Síguenos

Salud y Bienestar

Las manualidades y sus múltiples beneficios para el cerebro

Publicado

en

Las manualidades y sus múltiples beneficios para el cerebro

Las manualidades y sus múltiples beneficios para el cerebro

La ciencia nos aporta cada vez más conocimientos sobre la forma en la que van envejeciendo nuestros órganos y cómo podemos hacer que este declive sea menos progresivo. Uno de los aspectos que más preocupa a todo el mundo es el del deterioro cognitivo. Para frenarlo, los expertos han encontrado un curioso aliado: las manualidades.

Manualidades en los primeros años de vida

En muchos contextos, hablar de manualidades es simplemente hablar de un juego para que los niños pasen el tiempo y estén entretenidos. Sin embargo, que este tipo de actividad se dé a los pequeños es algo que esconde mucho más que un simple ejercicio para distraerlos.

Lo cierto es que los beneficios de las manualidades en niños y niñas están más que comprobados. Estas tareas fomentan la creatividad y desarrollan habilidades cognitivas que de otra forma no podrían desarrollarse, por lo que juegan un papel fundamental en la vida de todos los pequeños.

Manualidades para los adultos

Sin embargo, en cuanto se abandona la infancia, parece que las manualidades también tienen que quedar guardadas en el baúl de los recuerdos. No obstante, según recientes estudios, esto está lejos de ser verdad.

Se ha demostrado que las manualidades deberían estar presentes en todas las etapas de la vida de una persona. Por ejemplo, aquellas que les dedican su tiempo libre demuestran tener niveles de ansiedad y estrés mucho más bajos que los de las personas que no las practican.

Asimismo, para aquellas personas que padecen de alzhéimer, las manualidades resultan un remedio eficaz para frenar un poco el proceso degenerativo que conlleva, ya que logra mantenerlas entretenidas, concentradas, les brinda bienestar y, por tanto, ayuda en el fortalecimiento de los procesos cognitivos.

Con la actividad mental, el cerebro no deja nunca de forjar nuevas conexiones, lo que permite que su estructura se mantenga fuerte y, por así decirlo, joven y algo más libre de enfermedades neurodegenerativas.

Al alcance de todos

Lo bueno de las manualidades es que están al alcance de cualquiera sin que importe ni la edad ni el presupuesto. Es muy sencillo poder disfrutar de ellas contando con detalles como estos:

  • Productos como tijeras y otras herramientas de corte, pegamento, cerámica, cartón, madera, tela o cualquier otro material, a modo de ejemplo.
  • Un espacio limpio y tranquilo en el que poder trabajar.
  • Motivación, paciencia y ganas de completar proyectos.

Se puede decir que estas son las claves sobre las que se tiene que apoyar cualquier adulto que quiera sacar el mejor provecho de las manualidades. Es fundamental centrarse en la actitud, ya que no se debe acudir a ellas por obligación, si no centrarse en el bienestar y en la fuente de diversión que pueden llegar a ser.

Así pues, podemos decir sin duda que las manualidades son tan fundamentales como la dieta mediterránea o como hacer ejercicio. Evitar el estrés, reducir la ansiedad y fortalecer el cerebro para evitar muchas de sus enfermedades son las cuestiones clave que todos los adultos deberían tener en cuenta antes de pensar que las manualidades son solo para niños, algo que la ciencia se ha encargado de desmentir.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

Esta es la razón por la que no es bueno lavarse los dientes justo al terminar de comer

Publicado

en

Desde siempre hemos escuchado que debemos limpiarnos la boca nada más comer. Cepillarnos los dientes al menos tres veces al día, lo ideal es hacerlo tras las tres comidas principales, desayuno, comida y cena.

Esa es la recomendación general de los odontólogos. Pero a pesar de efectivamente deberíamos lavarnos los dientes tras ingerir alimentos para evitar posibles infecciones y bacterias, lo cierto es que no deberíamos hacerlo inmediatamente después de comer.

¿La razón? Algunos alimentos cambian el pH de nuestra saliva, hacen que este se vuelva más ácido y esto puede ser perjudicial para el esmalte de nuestros dientes, ya que pueden debilitarlo.

La saliva regulará nuevamente el pH de la boca, pero tarda un rato en volver a equilibrarlo. Este proceso no es inmediato y suele tardar alrededor de media hora. Pasado ese tiempo podrás cepillarte los dientes sin ningún problema.

Contra el mal sabor

Si tenemos mal sabor de boca o estamos muy incómodos y no podemos esperar podemos tratar de enjuagarnos la boca con agua o consumir algún chicle sin azúcar. Pero lo recomendable es que los chicles contenga Xilitol, ya que es un ingrediente que ayuda a prevenir la caries. Además, al masticar el chicle el flujo de saliva se incrementará por lo que acelerará el proceso de restaurar el pH tras comer.

Si no puedes esperar esta media hora de rigor para lavarte los dientes por tener que salir de casa, siempre será más recomendable lavártelos que no.

Aclararse la boca

Otro de los gestos que realizamos tras cepillarnos los dientes es inmediatamente después aclararnos la boca con agua.

Y aunque parezca mentira se trata de una costumbre que deberíamos dejar de realizar. La pasta de diente tiene ciertos componentes que ayuda a proteger nuestra boca de bacterias y otras dolencias, pero esto no tiene un efecto inmediato. Se necesita al menos unos 30 minutos para que actúe correctamente.

Naturalmente, no vamos a estar con la boca llena de pasta de dientes esperando media hora a que sus componentes hagan efecto.

Lo mejor simplemente es eliminar ligeramente el exceso de pasta de nuestra boca, pero no realizar un aclarado profundo, para dejar que sus elementos actúen debidamente.

Continuar leyendo