma determinada para acudir a un acontecimiento muy especial que, en este caso, es nuestro nacimiento. El ascendente de un bebé podemos escucharlo verbalizado en la madre:

«Ha sido todo muy rápido», «Fue muy largo y difícil»,

«Pude disfrutarlo», «Fue muy bello y agradable»… Podríamos considerar este signo como nuestra primera presentación en sociedad. Por ello, condiciona hasta el fin de nuestros días cómo nos mostramos a nivel social.

Dado que el signo ascendente representa cómo ha sido nuestro primer contacto con la vida fuera del seno materno también condiciona los inicios de los asuntos más importantes de nuestra vida, aunque a veces incluso llega a condicionar los más banales. Ahí es donde le encontramos la explicación a que una persona que vivió un parto difícil, dado que el bebé venía con vuelta de cordón, viva con ansiedad algo tan cotidiano como ir al cine.

ASTROMEDICINA

Muchos profesionales de la salud constataron la importancia del conocimiento astrológico como una forma de diagnosticar e incluso de tratar las distintas patologías manifestadas, estableciendo una correlación entre las enfermedades, las influencias astrales y los distintos tratamientos médicos. Uno de dichos especialistas fue Paracelso (1493-1541), alquimista, médico y astrólogo suizo. A lo largo de su vida profesional, defendió la necesidad de conocer en profundidad la astrología, hasta el punto de que llegó a decir que era inconcebible que alguien pudiera llamarse médico y no saber astrología.

En efecto, sus libros están repletos de referencias astrológicas y muchas de ellas establecen claros paralelismos entre el cuerpo humano y sus patologías con el cosmos y las plantas. «Los astros nos enseñan a conocer las enfermedades, los astros nos enseñan a curarlas»; «Es necesario que el remedio sea reducido a una sustancia tan aireada que pueda estar regida y dirigida por Marte, Saturno, Júpiter o los demás, según lo que se requiera»… Indudablemente, Paracelso estaba estableciendo las bases de lo que iba a ser la terapia vibracional.

LA TERAPIA FLORAL DE BACH

Una de las dificultades que experimenta toda persona al acercarse a la terapia floral de Bach es descubrir su flor tipológica (aquella que se ajusta mejor al conjunto de características de la personalidad de cualquier individuo, según las características de personalidad asociadas con cada esencia floral). La importancia de conocer la flor tipo estriba en el hecho de que esta esencia floral tiene como finalidad aportarnos el estado de equilibrio o salud total (siempre que sea tomada en el momento oportuno del proceso terapéutico).

La flor tipo sería como nuestro patrón de vibración armónico (equivalente a la afinación de un determinado instrumento musical). Si el estado de enfermedad o desequilibrio está asociado a un patrón disarmónico, la toma de la esencia tipológica armoniza nuestro patrón en desequilibrio a través de las sucesivas tomas de la esencia, hasta completar el proceso de armonización (equivalente al estado de bienestar general).

IMPATIENS: LA ESENCIA IDÓNEA PARA UN/A ARIES… Y AQUELLOS QUE NO PARAN

Impatiens sería una de las esencias florales más importantes para poder situarse en el presente, en un mundo en el que al tiempo se le da tanta importancia que acabamos viviendo de forma acelerada. La toma de la esencia nos ayudará a descubrir que, por mucho que uno corra, no conseguirá estirar el tiempo, ya que el reloj no marcará más de veinticuatro horas. Si uno siente la necesidad de vivir corriendo, no es que le falte tiempo, el problema es que le sobran actividades. Por todo lo comentado, esta es una esencia muy importante, no solo para las personas de signo Aries, sino para todas aquellas que crean en la ilusión de que correr o realizar todo de forma apremiante es una solución a sus problemas. Impatiens aportará calma y tranquilidad, sin dejar de ser activo y resolutivo.

PRIMERA PARTE. ASTROLOGÍA HUMANISTA, HERRAMIENTA DE AUTOCONOCIMIENTO

Capitulo 1. Claves de la astrología humanista

Capítulo 2. Los cuatro pilares de la personalidad

Capítulo 3. Los signos zodiacales

Capítulo 4. La arquitectura de la carta

Capítulo 5. Los planetas

SEGUNDA PARTE. LA TERAPIA FLORAL DEL DOCTOR EDWARD BACH ASOCIADA A LOS SIGNOS ZODIACALES

Capítulo 6. Astrología y flores de Bach

Capítulo 7. Los doce signos y los doce curadores

Capítulo 8. Los cuatro pilares de la personalidad aplicados a las doce esencias florales de Bach

Capítulo 9. El uso de la astrología en una consulta de terapia

Josep Guarch

Astrólogo Humanista. Terapeuta Floral y Homeópata. Formador de Astrología y Terapia Floral.

