Síguenos

Consumo

La dieta antiinflamatoria: estos son los alimentos recomendados

Publicado

en

dieta antiinflamatoria

¿Qué pensamientos se vienen a la cabeza cuando se escucha la palabra «dieta»? ¿Báscula, hambre, sufrimiento, pérdida de kilos, restricciones alimentarias? ¿Es verdaderamente eso una «dieta»? En la Cocina de Elisa hablan de los alimentos y las dietas antiinflamatorias

La palabra dieta tiene asociada millones de connotaciones negativas en nuestra sociedad debido a los mitos circulantes sobre alimentación. Sin embargo, una dieta es todo aquel conjunto de alimentos que se consumen de manera habitual, la cual variará según sus objetivos.

Una dieta o alimentación antiinflamatoria es un estilo de vida que engloba hábitos que deben ser implantados en el día a día y, le ayudará a disfrutar de una alimentación saludable, optimizando su vitalidad, energía y salud. Dicho género de vida presenta un completo esquema nutricional diario que evitará un desajuste alimentario, previniendo la aparición de déficits de nutrientes que pueden favorecer o empeorar los procesos inflamatorios. Cabe aclarar que la inflamación no siempre es negativa. Es un proceso necesario en el organismo para protegerse frente a agresiones externas. El problema real viene cuando esta inflamación persiste en el tiempo.

La base de la dieta estará formada por alimentos de origen vegetal que aportarán fibra, vitaminas y antioxidantes. A su vez, es preferible consumir productos ecológicos, de temporada y proximidad para asegurar sus propiedades nutricionales óptimas.

Algunos de los grupos de alimentos recomendados son las frutas, verduras y hortalizas tanto crudas como cocinadas, las cuales formarán la base de la alimentación. Semillas y frutos secos, gran fuente de proteína vegetal, grasas saludables, fibras y antioxidantes (lo ideal es consumirlos al natural). Cereales integrales, priorizando los libres de gluten y de grano completo (trigo sarraceno, maíz ecológico, quinoa, arroz…). Alimentos fermentados como el yogur, chucrut y kombucha o, tubérculos como la patata, boniato, chirivía, colinabo, etc. Las legumbres también son interesantes a nivel nutricional, siendo una excelente fuente de fibra y proteína vegetal.

Las proteínas de calidad son muy importantes en una dieta saludable. Se pueden obtener de huevos, mariscos, pescado salvajes, carnes ecológicas, legumbres, frutos secos, semillas y cereales (prioriza la proteína vegetal sin abusar de la animal). También hay que mencionar los ácidos grasos omega 3, esenciales para el organismo ya que este no los puede fabricar por sí mismo y han de ser aportados a través de la dieta. Están presentes en el pescado azul o en nueces y semillas de lino.

En cambio, hay otros muchos alimentos que inflaman como son los hidratos de carbono refinados (harina, pan, pasta, bollería…). También las grasas saturadas de mala calidad y grasas vegetales hidrogenadas son realmente perjudiciales (margarinas, snacks…). Otros no recomendados serían alimentos ultraprocesados, aceites refinados, gluten, alcohol, carnes procesadas, frituras, determinados aditivos así como edulcorantes artificiales.

 

Consumo

ESTUDIO OCU| Estos desodorantes de marca blanca, y más baratos, entre los de mayor calidad

Publicado

en

Un análisis de desodorantes antitranspirantes femeninos o unisex realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) revela su excelente capacidad para enmascarar el olor a sudor del cuerpo, básicamente gracias a los perfumes que contienen. Sus cualidades cosméticas son también buenas. Sin embargo, no todos resultan igual de eficaces como antitranspirantes.

Tal y como se publica en la revista OCU-Salud de abril, tres de los diez productos analizados no consiguen limitar de manera significativa la transpiración, uno de los objetivos básicos de un antitranspirante. En concreto, no alcanzan el 20% de reducción del sudor que sí consiguen los mejores desodorantes en la mayoría de las voluntarias que participaron en la prueba.

Tampoco son raros los productos que marcan la ropa oscura, sobre todo entre los desodorantes de tipo espray; aunque suelen desaparecer luego al lavar las prendas. Por el contrario, el impacto de los esprays sobre el medio ambiente es menor que el de los roll-on, aunque uno de ellos sigue incluyendo un envase de cartón del todo innecesario.

Llaman la atención los buenos resultados que obtienen algunos de los productos más baratos, de marca blanca, como el roll-on Deliplus Aloe, a la venta en Mercadona (0,75 euros), que destaca por su buena eficacia frente al olor corporal y su capacidad antitranspirante; aunque algunas usuarias criticaron el aroma del producto, así como una excesiva humedad durante la aplicación. En esprays, la marca Dove (desde 2,75 euros) es la mejor de las analizadas, con excelentes resultados en el test de usuarias.

OCU no ha observado en el etiquetado conservantes bajo sospecha de alterar el equilibrio hormonal (como el butyl o el propyl paraben).

La duración de los desodorantes analizados es difícil de medir, puesto que depende de cada usuario. Pero para un uso diario podría variar entre los 83 días de un roll-on de 50 ml y los 100 días de un spray de 200 ml.

Continuar leyendo