Síguenos

Fallas

Las carpas falleras se instalarán a partir del 10 de marzo y se dará prioridad a las verbenas en fin de semana

Publicado

en

VALÈNCIA, 65 Nov. (EUROPA PRESS) – La mayoría de las carpas de las Fallas de 2020 saldrán a las calles de la ciudad el día 12 de marzo y, además, se priorizará la celebración de las verbenas en fin de semana con el objetivo de «ganar en conciliación».

Así se ha acordado en la tercera reunión de la Mesa de Diálogo de las Fallas, presidida por el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, Pere Fuset, que ha servido para que los representantes del consistorio, del colectivo fallero y de las asociaciones vecinales y empresariales «refuercen el consenso conseguido el año pasado en el bando fallero», destaca el consistorio a través de un comunicado.

Entre los asuntos abordados, figuraba todo lo que afecta a las comisiones falleras para poder avanzar las disposiciones que recogerá el bando fallero de 2020 y agilizar la gestión de los permisos como el año pasado, cuando más de la mitad de las fallas ya disponían de las autorizaciones un mes antes de la ‘plantà’.

En concreto, el acuerdo alcanzado este martes entre agentes falleros, vecinales y municipales afecta a uno de los puntos «históricamente más complejo», como es el de las fechas de instalación en las calles de las carpas y la distribución en el calendario de las cinco noches tradicionales de orquestas y discomóviles durante la fiesta fallera.

Pese a los posicionamientos «inicialmente lejanos» de la Federación de Asociaciones Vecinales, las diversas entidades empresariales, de hosteleros y consumidores y los agentes falleros –representados por la Interagrupación, los delegados de sector y las federaciones presentes–, finalmente, los integrantes de la Mesa de Diálogo han secundado de manera unánime la propuesta del Ayuntamiento, con la voluntad de llegar al consenso en un acuerdo que Fuset ha calificado como «gran pacto ciudadano por el bien común de nuestra fiesta grande».

De esta manera, según lo acordado, las carpas falleras saldrán a la calle de manera progresiva y con una «notable mejora» en la conciliación respecto a años anteriores. Como norma general lo harán el día 12 de marzo con el objetivo de «garantizar que estén disponibles para el fin de semana de la ‘plantà’ e inicio oficial de la fiesta».

Excepcionalmente, se permitirá la salida a la calle el día 11 de aquellos que no afectan al tráfico público y privado y el día 10 únicamente en solares.

También ha habido acuerdo en cuanto a las cinco noches de verbenas que tradicionalmente se han autorizado del 15 al 18 de marzo y el sábado anterior a la ‘plantà’. En esta ocasión, la decisión colectiva ha sido mantener los horarios establecidos en las ordenanzas y las cinco noches pero modificando su distribución para reducir las molestias en días laborables y «optimizar» las oportunidades del fin de semana.

De esta manera las comisiones falleras podrán celebrar sus verbenas el sábado 7 y también las noches de los días 16, 17 y 18, pero no la del domingo 15 –víspera de jornada laborable y noche de la ‘plantà’–, que pasaría a celebrarse el sábado día 14, favoreciendo así tanto la conciliación con el resto del vecindario como los propios intereses de las comisiones falleras.

Se continuará autorizando también una noche de amenización musical, solo dentro de las carpas, el viernes 13, una fecha que, previsiblemente, muchas comisiones dedicarán a las cenas dedicadas a los falleros y falleras de honor.

Igualmente, la Mesa de Diálogo también ha avanzado una mejora en cuanto a la organización y la seguridad de la fiesta en la calle, puesto que, a partir de ahora, además de las autorizaciones de zonas de actividades, las comisiones falleras se comprometen a informar con anterioridad a Protección Ciudadana de aquellas actividades para las que esperen una afluencia mayor a 1.000 personas.

Esa comunicación permitirá a Policía y Bomberos una mejor planificación y prevención de los centenares de actividades que tienen lugar en la ciudad durante la semana fallera.