Su prematura inquietud por entender la vida desde el esoterismo, le lleva a estudiar Astrología con tan solo doce años. Después de destacar en las diferentes ramas de la Astrología, se centra en el desarrollo de la Astrología Humanista, tanto a nivel de consulta como académico.

Su formación como Terapeuta Floral y Homeópata, le empuja a asociar la Astrología Humanista como herramienta básica con la consulta terapéutica.

Ha participado como ponente en numerosos congresos nacionales e internacionales. Destaca su trabajo como creador de un modelo de personalidad individualizada: «Los cuatro pilares de la personalidad» y su modo de relacionar doce Signos con las doce esencias florales tipológicas; ambos explicados en la presente obra.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

El enigma de «La Casa de los Gatos» del Barrio del Carmen de Valencia

Publicado

en

Casa de los Gatos Valencia

En el corazón del Barrio del Carmen de Valencia, una estructura peculiar se alza con un encanto único: «La Casa de los Gatos». Este edificio, con sus características puertas y ventanas diseñadas específicamente para los felinos, es mucho más que una simple residencia; es un punto de referencia que ha capturado la imaginación de quienes lo descubren.

Historia y Origen

La historia detrás de «La Casa de los Gatos» está envuelta en un misterio que ha desconcertado a generaciones. Se dice que la casa fue diseñada por un arquitecto local apasionado por los animales, cuya inspiración provino de su propio amor por los gatos. Sin embargo, el nombre de este arquitecto y los detalles exactos de su creación permanecen envueltos en la bruma del tiempo, dejando lugar a especulaciones y teorías fascinantes.

Algunos residentes ancianos del Barrio del Carmen recuerdan haber escuchado historias sobre cómo la casa fue construida como un homenaje a un gato muy querido que una vez deambulaba por las calles del vecindario.

Otros sostienen que la idea surgió como una forma de proporcionar refugio y comodidad a los numerosos gatos callejeros que habitaban la zona en aquel entonces. Sea cual sea su origen, «La Casa de los Gatos» se ha convertido en un símbolo arraigado en la identidad del barrio.

El Misterio y las Leyendas

A medida que exploramos los rincones de esta casa singular, nos encontramos inmersos en un mundo de misterios y leyendas. Vecinos y visitantes han reportado avistamientos de sombras de gatos deslizándose por los pasillos internos de la casa, así como susurros de maullidos en las noches más oscuras.

Estas historias han contribuido a forjar la atmósfera enigmática que rodea a «La Casa de los Gatos», convirtiéndola en un lugar de intriga y curiosidad.

La inspiración de La Casa de los Gatos de Valencia

Pero más allá de las historias fantásticas, «La Casa de los Gatos» ha tenido un impacto tangible en la comunidad del Barrio del Carmen. La presencia de esta residencia única ha inspirado a los residentes a adoptar una postura más activa en la protección y el cuidado de los felinos callejeros que deambulan por las calles. Se han organizado campañas de esterilización y adopción, y se han establecido comederos y refugios para proporcionar ayuda a estos animales necesitados.

Además, la casa ha servido como punto de encuentro para amantes de los gatos y defensores de los derechos de los animales, quienes se reúnen regularmente para intercambiar historias, compartir consejos y coordinar esfuerzos en beneficio de los felinos de la zona. Esta comunidad unida demuestra cómo un simple edificio puede desempeñar un papel significativo en la cohesión y el bienestar de una comunidad.

Un símbolo

En última instancia, «La Casa de los Gatos» en el Barrio del Carmen trasciende su función como refugio para gatos. Es un símbolo de creatividad, amor y solidaridad que refleja la riqueza cultural y la pasión de la ciudad de Valencia.

A medida que continuamos explorando sus misterios y secretos, nos encontramos con una historia que nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con los animales y el entorno que compartimos. En esta casa, los gatos no solo encuentran refugio, sino también un hogar donde son celebrados y amados.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo