Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Las temperaturas de esta madrugada han sido las más bajas en dos años al caer hasta los -9,2º

Publicado

en

VALÈNCIA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) – Las temperaturas en la madrugada de este viernes han sido las más bajas registradas en dos años en la Comunitat Valenciana, en concreto desde el 18 de enero de 2017, ya que han caído hasta los -9,2 grados centígrados registrados en Ademuz frente a los -9,7 de entonces, según ha informado Aemet.

Así, las mínimas de este hoy se han registrado en Ademuz con 9.2ºC, en el Pinós con -8.6, en Fontanars con -8.4, en Villena con -8.4, en Jalance con -7.8, en Vilafranca con -6.6, en Fredes con -5.9,
en Castellfort con -5.4, en Morella con -4.1, en Barx con -3.5, en
Ontinyent con -3.3, en Utiel con -2.6, en Xàtiva con -2.4, en
Alcoi con -1.9, mientras que en el aeropuerto de València han sido de -1.7.

En localidades como Chiva (Valencia) esta madrugada ha sido la más gélida desde que hace cinco años el observatorio comenzó a registrar datos.

Aemet ha explicado que con estabilidad y poca agitación del aire, la temperatura depende mucho del lugar en el que esté ubicado el observatorio, si está más o menos alejado del mar, más o menos cerca del máximo de isla de calor urbana de la ciudad, o en fondo de valle o zona de montaña.

En concreto, la temperatura mínima medida de este viernes en València oficial, la registrada a 1.5 metros, ha sido +1.7 ºC, pero junto al suelo, la temperatura mínima ha sido -2.6 ºC, más de 4 ºC de diferencia en poco más de 1 metro de altitud.

En València todos los años se registra en al menos una ocasión una mínima inferior a 2ºC, aunque desde los años sesenta cada vez es menos frecuente y, últimamente, abundan los años cuyas mínimas no bajan de 2ºC como ocurrió en el pasado 2018.

Así, por ejemplo en el área metropolitana de València hace menos frío cuanto más cerca del mar. De este modo, se pasa de registrar en el observatorio de la Universidad Politécnica de València 2.7 ºC, al de Viveros 1.7 ºC mientras que en el del aeropuerto de València ha bajado hasta el -1.7 ºC.

Por su parte, la temperatura mínima en el observatorio de Alicante, situado en Ciudad Jardín, relativamente alejado del mar y del centro de la ciudad, ha sido de 1.0ºC. La última vez que la mínima fue inferior o igual a 1ºC en el observatorio de Alicante fue el 5 de diciembre de 2017, +0.9ºC fue la mínima de ese día. También casi todos los años hay algún día en el observatorio de Alicante en el que la mínima es menor o igual que 1ºC.

Este sábado las temperaturas mínimas se mantendrán con pocos cambios o irán en ascenso, con heladas en el interior que no se descarta que de manera débil alcancen a zonas interiores de los litorales. Sin embargo, a partir del domingo las temperaturas irán en ascenso, aunque seguirán registrándose heladas débiles en el interior.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIAL PRESS

Llega la ‘bestia del este’: alerta por frío polar

Publicado

en

bestia del este

Los próximos días se espera un cambio radical de tiempo que nos dejará una bajada importante de las temperaturas, nevadas en cotas medias y altas y viento intenso en gran parte de la Península Ibérica. Aunque es la bestia del Este lo que más alerta a los meteorólogos.

Como informa Roberto Granda en eltiempo.es, es posible que este fenómeno meteorológico acabe afectando a España si se juntan todos los factores para su formación.

Para que esta masa de aire frío sea relevante y llegue hasta Europa, ha de darse el caso de que la nieve sea contundente en Rusia: por ahora, 2022 está siendo un buen año para la nieve en este país, y hay zonas extensas cubiertas a finales de diciembre.

El segundo requisito es que la atmósfera se estabilice para que la temperatura descienda: al haber pocas horas de sol y haber cobertura de nieve, el calor no se acumula.

Por último, debe formarse un anticiclón de bloqueo entre Rusia y Escandinavia, creando un pasillo de vientos del noreste que empujarán la masa fría rusa sobre Europa, y con suerte, sobre España.

Esta configuración se daría a principios de diciembre, y podría volverse favorable.

Un fenómeno que ya se produjo en 2018

Aunque es «muy pronto» para saber qué ocurrirá finalmente, los expertos aseguran que según las previsiones sí es un escenario que podría darse. De hecho, ya se dio en la primavera del año 2018, cuando una ‘bestia del este’ barrió Europa dejando temperaturas bajo cero en muchos puntos de la geografía y, en algunos casos, incluso víctimas mortales.

¿Va a hacer mucho frío?

El «tobogán térmico» nos hará bajar hasta 8 grados de una día para otro en algunos puntos de España. El descenso va a ser importante en todo el interior. en algunas capitales de provincias las máximas se quedarán por debajo de los 12ºc y en las más frías como Teruel o Ávila se quedarán en 8-9ºC de máxima.

Por el contrario en las costas del sur y el este no se notarán grandes variaciones en las temperaturas ni tampoco en las Islas Canarias. Todavía habrá máximas cercanas a los 20ºc en ciudades como Valencia, Alicante o Málaga.

Continuar leyendo