Síguenos

Valencia

El tiempo que nos espera este verano en la Comunitat Valenciana: calor infernal y pocas lluvias

Publicado

en

tiempo verano comunitat valenciana
Una mujer combate el calor con un abanico. EFE/Biel Aliño/Archivo

València, 16 jun (OFFICIAL PRESS-EFE).- Las temperaturas en la Comunitat Valenciana durante los meses de verano estarán, con una probabilidad de más del 70 por ciento, «por encima de lo normal», y las precipitaciones «por debajo de lo normal» aunque puntualmente podría haber algún episodio de tormentas en algunos puntos determinados.

Así lo ha asegurado este miércoles el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat Valenciana, Jorge Tamayo, quien tras hacer un balance de los primeros meses del año hidrológico 2023-2024 y el resumen climático de la primavera de 2024, ha hecho la predicción estacional para el verano de 2024.

Temperaturas por encima de lo normal

Tras matizar que el verano desde el punto de vista climático abarca los meses de junio, julio y agosto, por lo que llevamos ya casi 19 días de verano, ha señalado que con «muy alta probabilidad, más del 70 %, las temperaturas van a estar por encima de lo normal, en toda la península pero especialmente en nuestro entorno».

«Lo que llevamos de verano se está comportando razonablemente bien, con altibajos, y lo que va pasar a partir de ahora no está claro más allá de que va a ser un verano cálido y que va a hacer más calor del normal, pero no tenemos información para decir si va a ser tan extremadamente cálido como los dos veranos anteriores».

Por su parte, José Ángel Núñez, jefe de la sección de Climatología de la delegación territorial en la Cpmunitat Valenciana de la Agencia Estatal de Meteorología, ha señalado que la predicción estacional indica que vamos hacia un verano «más cálido que puede estar en valores similares a los dos anteriores, lo que no quiere decir que vaya a ser más cálido, sino que hay una tendencia a que el verano vuelva a ser muy cálido».

Verano con pocas lluvias

En cuando a las lluvias, Tamayo ya indicado que lo más probables es que estemos por debajo de lo normal teniendo en cuenta que el verano es una estación de poca precipitación en general. «No hay que esperar muchas lluvias en verano y puntualmente podemos tener algún episodio de tormentas que en ese sitio en concreto si que hará que haya más lluvia de lo que es habitual».

Preguntados por si vamos a tener noches tropicales o tórridas, Nuñez ha explicado que llevamos ya seis o siete noches tropicales, pero desde hace o ocho o diez años, a partir del mes de junio no bajan de 20 grados. «Hace calor pero casi se agradece con lo que ocurre a mitad de julio y agosto».

Según indica, las temperaturas mínimas son muy dependientes de la temperatura del mar, donde se acumula el calor y ha recordado que en agosto del pasado año, cuando hubo 28 noches tórridas, la temperaturas del mar rozó los 30 grados.

Además, afirma que en las temperaturas tropicales se han adelantado un mes con respecto las que había hace 70 u 80 años y ahora aparecen a primeros de junio cuando entonces lo hacían a principios de julio.

Al respecto Tamayo ha indicado que prácticamente todas las noches de verano ya no bajamos de 20 grados en la zona del litoral, «se puede llamar la noche mediterránea», pero el siguiente paso es la noche tórrida por encima de 25 grados que ya tiene «implicaciones en la salud por la dificultad de descansar».

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Los bomberos refrescan la zona del incendio forestal de Morella, ya estabilizado

Publicado

en

Un avión realiza una descarga de agua sobre la zona incendiada. EFE/Manuel Bruque/Archivo

Castelló, 16 jul (OFFICIAL PRESS-EFE).-

Bomberos del consorcio provincial de Castellón y de la Generalitat Valenciana continúan refrescando la zona afectada por el incendio forestal declarado a primera hora de la tarde de ayer en la pedanía de Ortells, en Morella (Castellón), que está ya estabilizado.

Según informa el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat, en el lugar se encuentran dos autobombas y dos unidades del Servicio de Bomberos Forestales de la Generalitat.

Emergencias informa de que el incendio fue estabilizado a las 21:00 horas y se estableció la fase 2 del Plan Especial de Incendios Forestales (PEIF), al evolucionar dentro de las líneas de control según las previsiones y labores de extinción.

El fuego, según las mismas fuentes, ha afectado a unas 20 hectáreas.

Incendio Morella

Un avión realiza una descarga de agua sobre la zona incendiada. EFE/Manuel Bruque/Archivo

Refrescar la zona de un monte quemado en las primeras horas es crucial por varias razones:

  1. Prevención de Rebrotes: Después de un incendio, pueden quedar brasas o puntos calientes que pueden reavivar el fuego. Al refrescar la zona, se apagan completamente estas brasas, reduciendo el riesgo de que el incendio vuelva a iniciarse.
  2. Control de la Propagación: Las primeras horas son críticas para controlar cualquier posible propagación del fuego. Si el fuego no se apaga completamente, puede reactivarse y extenderse rápidamente, especialmente si las condiciones climáticas son favorables para la propagación del fuego, como el viento fuerte y la baja humedad.
  3. Seguridad del Personal: Refrescar la zona reduce el riesgo para los bomberos y el personal de emergencia que trabaja en la zona. Un incendio que se reaviva puede atrapar a las personas y poner sus vidas en peligro.
  4. Conservación del Medio Ambiente: Minimizar los daños ambientales es otra razón importante. Al asegurarse de que el fuego esté completamente apagado, se evitan daños adicionales a la flora y fauna de la zona afectada.
  5. Protección de Infraestructuras: Las áreas cercanas a zonas urbanas o infraestructuras críticas (como líneas eléctricas, carreteras, etc.) necesitan una atención especial para prevenir que el fuego pueda afectar estas estructuras.
  6. Impacto en la Salud Pública: El humo y las partículas en suspensión generadas por un incendio pueden afectar la calidad del aire y la salud de las personas. Al apagar completamente el fuego, se reduce la emisión de estos contaminantes.
  7. Recuperación del Ecosistema: El proceso de recuperación del ecosistema afectado por el fuego comienza inmediatamente después del incendio. Al controlar y apagar completamente el fuego, se facilita que las plantas y animales puedan comenzar el proceso de regeneración sin el estrés adicional de un fuego reavivado.

Refrescar la zona de un monte quemado de manera oportuna y eficaz es esencial para asegurar que el incendio no vuelva a iniciarse, protegiendo tanto a las personas como al medio ambiente.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram y también puedes suscribirte a nuestro canal de WhatsApp.

Continuar leyendo