Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

La Comunitat y Andalucía acercan posturas sobre la financiación autonómica

Publicado

en

València, 16 jul (EFE).- El conseller de Hacienda, Vicent Soler, y su homólogo andaluz, Juan Bravo, se han reunido este viernes para buscar propuestas comunes sobre el nuevo sistema de financiación autonómica que llevar a la cumbre sobre la reforma del actual modelo que los presidentes andaluz y valenciano celebrarán en septiembre.

«Juntos llegaremos más lejos, aunque solos vayamos más rápido», ha manifestado Bravo, mientras que Soler ha declarado que están «haciendo camino, y eso es lo más importante».

Se trata de «convencer a todas las comunidades de que están infrafinanciadas. Algunas estamos peor, pero afecta a todas», ha precisado Soler, para quien el pacto sería fácil si todos estuvieran de acuerdo en que un valenciano, un andaluz o un gallego «deben tener un acceso igual a la Sanidad u otros servicios».

«La situación actual es completamente distinta del sistema de 2002 -ha subrayado Soler-. Hay que redistribuir la financiación porque la carga de servicios que damos ahora es mucho mayor».

Ambos han hecho declaraciones a los medios de comunicación antes de su reunión de trabajo y, a preguntas de los periodistas, han coincidido en señalar la necesidad de un nuevo modelo de financiación que no penalice en primer lugar a la Comunitat Valenciana, en segundo a Murcia, y en tercero a Andalucía, que son las tres peor financiadas.

También han coincidido en la conveniencia de que, como solución transitoria mientras no sea posible el consenso deseable en torno a un nuevo sistema, se aprueben compensaciones para estos territorios.

Según Juan Bravo, «se trata de ser capaces de tener un posicionamiento común para intentar reclamar ante el Ministerio unas necesidades de financiación que deben permitir, en estos momentos tan difíciles con la pandemia, no solamente cubrir los servicios fundamentales sino también iniciar la recuperación económica».

Para lograr ese objetivo, «es necesario dinero. Eso es lo que vamos a plantear y lo que los presidentes entiendo que llevarán a Madrid», ha explicado.

En palabras del consejero andaluz, «los números tienen esa ventaja: dan resultados que indican que Valencia es la comunidad que está peor financiada, la segunda es Murcia y después estamos nosotros. Esto nos permitirá una posibilidad de entendimiento».

Soler por su lado ha dicho que hay «bastante consenso entre los dos», ya que parten de «una situación injusta, donde este principio de singularidad de los territorios e igualdad de las personas, no se da».

«Estamos hablando de Sanidad, Educación, seguridad… pero también estamos hablando de la oportunidad de salir igualmente bien parados de la crisis. Si tenemos recursos diferentes, en situaciones parecidas, no vamos a tener las mismas oportunidades y eso constitucionalmente no es correcto», ha afirmado Soler.

Bravo ha alabado propuestas como la realizada recientemente por el president de la Generalitat, Ximo Puig: «ante las dificultades que existen para aprobar un nuevo sistema de financiación, la solución puede ser un sistema transitorio, como el Fondo Transitorio de Nivelación. O podemos por ejemplo usar el reparto de fondos COVID como forma de compensación hacia las comunidades que están un poco peor, e ir de ese modo acercando posturas, en la línea de lo que propuso el presidente de la Comunidad Valenciana. Sería un gesto que agradeceríamos las comunidades peor financiadas».

Soler ha agregado: «todo juega a favor de que la solución sea perentoria. Es evidente que la situación de partida es mala, es que no podemos aspirar a un gasto igual que la media, eso en nuestro caso significa más déficit que la media, y la pregunta es por qué».

PORTADA OFFICIALPRESS

Mazón propone una «revolución fiscal» para fomentar el consumo y el empleo

Publicado

en

València, 17 sep (EFE).- El presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, ha adelantado este viernes parte de su propuesta de «revolución fiscal» que contempla la reducción del IRPF al mínimo legal para las rentas más bajas y que persigue fomentar el consumo y la recuperación del empleo.

Mazón ha realizado este anuncio en el transcurso de una rueda de prensa celebrada en la sede del partido en València, tras reunirse con diputados en el Congreso y senadores del partido en la Comunitat para avanzar las líneas estratégicas de cara al nuevo curso político.

«Esta rebaja fiscal afectará a todos los impuestos autonómicos, también al IRPF, para ayudar a los sueldos más bajos y recuperar la competitividad y el empleo, que están dormidos. Buscamos más cotización, más retorno, más actividad que permita incluso reducir el déficit actual«, ha asegurado.

Aunque ha apuntado que será el próximo miércoles cuando dé más detalles sobre esta propuesta, Mazón ha expuesto que se contempla una rebaja del IRPF del 10 % al 9 %, «que es el tope legal«, y el aumento del mínimo personal exento de tributación, que pasaría a ser de 6.150 euros.

Ambas medidas combinadas, según el presidente del PP, supondrían una rebaja de hasta el 31 % en los impuestos que pagan las rentas más bajas en la Comunitat Valenciana actualmente.

«Un joven que ingrese 14.225 euros al año, que los hay, con este gobierno cotiza 52 euros, pero con la propuesta del PP pasaría a no pagar impuestos, dejaría de tributar. Y otro que ingrese 15.000 euros, en estos momentos con Ximo Puig paga 233 euros, pero con la rebaja fiscal pagaría 159 euros, un 31 % menos», ha explicado.

«Esto es lo más urgente, lo prioritario para quienes más lo necesitan, pero hablaremos también de sucesiones, de donaciones, de impuestos patrimoniales… será la revolución fiscal más potente de cuantas se han planteado en la Comunitat», ha adelantado, «de forma que el tacón fiscal dejará de oprimir el cuello del contribuyente».

Preguntado sobre qué plantea el PP valenciano para las rentas más altas, Mazón ha contestado: «donde más esfuerzo se hace es en las bajas, pero el miércoles lo contaremos bien, porque lo que proponemos son bajadas de impuestos para todo el mundo».

«El objetivo es fomentar el consumo, la contratación y el empleo, y la reforma ayudará también a quienes generan empleo, porque sin ellos difícilmente podremos recuperar al conjunto de la sociedad. No seríamos tan presuntuosos de llamarla revolución fiscal si no afectase a todos», ha concluido.

Continuar leyendo