Síguenos

Valencia

La Conselleria de Sanidad ya prepara el proceso para vacunar a los niños

Publicado

en

Madrid/València, 7 dic (EFE).- La Conselleria de Sanidad ya está preparando el proceso de vacunación contra la covid-19 de los niños de 5 a 11 años, una vez que la Comisión de Salud Pública ha aprobado este martes la vacuna infantil para este grupo de edad, la franja con una mayor incidencia de contagios.

Sanidad ha indicado a EFE que se está trabajando en la mejor fórmula para vacunar a los niños, de una manera rápida, ágil y con la menor molestia para todos.

España empezará a vacunar a los niños de 5 a 11 años contra la covid-19 a partir del 15 de diciembre con dos dosis separadas por ocho semanas y no 21 días como ocurre con los adultos por dos motivos: una mejor calidad de su protección y para evitar el parón de las vacaciones escolares.

En declaraciones a Efe, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, ha recordado que cada país de la UE puede adaptar la ficha técnica de estos medicamentos «a los intervalos que considere oportunos en función de su situación epidemiológica».

A propuesta de los expertos de la ponencia de vacunas, los directores generales del Ministerio de Sanidad han decidido que el intervalo entre pinchazos no será de 21 días, como reguló recientemente la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), sino de 8 semanas.

Una propuesta que «se fundamenta en la evidencia desarrollada en un país como Reino Unido, que ha implementado esta pauta» en adolescentes y que «va a generar una mejor calidad en la respuesta protectora que vamos a conseguir con la vacuna», asegura el presidente de los vacunólogos.

Y también en la logística, porque este intervalo «no se traduciría en una dificultad para seguir el proceso de vacunación» en aquellas comunidades que opten por vacunar a sus menores en los centros educativos.

La pauta de la vacuna infantil ha «sorprendido un poco» al pediatra y epidemiólogo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Quique Bassat, quien ha recordado que desde el principio se habló de una separación entre dosis de 21 días y que así lo recomendó la EMA.

Aunque dice «no entender muy bien por qué España ha hecho esta recomendación y que este cambio «confunde más que ayuda», el experto tranquiliza afirmando que «es cierto que cuanto más amplio es el intervalo, mejor es la respuesta inmune», pero también lo es que en la práctica se traducirá en un tiempo mucho mayor para tener a la población pediátrica correctamente vacunada.

No obstante, señala que «no hay urgencia y esto se puede hacer». «Ahora lo que nos interesa es vacunar rápido y tener a muchos niños protegidos porque de esa manera podremos controlar más rápidamente la transmisión», concluye.

Valencia

Esto es lo que hará València con las antiguas cabinas telefónicas

Publicado

en

Esto es lo que hará València con las antiguas cabinas telefónicas
Imagen de archivo de una joven tomando con su teléfono móvil una fotografía de una cabina telefónica en un barrio de Ávila. EFE/ Raúl Sanchidrián

València, 26 ene (EFE).- El Ayuntamiento de València ha comenzado a estudiar qué destino darle a los lugares de la ciudad que aún acogen cabinas telefónicas, dado su uso residual, y entre las futuras posibilidades se encuentran crear en ellos puntos de recarga para dispositivos móviles y de acceso público por wifi a internet.

El concejal de Agenda Digital, Pere Fuset, acompañado por representantes de la Concejalía de Espacio Público, se ha reunido este miércoles con José Manuel Plaza, director de Administración Pública de Telefónica en la Comunitat Valenciana, para abordar el futuro más inmediato de las cabinas telefónicas en las calles de València después de los cambios en las normativas de telecomunicaciones que harán viable su retirada del espacio público.

Según fuentes municipales, el proyecto de la nueva Ley de Telecomunicaciones del Estado, que previsiblemente entrará en vigor el próximo trimestre, dejará de considerar como elemento esencial las cabinas telefónicas que desde la irrupción de la telefonía móvil han caído en desuso «hasta unos niveles marginales».

“Desde ya mismo, València estudia aprovechar el vacío que dejarán las anacrónicas cabinas para avanzar en la modernización ofreciendo posibles servicios ‘smart city’ a la ciudadanía”, ha señalado Fuset, quien ha añadido que explorarán «todas las posibilidades, tanto técnicas como legales», para que València sea «referente en transformación digital orientada a la calidad de vida de la gente».

Entre los ejemplos de usos posibles que desde Smart City València, junto con la Concejalía de Espacio Público, están valorando para sustituir a medio plazo las cabinas telefónicas una vez se retiren, Fuset ha avanzado ya varios.

«Habrá la posibilidad de reforzar la cobertura wifi pública dentro de la estrategia contra la brecha digital, ofrecer puntos de carga para dispositivos electrónicos y smartphones, botones de emergencias y pantallas táctiles con información ciudadana, así como sensorética relativa a la contaminación acústica y atmosférica u otras funcionalidades que permiten al Ayuntamiento obtener datos para ser más eficientes en la gestión», ha detallado el concejal.

Por su parte, la edil de Espacio Público, Lucía Beamud, ha explicado: “Hace tiempo que trabajamos al ir comunicando a Telefónica todas las cabinas que molestaban especialmente por su ubicación y ya se han quitado muchas en los últimos años. Hemos estado haciendo un trabajo de recogida de varias quejas del vecindario y las hemos trasladado todas a la empresa de telefonía que, a todos los efectos, ha ido retirándolas».

Beamud ha remarcado que el equipo de gobierno local trabaja «para facilitar al máximo el paso de los peatones por las aceras y algunas cabinas se han acabado convirtiendo en elementos impropios de la ciudad que dificultan el paso a las personas mayores o con problemas de movilidad».

Continuar leyendo