Síguenos

Otros Temas

Las 5 razones por las que las mujeres no tienen hijos hoy

Publicado

en

Las 5 razones por las que las mujeres no tienen hijos hoy
PEXELS

 

Un estudio saca a la luz las 5 razones principales por las que las mujeres no tienen hijos a día de hoy: “Soy demasiado joven”, “dificultades para conciliar”, “falta de recursos económicos”, “no tengo pareja o no es la adecuada” y “una pérdida de libertad” son los principales motivos.

¿Para cuándo los hijos?

Seguramente, este dardo ha hecho diana en muchos de los casos cercanos que conocemos, o incluso ha dado de pleno en tu persona. Una pregunta que suele ser poco oportuna y que saca a la palestra multitud de factores que influyen a día de hoy en la decisión de ser madre.

En este contexto, IVI hizo públicos hace unas semanas los primeros datos que se desprenden del estudio de fertilidad y maternidad que ha realizado, en colaboración con GFK. La primera difusión de cifras evidenciaba cómo cerca del 80% de las mujeres entre 25 y 29 años con intención de ser madres ha retrasado su decisión debido al marco socio-económico actual en el que nos encontramos.

“Y es que, conforme muestra nuestra encuesta, casi 8 de cada 10 mujeres de 25 a 29 años aún no ha tenido hijos. Por su parte, más de la mitad de las mujeres de 30 a 35 años (53%) no han sido madres; respecto al porcentaje de las mujeres sin hijos de 36 a 39 años, se reduce hasta el 34%, y hasta el 29% en las mayores de 40. Está claro que la maternidad se posterga cada año más, e incluso algunas mujeres deciden no experimentarla nunca. Pero, ¿cuáles son las razones que les llevan a renunciar a ser madres en nuestros días?”, comenta la Dra. Elisa Gil, ginecóloga de IVI Zaragoza.

Las 5 razones por las que las mujeres no tienen hijos hoy

  1. Soy demasiado joven: Este es el motivo que esgrime el 62% de encuestadas, entre 25 y 29 años, que no se han decidido aún a emprender la aventura de la maternidad. Se ven jóvenes, sanas, muy en forma, y olvidan que el reloj biológico sigue su propio ritmo. No perdamos de vista que la fertilidad de la mujer empieza a caer drásticamente a partir de los 35 años, viéndose perjudicada la calidad y cantidad de óvulos desde ese momento.
  2. Tengo dificultades para conciliar: Más de la mitad de mujeres entre 30-35 años no han tenido hijos por su situación laboral; y el 36% aduce dificultades para conciliar. Está claro que el contexto profesional y familiar que nos rodea influye, y mucho, en nuestras decisiones vitales.
  3. Falta de recursos económicos: Este es el principal motivo para renunciar a la maternidad expuesto por las menores de 36 años, pues no se ven con solvencia suficiente para afrontar una decisión de esta envergadura.
  4. No tengo pareja, o no es la adecuada: Superada la mitad de la década de los 30, además de la variable de la situación laboral, que afecta al 40% de las mujeres a la hora de plantearse ser madres, la pareja empieza a ser un factor clave. Y es que el 36% de las encuestadas entre 36 y 39 años afirman no tener pareja o no ser la adecuada, razón que influye notablemente en su deseo de ser madres.

En la franja de edad de 40-45 años destaca de manera significativa el hecho de no tener pareja o que no sea la adecuada (37%), aunque sigue afectando pronunciadamente la preocupación por su solvencia económica (41%) y laboral (45%).

  1. Supondría una pérdida de libertad: Este factor emergente, ligado a la evolución social a la que no podemos ser ajenos, pone de manifiesto que estamos ante nuevas generaciones y, por ende, nuevas mentalidades. Así, el 61% de las mujeres entre 36 y 39 años consideran que un hijo supone una pérdida de libertad y no disponer de tiempo para uno mismo.

