Síguenos

Deportes

#LaGranotera| 10 razones por las que Paco López debe liderar el Levante UD del futuro

Publicado

en

DANI HERMOSILLA

Ayer, tras la victoria ante el Málaga CF, hablaba del partido y del  club con un amigo y colega –el orden de los adjetivos no es aleatorio y él lo sabe-,  que veu les coses granotes sin pasión…  alejado del sufrimiento y del sentimiento. Y me decía con rotundidad: creo, y ya me gustaría decir lo contrario, que Paco López no puede ser el entrenador del Levante UD la próxima temporada. Ha gestionado la inercia perdedora pero no creo que esté en condiciones de liderar un proyecto desde el inicio. El comentario me descolocó. No me lo había planteado. Paco es un crack y un amigo desde hace mucho tiempo, de sus tiempos en Orriols, en Castalia… etc. Pero los análisis subjetivos, los dejo aparte. No cuentan. Me gustaría, pero no es el caso de este artículo. Si miramos los números, no hay duda: ha sumado las mismas victorias que Muñiz en sólo 5 jornadas, ha sumado 10 de 15 puntos posibles y cogió al equipo a un punto del descenso y ahora lo tiene a 7. Más claro, agua Pero, haciendo un ejercicio de análisis más allá de esos números, os dejo un decálogo de las razones por las que Paco López puede y debe ser el entrenador del Levante UD del futuro.

