Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Una nueva ola de calor durará hasta final de agosto

Publicado

en

ola de calor
Un joven se refresca en una fuente de València en un día de calor. EFE/Ana Escobar/Archivo

Una nueva ola de calor entrará en España para quedarse hasta final de agosto.

España va a pasar de las lluvias al calor, con temperaturas que volverán a rondar los 36 ºC en gran parte de la Península y las islas, y que en el sur probablemente alcancen los 40 ºC. Las noches serán algo más llevaderas que en semanas anteriores, aunque volverán a ser “tropicales” (con más de 20 ºC) en muchas comunidades.

Ola de calor

El calor se mantendrá también durante el domingo, aunque habrá nubosidad más compacta que el día anterior en el Cantábrico y puntos del Mediterráneo. Como consecuencia, las temperaturas bajarán en zonas del País Vasco, Navarra, La Rioja y el nordeste de Castilla y León.

De car al lunes y martes, tendremos sol en toda España de nuevo, aunque con algunos intervalos de nubes por la mañana en el área mediterránea y nubosidad un poco más compacta con posibles lloviznas en el Cantábrico.

Los termómetros bajarán algo en el área mediterránea y no variarán demasiado en el resto. Pero el martes será otro cantar. Se esperan temperaturas muy altas, entre 5 y 10 grados por encima de lo normal para la época del año.

El conjunto de la semana del 22 al 28 de agosto será más cálido de lo habitual, y la semana siguiente parece que se mantendrá esta tendencia, según las previsiones del centro europeo ECMWF, por lo que tiene pinta de que agosto 2022 se despedirá con temperaturas más altas que el promedio en España.

¿Cómo se define una ola de calor?

Una ola de calor se define como clima muy caluroso durante el día y la noche durante al menos 3 días consecutivos. Incluye 2 parámetros: calor y duración.

Según estudios realizados, el período propicio para una ola de calor es generalmente de junio a finales de agosto, pero excepcionalmente puede producirse fuera de este período.

Cuanto más largos sean los días, mayor será el riesgo de que se produzca una ola de calor: lógicamente, las horas del sol se alargan, lo que reduce la duración de la noche cuando la temperatura baja.

Por lo tanto, las olas de calor se producen con más frecuencia desde principios del verano hasta finales de agosto.

¿A qué temperaturas se refiere una ola de calor?
El umbral de alta temperatura a partir del cual se define una ola de calor varía según la región afectada y su hábito térmico. También existe un umbral para las temperaturas nocturnas, ya que las temperaturas descienden poco por la noche en estas condiciones.

También se tiene en cuenta la población, que es mayor en las ciudades, y la urbanización, que eleva las temperaturas. En consecuencia, los umbrales de las olas de calor son más bajos en las ciudades que en las zonas menos pobladas y urbanizadas.

La diferencia entre las temperaturas previstas y la temperatura sentida modifica la experiencia de todos durante una ola de calor. Para determinar la temperatura sentida, se tienen en cuenta la temperatura del aire y la velocidad del viento y varía en función de la persona y de las condiciones de vida (cansancio, ropa utilizada, actividad, etc.), así como de las condiciones atmosféricas (viento, lluvia, etc.).

¿Qué es el Plan Ola de Calor?

El Plan Nacional de Olas de Calor es activado cada año por el Gobierno y abarca el período comprendido entre el 1 de junio y el 15 de septiembre.

Este plan define 4 niveles de alerta en función de las condiciones meteorológicas. Para cada nivel de alerta, se asocian acciones y medidas para prevenir y limitar los efectos sobre la salud de estas olas de calor y para proteger a las personas más vulnerables (personas mayores, niños, bebés, personas con discapacidad, mujeres embarazadas, etc.) y a las personas más expuestas al calor que corren un riesgo especial.

¿Cuáles son los riesgos de la ola de calor y cómo protegerse?

La ola de calor requiere vigilancia. Cuando el cuerpo ya no regula la temperatura interna y ésta aumenta, aparecen muchos síntomas, por ejemplo:

  • Comportamiento inusual, debilidad muscular y mayor dificultad para moverse
  • Calambres, dolores de cabeza, mareos o incluso convulsiones
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas, vómitos o diarrea
  • Inquietud nocturna, insomnio
  • Temperatura corporal superior a 38,5°C

¿Cómo prevenir los efectos de una ola de calor?
Según, Revista Mujer Ahora, es importante adoptar buenos hábitos para combatir el calor, las recomendaciones son:

  • Bebe agua regularmente sin esperar tener sed
  • Evitar las bebidas azucaradas, el café y el alcohol
  • Descansar en un lugar fresco
  • Evitar esfuerzos físicos y las salidas durante horas muy calurosas
  • Mantener el cuerpo húmedo
  • Ventilar el cuerpo
  • Ventilar la vivienda en las horas más frescas y cerrar las persianas en las horas más calurosas

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIAL PRESS

Llega la ‘bestia del este’: alerta por frío polar

Publicado

en

bestia del este

Los próximos días se espera un cambio radical de tiempo que nos dejará una bajada importante de las temperaturas, nevadas en cotas medias y altas y viento intenso en gran parte de la Península Ibérica. Aunque es la bestia del Este lo que más alerta a los meteorólogos.

Como informa Roberto Granda en eltiempo.es, es posible que este fenómeno meteorológico acabe afectando a España si se juntan todos los factores para su formación.

Para que esta masa de aire frío sea relevante y llegue hasta Europa, ha de darse el caso de que la nieve sea contundente en Rusia: por ahora, 2022 está siendo un buen año para la nieve en este país, y hay zonas extensas cubiertas a finales de diciembre.

El segundo requisito es que la atmósfera se estabilice para que la temperatura descienda: al haber pocas horas de sol y haber cobertura de nieve, el calor no se acumula.

Por último, debe formarse un anticiclón de bloqueo entre Rusia y Escandinavia, creando un pasillo de vientos del noreste que empujarán la masa fría rusa sobre Europa, y con suerte, sobre España.

Esta configuración se daría a principios de diciembre, y podría volverse favorable.

Un fenómeno que ya se produjo en 2018

Aunque es «muy pronto» para saber qué ocurrirá finalmente, los expertos aseguran que según las previsiones sí es un escenario que podría darse. De hecho, ya se dio en la primavera del año 2018, cuando una ‘bestia del este’ barrió Europa dejando temperaturas bajo cero en muchos puntos de la geografía y, en algunos casos, incluso víctimas mortales.

¿Va a hacer mucho frío?

El «tobogán térmico» nos hará bajar hasta 8 grados de una día para otro en algunos puntos de España. El descenso va a ser importante en todo el interior. en algunas capitales de provincias las máximas se quedarán por debajo de los 12ºc y en las más frías como Teruel o Ávila se quedarán en 8-9ºC de máxima.

Por el contrario en las costas del sur y el este no se notarán grandes variaciones en las temperaturas ni tampoco en las Islas Canarias. Todavía habrá máximas cercanas a los 20ºc en ciudades como Valencia, Alicante o Málaga.

Continuar leyendo