“Estamos ante mujeres independientes, aventureras, que disfrutan y exprimen cada minuto de sus vidas y cuya mente y prioridades han cambiado con el paso del tiempo.

A este respecto, resulta importante destacar que esta franja de edad de encuestadas son las que más motivos señalan para justificar su renuncia a la maternidad, en un intento por razonar su decisión ante la presión social que probablemente sienten y les empuja a tener que argumentar esta elección”, añade la Dra. Gil.

¿Y si no tengo pareja?

La encuesta, realizada a cerca de 1.000 mujeres de nivel socio-económico medio, medio-alto y alto, expone realidades tan aplastantes como que el 84% de las mujeres con deseo de ser madres no descartarían hacerlo en solitario por propia elección, con la ayuda de la medicina reproductiva. Este dato aumenta entre las menores de 35 años, lo cual nos lleva de nuevo a ese cambio generacional de mentalidad.

La maternidad en solitario es una tendencia en alza; una decisión cada vez más frecuente entre mujeres que tienen claro su deseo de formar una familia y no dependen de una pareja para hacerlo realidad. En el caso de IVI, el pasado año las mujeres que decidieron afrontar la maternidad sin pareja representaron el 20% del total de tratamientos realizados en las clínicas que IVI tiene repartidas por la geografía mundial. Tan solo en el último lustro, los tratamientos a este perfil de pacientes han aumentado un 66%.

“La información en este punto es clave. Aproximadamente la mitad de las mujeres que desean ser madres en un futuro consideran que disponen de bastante información acerca de la maternidad en solitario –una cifra con un importante margen de mejora-, y un tercio de las encuestadas se preocuparían por explicar la decisión de formar una familia monoparental a sus hijos en un futuro”, esclarece la Dra. Gil.

Hablemos de “Conciliación”

Otra variable fundamental, que influye directamente en la maternidad, es la conciliación, tanto durante el embarazo como una vez nacen los hijos.

Son muchas las peticiones y propuestas de mejora en las políticas de conciliación en nuestro país, pero lo cierto es que, actualmente, la percepción social respecto a este tema sigue siendo muy negativa.

En este sentido, los datos de la encuesta muestran cómo casi el 70% de las mujeres considera escasa la duración del permiso de maternidad actual en España. En cuanto al permiso de paternidad, el porcentaje de mujeres que lo considera escaso baja al 54%.

“Y cuando hablamos de la reincorporación al mercado laboral a los 4 meses de ser madre, tan solo el 6% de las mujeres encuestadas considera apropiado este intervalo de tiempo, y la mitad de ellas cree que debería hacerse al año de haber dado a luz. Algunas de estas mujeres acabarán viéndose obligadas a reducir su jornada laboral en mayor medida que sus parejas, pues, como muestra este estudio, el 46% de las madres que trabajan actualmente y que tienen pareja se han reducido la jornada, frente al 4% de sus parejas. Hay mucho que avanzar en materia de conciliación. Una evolución tan esperada como necesaria”, concluye la Dra. Gil.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

Ojo si compartes décimos de la Lotería de Navidad

Publicado

en

Ojo si compartes décimos de la Lotería de Navidad

Se acerca la Navidad con ella la tradición de compartir y regalar lotería. Antes del sorteo todo son parabienes, pero una vez celebrado, solo algunos afortunados están contentos por el premio, la mayoría se sienten decepcionados por no haber sido agraciados, y, en algunas ocasiones, surgen problemas para repartir las ganancias.
Con el fin de que esta última situación no se produzca, la Organización de Consumidores y Usuarios lanza unos consejos y recomendaciones que deben tenerse en cuenta si se decide comprar lotería y compartir el décimo:

Un décimo de Lotería es un documento al portador y, en principio, el premio lo recibe quien lo tiene en su poder.
Si se comparte lotería, basta con que el depositario del décimo lo fotocopie y entregue a cada participante una copia firmada (con el DNI del depositario) en la que se indique que tal persona juega en ese número, serie, fracción y sorteo, una cantidad de euros determinada.