  1. La misma razón que esgrime mi amigo interlocutor –el mismo que, por cierto, justo acabar el día del Espanyol me escribió: Baptistao os acaba de echar un capote, seguro que os salváis (lo pongo por aquello de espantar los oportunistas, que no es el caso), puedo ejercer el argumento al revés: si Paco López ha sido capaz de sumar 10 de los últimos 15 puntos posibles, más todavía lo puede hacer bien en un equipo desde el principio e inculcando todas sus ideas. Irrefutable, ¿verdad? A veces, salir al campo y cambiar un partido es más difícil que hacerlo desde el inicio. No veo a Paco López ofreciendo esa experiencia cortoplacista. Su trayectoria es más de un entrenador de largo recorrido. Al tiempo
  2. Empatía con el entorno. ¿Qué es el Levante? Nadie se lo ha de explicar. Ha vivido como jugador la fase menos glamurosa del club. Sabe lo que es el yunque y la adversidad. Y, sobre todo, respira el sentimiento de la grada. ¿Que eso no te garantiza el éxito? Sin duda. Pero como el dinero y la felicidad. No la asegura, pero ayuda a lograrla. Innumerables casos en el mundo del fútbol hay de jugadores que, sintiendo el hierro, han fracasado en el club de toda su vida. No es esencial, pero conocer la idiosincrasia del equipo al que entrenas, ayuda.
  3. Dotes grupales, aspecto anímico. ‘No sóc psicòleg, però sé pel que estava passant el jugador en el camp’, decía ayer tras la agónica victoria ante el Málaga. Mezcla de estos dos últimos puntos, este protagonista y sufridor granota en propia carne como el conocido ecijazo, sabe lo que significa jugarte el cuello en un partido, y particularmente, el pescuezo blaugrana. En el descanso ante el Málaga, el equipo recibió una paquina que, si bien no cambió el juego mediocre del equipo, sí provocó un cambio de imagen (y nunca pongo en duda la actitud). Y digo que recibió una arenga del de Silla porque, en pleno tiempo de parada, Jason llamó a sus compañeros de banquillo que estaban peloteando en el campo para avisarlos que el míster los quería a todos dentro del vestuario. La primera parte contra el Málaga fue impropia de unos profesionales. El entrenador los defendió en sala de prensa, pero se le entendió todo. Esa reacción, en otro momento, se salda con derrota (partido ante el Alavés en Orriols).
  4. La falta de experiencia no es excusa. Pep Guardiola entrenó en tercera división antes de dar el salto al primer equipo, Rafa Benítez entrenaba al Extremadura y Tenerife la temporada antes de ganar la liga con el Valencia sustituyendo a un Héctor Cúper que metió a los de Mestalla en dos finales de Champions… Y muchos más. Paco López no tiene curriculum de escuela de negocios cara, pero hizo su máster en la universidad de los campos de tierra (ya pocos), césped artificial barato y fútbol rocoso de tercera o Segunda División B.
  5. Apuesta ambiciosa. Como en su día hizo Luis García, santo y seña del levantinismo (contigo empezó todo, Luis… parafraseando a Gerard Piqué y que,  tras dirigir al Villarreal B y al Elche, regresó a Benidorm antes de dar el salto al Levante UD  en lo que fue a apuesta arriesgada de Manolo Salvador), Paco López optó por el Levante B, a pesar del descenso del filial a tercera división aunque tenía ofertas de clubes de superior categoría. Al filial, lo ha mantenido toda la campaña en la zona noble y el liderato hasta que dio el salto al primer equipo. A un entrenador, más que su conocimiento, le define su convicción y ambición. Tomar las riendas del Levante UD después de que el equipo estuviera 15 jornadas sin ganar, sustituyendo al entrenador de récord que te colocó en primera en sólo una temporada, es de tener muchos bemoles y mucha convicción en tus ideas. Dar continuidad al equipo de Muñiz –eso sí, con dos puntas- y sacar los mismos resultados (3 victorias) en 5 partidos que el asturiano en el tiempo que estuvo, tiene su  mérito. ¿Qué eso no te garantiza el éxito? Cierto, no lo hace. Pero tampoco lo contrario de decir que, en el tiempo que ha estado, nada nuevo se ha visto en el equipo, más allá de un simple cambio de inercia.
  6. ADN granota. Paco es un entrenador que se formó como jugador en los campos de tierra, que conoce al Levante en sus diferentes épocas (los más veteranos os acordáis del Levante en Tercera y en Segunda División B). Y puede ser la piedra sobre la que construir un estilo. El Levante puede empezar con el de Silla una etapa en la que no haya presión, ni urgencias. Trabajar con tranquilidad y a largo plazo, alejado de los vaivenes clasificatorios, incluso con peligro de descenso, y cambiar las estructuras para crear lo que siempre he pedido: un adn granota. Una manera de jugar y formar jugadores, un estilo que se identifique con la grada, algo parecido a lo que Guardiola y Rijkaard (Barça), Valverde (Athletic), Benítez, Marcelino, (Valencia), Luis García (Levante) o Heynckes (Bayern), o más cercano a nuestra situación, Mendilíbar (Eibar) han hecho en esos clubes, a medio camino entre entrenador y director deportivo. Paco es un hombre de club, preparado por el indiscutible buen hacer de una escuela de entrenadores como la valenciana, con mucho prestigio, y que puede aportar toda su visión y sentido del fútbol para crear ese estil granota
  7. Estilo propio, decisiones claras. Llegó y sacó a dos puntas (decir que eso es algo que pedía a gritos la Dirección Deportiva a Muñiz, sin éxito). Decidió quitar a jugadores clave en momentos clave (Campaña, Chema y Postigo, por ejemplo, indiscutibles con Muñiz), dar oportunidades (Aly), no hacer cambios rocambolescos ni volverse loco para tapar agujeros por las bajas (Coke, lateral zurdo, Morales en la izquierda incluso con Ivi en el campo), dar confianza al discutido Emmanuel Boateng, a quien ciertos sectores de la afición y los medios habían matado futbolísticamente hablando, y haciéndolo jugar incluso con una  con máscara, pasando de ser el cuarto delantero a imprescindible junto a Roger, etc. Son algunas de estas pruebas. Un entrenador que toma decisiones, lo quiero siempre en mi equipo, y más cuando construyo un equipo de inicio.
  8. No es flor de un día: la suerte no se tiene, se busca. Se habla de la flor de Paco López, tras los partidos de Getafe, EibarMálaga y Las Palmas (las dos últimas, con goles del triunfo en el tiempo de descuento). ‘Lo que no le entró a Muñiz, le está entrando a Paco. Cierto que los partidos igualados se han ido de un lado y no de otro. Pero la suerte hay que buscarla. En Vitoria, Muñiz hizo un cambio defensivo cuando el Alavés, que acabaría ganando, se quedaba con diez jugadores (igualando en número al Levante tras la expulsión de Chema en el primer período). Esa actitud llevó al equipo a ser timorato, a querer no perder el botín, más que ir a por todo el tesoro. Igual que el día del Espanyol. Su lectura de los partidos es buena, a excepción del partido del Málaga, aunque en este caso creo que fue más una cuestión de futbolistas que de planteamiento y preparación del partido.
  9. Paso a la cantera, una apuesta de club. Paco ha entrenado filiales, sabe cómo supura la escuela, desde los chavales, pasando por padres y técnicos. La escuela granota necesita un cambio, una nueva forma de gestionarse con un solo objetivo: sacar futbolistas para el primera equipo. No se me ocurre mejor persona que Paco para no hacer tapón en la parte de arriba, siempre con el apoyo del club. Estoy más cerca de la visión del Athletic (eso sí, sin la limitación territorial, un poco pasada de moda) y del Espanyol o la de este año del Betis con la llegada de Setién que otras estrategias que se basan en contratar fuera lo que tienes en casa. La única forma que tiene un equipo modesto de sobrevivir es mirar abajo y sacar futbolistas hacia arriba. Si aciertas, maravilloso, éxito deportivo y económico con un posible traspaso; si fracasas (descenso), mínimo riesgo, con el consiguiente alivio económico. Lo veo trabajando con la dirección del club (no tengo claro que la actual estructura deportiva, con director y secretario técnico sea la mejor;  me empieza a convencer la fórmula VCF, con Marcelino y Alemany haciendo y deshaciendo ya que rentabiliza fichajes y permite revalorizar jugadores) Y, a partir de ese trabajo, de forma escalable de abajo a arriba, siempre con un objetivo: olvidarse de resultados (ni siquiera del filial) y filtrar jugadores al primer equipo, cuanto más jóvenes, mejor.
  10. Apoyo social. Es un intangible nada desdeñable. Muñiz, a pesar del ascenso, aguantó poco tiempo el crédito. Ha sido censurado toda la temporada, incluso cuando las cosas no le iban mal. Con Paco, el Levante sólo jugó un partido completo bueno (Girona, el único que no ganó), y el público mantuvo el tipo en el resto, sobre todo en casa. Cierto que a los ‘hombres de la casa’ se les exige, pero también es cierto que, si se sabe ganar a la afición con una actitud que vaya más allá de los resultados, su crédito durará y aguantará envites como un posible descenso. El problema es si afición y, sobre todo, consejo, está concienciado de digerir sin traumas un descenso (cíclico), como ocurre en otros lares. Paco se ha ganado a la gente con un estilo de ‘partido a partido’, de ser crítico con el equipo y reconocer sus méritos y con un reconocimiento muy claro: trabaja para que la gente sea feliz y todo pasa porque los jugadores lo vean así y apliquen con el ejemplo