MEDIDAS ESPECIALES PARA LA ZONA DE LA LONJA
Fuset también ha avanzado que en las próximas reuniones de la Mesa de Diálogo se prevé abordar otros aspectos relacionados con la mejora de la seguridad y la limpieza, así como las medidas especiales que puedan requerir espacios BIC de especial relevancia como la zona de la Lonja.

La Concejalía de Cultura Festiva tiene previsto mantener varias reuniones específicas con las diferentes comisiones falleras para estudiar caso por caso. La de este martes ha sido la tercera reunión celebrada entre representantes del Ayuntamiento y los agentes falleros, vecinales y empresariales que vienen conformando la Mesa de Diálogo Fallero desde la primera cita en el mes de abril.

«Todo –ha subrayado Fuset– con el fin de reforzar los consensos de todos los agentes en torno a la fiesta conseguidos el año pasado». El edil ha agradecido «el esfuerzo por el diálogo, la corresponsabilidad y la empatía de los agentes falleros, vecinales y empresariales implicados, que representan al conjunto de la sociedad valenciana» y ha destacado que «una fiesta como las Fallas, que es Patrimonio de la Humanidad y fiesta grande de la ciudad, necesita consensos para ser sentida como una oportunidad y nunca como un problema».

Las nuevas medidas tratadas hoy se suman a otras ya adoptadas en reuniones anteriores como las relativas a la prohibición del botellón, la obligatoriedad de las orquestas y discomóviles de contar con limitadores de decibelios para cumplir las ordenanzas de contaminación acústica y evitar sanciones y también la prohibición de los vasos de plástico desechable y la apuesta por los vasos reutilizables para mejorar la limpieza y ganar en sostenibilidad.

Igualmente los agentes vecinales, falleros y empresariales integrantes de la Mesa de Diálogo han mantenido los criterios incorporados en años anteriores relativos a la mejora del civismo, la convivencia y la seguridad como los referentes a los mercadillos y los puestos de alimentación.

Fallas

Una feria de julio de mínimos y sin «Batalla de Flors»

Publicado

en

(EFE).- La feria de julio de València vuelve este año con actividades culturales y pirotecnia pero será una edición de mínimos debido a las restricciones sanitarias, según ha afirmado este lunes el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana.

La «Gran Fira València» se retoma del 1 al 25 de julio con cerca de un centenar de actividades para todos los públicos en diversos barrios y pedanías de la ciudad.

La programación incluye una exhibición del trabajo de los maestros carroceros en la plaza de Manises el 24 de julio, en lugar de la Batalla de Flores, y el disparo de un castillo de palos, dos mascletás nocturnas y tres castillos de fuegos artificiales en diferentes puntos de la ciudad.

Las actuaciones tendrán lugar en Benimaclet, Carpesa, la Malva-rosa, la Torre, Massarrojos, Natzaret, Pinedo, Campanar, Orriols y Nou Moles.

Los sábados se dedicarán a la pirotecnica y, así, el 10 de julio se disparará un castillo de palos; el día 17, mascletás nocturnas en dos puntos diferentes de la ciudad, y el día 24, castillos de fuegos artificiales en tres lugares distintos, lo que, según el concejal, servirá de prueba de cara a las actividades falleras de septiembre.

El 24 de julio tendrá lugar la «Gran Nit de Juliol», con 14 actuaciones desde las 19 hasta las 23 horas, que contarán con Pep Gimeno ‘Botifarra’, Maria Juan, la Jazzwoman band o la Federación de folclore de la Comunitat Valenciana.

Por otro lado, del 2 al 11 de julio, en colaboración con el Instituto Valenciano de Cultura, se ha programado el festival Poliritmia.

Además de los Conciertos de Viveros del 1 al 24 de julio, está prevista la Correfira entre el 7 y 25 de julio, con más de 30 actuaciones, entre ellas monólogos de Óscar Tramoyeres, Manu Badenes, María Zamora o Pepa Cases; teatro; circo, y música.

El programa para los niños incluye espectáculos de Ramonets, Dani Miquel y Seda Jazz Happy Jazz.

Continuar leyendo