Ojo si compartes décimos de la Lotería de Navidad

También se suele enviar una foto del décimo por email o por WhatsApp. Esto puede ser una prueba, siempre y cuando aparezcan los datos del depositario, los participantes y la participación de cada uno. No obstante, si la otra parte impugna esa prueba por considerar que se ha manipulado, habría que demostrarlo.
Si un miembro de la pareja decide cobrar por su cuenta el décimo y no compartir las ganancias, es conveniente saber que:
Si el matrimonio es en gananciales, se reparte el 50% para cada uno.
Si el régimen económico es de separación de bienes, el premio es del que lo ha comprado, salvo que se pueda acreditar que se ha comprado a medias.
Si lo roban o se pierde el número

En caso de pérdida o robo del décimo es fundamental denunciarlo ante la Policía Nacional o Guardia Civil del lugar donde ocurrió el hecho. En la denuncia se debe hacer constar el mayor número de datos posible y todas las circunstancias del hecho, aportar posibles pruebas —fotos o fotocopias del décimo—, identificando claramente el documento número, serie y fracción. Además, hay que comunicar por escrito el hecho al organismo Loterías y Apuestas del Estado. Con la denuncia es posible paralizar el pago hasta que el juez resuelva quién es el verdadero dueño.


¿Dónde y cómo cobrar el premio?

A la hora de cobrar un premio compartido hay que identificar en el banco a cada ganador y su porcentaje de participación. Una vez hecho esto, los bancos pueden abonar el premio entero (después de descontar el 20 % del impuesto) en la cuenta de la persona que ya es titular de una cuenta en ese banco y que después repartirá según lo convenido. BBVA e Ibercaja ofrecen la posibilidad de pagar directamente a cada participante mediante cheque o transferencia; Ibercaja también con cheque bancario.

OCU recomienda no cobrar el premio solo una persona sin identificar a los otros participantes, ya que al repartirlo puede parecer que está donando el dinero, lo que obligaría al pago del impuesto de donaciones.

Si el premio es menor de 2.500 euros, es posible cobrarlo en cualquier punto de venta de la red de Loterías. A partir de esa cifra se debe recibir en uno de los bancos concertados, que puede encontrar en www.loteriasyapuestas.es. Estos bancos no podrán cobrar ninguna comisión, ni exigir contraprestación.

OCU recuerda que, desde enero de 2013, en los premios de Loterías y Apuestas, Comunidades autónomas, ONCE y Cruz Roja superiores a 2.500 euros, Hacienda retiene automáticamente un 20 %, de la parte del premio que pase de esa cantidad, por cada décimo, no por cada persona agraciada. Es decir, se descuenta el impuesto y después se reparte la cantidad neta entre los partícipes. El premio no se declara en el IRPF, pero los rendimientos que genere, sí.


6 claves para evitar problemas

Guardar los décimos y hacer fotocopias del anverso y del reverso.
Si se comparten décimos, hacerlo constar por escrito o en un soporte duradero; las palabras se las lleva el viento y en caso de conflicto no sirven como prueba.
Si se encargan o intercambian décimos enteros, procurar recogerlos y pagarlos antes del sorteo.
Si se pierde el número, denunciar en Comisaría y en Loterías y Apuestas del Estado.
Si el décimo se estropea, por ejemplo, porque se cuela en la lavadora, hay que enviarlo a la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, que determinará si se puede cobrar el premio. Y si está muy irreconocible, será la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre la que se pronuncie. En esos casos, no se debe intentar recomponerlo y debe entregarse en un sobre de plástico.
Y en el peor de los casos… Los tribunales atienden a otras pruebas para dictar el abono del premio: el hecho de que nadie lo reclame, el análisis de los fragmentos, el testimonio del vendedor.

Continuar leyendo