Paco López no tiene curriculum de escuela de negocios cara, pero hizo su máster en la universidad de los campos de tierra (ya pocos), césped artificial barato y fútbol rocoso de tercera o Segunda División B»

Dicho lo cual, me deja muchas dudas el partido ante el Málaga. Una indigna primera parte en la que sólo la presencia de un equipo moribundo evitó que el equipo no naufragara. Y todo justo después de la primera derrota (Wanda, 3-0) de la era Paco López, como ya ocurriera en el campo del Betis (4-0) en la primera vuelta. La inquietud que me genera estas situaciones me llevan a la duda de si, pasados dos entrenadores, la ‘flojedad mental’ del Levante 2017-18 se debe a una plantilla que no mezcla bien, sobre todo desde el punto de vista anímico, o una falta de dirección deportiva desde el banquillo. Y yo me decanto por lo primero. Larga vida a Paco López. Démosle confianza y hagamos levantinismo desde la base. Ahora, primero a salvarse.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

PP, Compromís y PSPV acuerdan aprobar las fichas del Nou Mestalla con «condicionantes» para el Valencia CF

Publicado

en

Nuevo Mestalla
Vista general del Nou Mestalla. EFE/Kai Försterling/Archivo

València, 17 JULIO (OFFICIAL PRESS-EFE).-El PP, Compromís y PSPV-PSOE en el Ayuntamiento de València han alcanzado un acuerdo para aprobar en el próximo pleno del consistorio, el ordinario de julio que tendrá lugar la próxima semana, las fichas urbanísticas vinculadas a la construcción del Nou Mestalla y la reconversión del suelo del actual estadio. Ese documento contendrá los «condicionantes» que el Valencia CF deberá cumplir para ejecutar su nuevo campo de fútbol.

Vox, integrante del gobierno municipal junto al PP, queda fuera de este pacto, dado que sus concejales no han aceptado la propuesta que han respaldado los otros grupos por considerar que «permite conceder derechos urbanísticos» al máximo accionista, Peter Lim.

Acuerdo en la Comisión de Urbanismo

El acuerdo entre el PP, al frente de la Alcaldía y de la Concejalía de Urbanismo, y los dos partidos fuera del ejecutivo local, Compromís y PSPV, se ha alcanzado este miércoles en la Comisión de Urbanismo celebrada en el Ayuntamiento y previa al pleno de la semana que viene. El pacto se ha logrado a través de una moción conjunta que ha prosperado a partir de la alternativa presentada por Giner a la propuesta que inicialmente ha presentado la oposición.

La moción aprobada contempla la modificación del Plan de Actuación Territorial Estratégica Valencia CF en los ámbitos estratégicos de cualificación urbana zona A ‘Antiguo Mestalla’ y B ‘Corts Valencianes’, que incluyen las fichas de gestión actualmente en tramitación.

Documento Cerrado para el Pleno de Julio

Ese consenso permite llegar a la sesión plenaria de julio con un documento cerrado para sacar adelante las fichas urbanísticas antes del 3 de agosto, fecha en la que caducaba la suspensión de licencias decretada y el club deportivo podía actuar según el planeamiento vigente y sin limitaciones.

El acuerdo establece que esas fichas han de incluir, a falta de la firma de un nuevo convenio, las condiciones que ha de cumplir el nuevo estadio, de manera vinculante, para que el Valencia CF pueda disponer de las plusvalías urbanísticas. Esto supone que el club no podrá tener los beneficios urbanísticos derivados de la planificación si no ejecuta y concluye el Nou Mestalla.

«Veintinueve de los treinta y tres concejales del Ayuntamiento se han comprometido a aprobar en el próximo pleno las fichas urbanísticas», ha afirmado el concejal de Urbanismo, Juan Giner, en una comparecencia ante los medios de comunicación tras el acuerdo alcanzado. Así, ha señalado que «ha imperado la cordura y el Valencia CF antes del 3 de agosto tendrá los condicionantes» establecidos para la construcción del nuevo estadio y la reconversión del actual.

Garantías y Avales

Giner ha asegurado que con la moción pactada entre PP, Compromís y PSPV-PSOE «se incluyen garantías y avales» para el club deportivo y en favor «del interés general de la ciudad». Asimismo, el edil del equipo de gobierno ha resaltado la «fortaleza institucional» que representa «un acuerdo tan amplio». «Es positivo», ha remarcado.

El titular de Urbanismo ha comentado que «a la hora de adoptar todas las decisiones» de ese pacto, el Mundial de Fútbol de 2023, para el que València se postula como sede, «no ha sido uno de los criterios que haya pesado» y ha resaltado que sí que lo ha sido «el interés general de la ciudad de València y de los valencianos».

Igualmente, ha destacado la iniciativa de incluir en la moción conjunta una «mención expresa al polideportivo de Benicalap», una infraestructura que el Valencia CF debe construir junto al nuevo estadio. «Hemos propuesto que se contemple y recoja en la moción», ha dicho Giner, que ha valorado que esa propuesta haya sido «muy bien aceptada por PSOE y Compromís».

«Nosotros en este tema siempre vamos a estar del lado de la legalidad jurídica, de la ciudad, de los valencianos y de los vecinos de Benicalap», ha expuesto Juan Giner.

Asimismo, ha manifestado que la alcaldesa de la ciudad, María José Catalá (PP), ha expuesto en «diferentes intervenciones» que «se aprobarían las fichas y que el convenio –que han de suscribir el consistorio y el Valencia CF sobre el futuro estadio– sería una vez se inicien las obras». «Habló de garantías y avales y con esta moción se incluyen», ha insistido.

Día de Alegría y no de Reproches

Tras la comisión de Urbanismo también, la oposición ha mostrado su satisfacción por el pacto y ha destacado «el acto de responsabilidad» que este ha conllevado. «Es un día de alegría y no de reproches», ha dicho el portavoz del PSPV-PSOE, Borja Sanjuán, que ha considerado que este representa «la mejor solución para la ciudad y el club».

Sanjuán ha apuntado que la moción es la «misma, en esencia», que hace dos meses presentó en el pleno y que no prosperó, como ha apuntado Giner, porque «uno de los párrafos era contrario a derecho».

El portavoz socialista ha asegurado que el acuerdo es «el más garantista, exigente» y el que «mejor maniata a una persona que ha incumplido con la ciudad», ha apuntado en alusión al máximo accionista del Valencia CF.

Desde Compromís, Sergi Campillo ha valorado que el acuerdo incluya una fianza «para que a Peter Lim no le salga gratis incumplir una vez más» y que «no podrá vender los terrenos del terciario y del antiguo Mestalla hasta que el nuevo esté acabado».

La Posición de Vox

El segundo teniente de alcalde y portavoz de Vox, Juanma Badenas, ha indicado que «solo queda» esta formación «para la defensa de los intereses de los valencianistas» y ha insistido en su idea de «impedir derechos urbanísticos» que el Valencia CF pudiera vender «respecto del terciario de Nou Mestalla».

«No podíamos adherirnos a la moción del PP, PSOE y Compromís porque no hace referencia a la limitación de derechos sobre la zona B y en ningún caso establece la garantía consistente en un aval respecto de la totalidad de las obras» del nuevo campo, ha expuesto además de subrayar que la «obligación principal» e «incumplida» por el club es la construcción del futuro estadio.

Preguntado por si peligra el pacto de gobierno entre PP y Vox en València, Badenas ha dicho que la posición de su partido respecto a Nou Mestalla era conocida antes de suscribirse el acuerdo para el ejecutivo municipal y ha afirmado que ha sido «coherente».

«Ya se asumía que nosotros pudiéramos tener en este punto una posición discrepante con el PP», ha señalado, para afirmar que en el consistorio «hay muchas más cuestiones que interesan a la defensa de los intereses de los valencianos». «Por tanto, en la medida que el PP cumpla los acuerdos de gobierno vamos a seguir manteniendo este gobierno fuerte y eficaz que están dando buenos resultados para València», ha afirmado Juanma Badenas.

La licencia del Nou Mestalla: aforo de 70.000, 30 meses de obra y garantías si no arranca

El Ayuntamiento de València concedió el pasado viernes al Valencia la licencia para retomar las obras del Nou Mestalla, un estadio que exige que sea de setenta mil espectadores y que el club deberá acabar en un plazo máximo de treinta meses una vez retome las obras porque si no el consistorio le retiraría los beneficios urbanísticos que tiene, igual que si vuelve a pararlas.

Desde el consistorio aseguran que la licencia «cuenta con todos los informes técnicos que avalan su completa viabilidad jurídica» y que, una vez se le notifique al club, tendrá tres meses para presentar un proyecto de ejecución «para un estadio de fútbol de 70.000 espectadores» y un «calendario vinculante con hitos parciales», entre otros documentos.

El consistorio realizará entonces una auditoria externa e independiente del coste total de la obra y de la inversión que necesita cada una de las etapas, tal y como se aprobó en la comisión de urbanismo hace unas semanas.

Las condiciones para el Valencia

Una vez concedida la licencia definitiva, el club tendrá seis meses para iniciar las obras, salvo motivos de fuerza mayor. Si no lo hace, tendrá quince días desde que se lo notifique el consistorio para presentar una garantía por el 100% del precio que haya determinado la auditoria. Si las inicia y las para sin motivo de fuerza mayor, igualmente tendrá esos quince días para presentar una garantía por el dinero que quede por invertir para acabar el estadio.

Fuentes municipales explicaron a EFE que en ambos casos, el Ayuntamiento ejecutaría esa garantía y procedería a finalizar el estadio. Al mismo tiempo caducaría la licencia a favor del Valencia y derogaría la parte el Plan ATE que sigue en vigor lo que supondría que el club perdería los beneficios urbanísticos que mantiene en la parcela del Nou Mestalla y del actual estadio.

Además, el consistorio procedería a la resolución de los convenios suscritos en 2005 y 2007 por el Ayuntamiento con el Valencia por «incumplimiento grave de las obligaciones» y exigiría «la indemnización que proceda por los daños y perjuicios efectivamente causados».

Fuentes del gobierno que dirige María José Catalá calificaron como «muy exigentes» las condiciones establecidas y recordaron que el Valencia pedía entre 30 y 42 meses para acabar y que solo se le conceden 30.

Según esas mismas fuentes esos condicionantes establecidos protegen el interés de la ciudad «por encima de todo» y la blinda «ante posibles incumplimientos de la propiedad del Valencia». Además, aseguran que las penalizaciones por incumplimientos tienen «máximas garantías legales».

También remarcan que se evita que el Valencia «pueda aprovechar las plusvalías urbanísticas» que aseguran que tendría reconocidas de manera automática el 3 de agosto sin acabar el estadio y que se cumple con el acuerdo de una auditoría externa e independiente para evaluar el coste de las obras de conclusión.

El equipo de Catalá defiende que con esta licencia el consistorio va «un paso más allá de las condiciones que exigían los grupos de la oposición al incluir la completa eliminación de las plusvalías urbanísticas al Valencia en caso de incumplimiento».

Te puede interesar:

ANÁLISIS| Una década del desembarco de Peter Lim en el Valencia

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo