Síguenos

Consumo

Ojo con las dietas ‘milagro’: estos son los riesgos

Publicado

en

Para adelgazar, no todo vale. Con la llegada de septiembre, las famosas dietas “milagro” comienzan a cobrar vida entre aquellos que desean perder peso de forma rápida. Pero estas dietas suelen ser extremas y, en muchas ocasiones, peligrosas para la salud. Algo parecido ocurre con los medicamentos comercializados sin prescripción médica, que, en algunos casos, además de no traer beneficios, exponen a la población de manera innecesaria a sus efectos adversos y, en muchas ocasiones, los usuarios acaban abusando de su consumo.

Cremas, pastillas, infusiones… el buen tiempo trae consigo un aumento de la publicidad de productos para adelgazar, que también pueden entrañar graves riesgos y provocar importantes efectos secundarios. Además, los resultados, a pesar de sus promesas, suelen ser decepcionantes para el consumidor.

Ante esta situación, la Organización de Consumidores y Usuarios ha elaborado una guía útil de 24 páginas que se puede solicitar de forma gratuita, en la que explica cómo adelgazar de forma efectiva sin recuperar esos kilos por el famoso “efecto rebote” y, lo más importante, sin poner en riesgo la salud. En la guía, OCU responde a algunas cuestiones: ¿cómo identificar productos “milagro” y qué efectos pueden tener sobre la salud? ¿cuáles son las dietas “milagrosas” más conocidas y publicitadas y cómo afectan a la salud? o ¿por qué son peligrosos los medicamentos sin prescripción médica?

Además, la Organización detalla el método a seguir a través de pautas y consejos: cómo ajustar la dieta, elementos imprescindibles en ella, cómo cuidar la alimentación fuera de casa, pros y contras de las aplicaciones sobre ejercicio… y lecciones de todo tipo para dar el paso hacia el deporte, cambiar hábitos de vida, etc.

A continuación, OCU recuerda las claves para tener en cuenta antes de empezar una dieta:

Los milagros no existen: seguir cualquier régimen que proponga suprimir algún alimento de la pirámide nutricional puede implicar graves desequilibrios para el organismo y serios problemas de salud. Por eso, desconfiar de las dietas “milagrosas” que carecen de cualquier base científica es la decisión más sensata. Un ejemplo son las dietas hiperproteicas, que, prolongadas en el tiempo, pueden sobrecargar el riñón.

Desconfiar de los productos para adelgazar: es muy común encontrar a través de cualquier soporte anuncios animando al consumidor a perder “kilos de más”. Pero adoptar un tratamiento inadecuado puede traer graves consecuencias, desde riesgos cardiovasculares o mareos, hasta trastornos de la conducta alimentaria. OCU da las claves para identificar este tipo de productos y recomienda desconfiar de aquellos que sugieran ser seguros por el hecho de ser “naturales”, que prohíban el consumo de un alimento o grupo de alimentos, o que prometan resultados rápidos, asombrosos o “mágicos”.

Los medicamentos, solo bajo control médico: Manchas oleosas procedentes del recto o disminución de la absorción de vitaminas liposolubles son algunas de las consecuencias que puede traer el uso de fármacos comercializados sin prescripción médica. OCU opina que la venta de muchos de estos medicamentos no beneficia al consumidor, y no está de acuerdo con las condiciones de comercialización de estos fármacos.

Adelgazar sin volver a engordar, la clave del éxito: fijarse un objetivo factible y acorde a la configuración corporal del individuo, ponerse en manos de un dietista-nutricionista cuando se trate de una pérdida de peso significativa o cambiar hábitos físicos y de alimentación son algunas de las claves para conseguir un resultado efectivo y permanente en el tiempo.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

Alerta sanitaria: Retiran un lote de Omeoprazol por impurezas desconocidas en un lote

Publicado

en

LAgencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha retirado del mercado un lote de omeoprazol. El motivo, tal como ha informado el organismo en su página web, es la detección de «impurezas desconocidas antes del final de la vida útil del citado lote». La AEMPS ha catalogado este defecto como clase 2.

Recordemos que esta clasificación de alertas farmacéuticas, dirigida a los distribuidores y farmacias, tiene solo tres rangos: el 3 es el que presentaría un riesgo menor para la salud y el 1, el mayor. En este caso, este lote concreto de omeoprazol, con un problema de clase 2, estaría en un término medio en esta particular escala.

El lote de omeoprazol afectado

El comunicado de la Agencia Española de Medicamentos ha especificado que el lote de omeoprazol afectado es el número 22C0169, que tiene como fecha de caducidad el 31 de marzo de 2023. El titular de comercialización de este producto es Altan Pharmaceuticals SA, con sede en Las Rozas (Madrid).

Por ahora, la AEMPS ha retirado del mercado las unidades afectadas de este medicamento. Además, se han devuelto al laboratorio «por los cauces habituales», tal como ha explicado el citado organismo. Ahora es tarea de las distintas comunidades autónomas hacer el seguimiento de esta retirada.

¿Qué es el omeoprazol?

El omeoprazol es un medicamento para tratar el reflujo gastroesofágico. Es uno de los fármacos más usados en España, aunque los médicos recomiendan utilizarlo únicamente bajo prescripción de un especialista, durante el tiempo que este lo determine. De hecho, no puede tomarse a la ligera para aliviar indigestiones pesadas.

También se utiliza para tratar las afecciones en las que el estómago produce demasiado ácido, como el síndrome de Zollinger-Ellison. Además, el omeprazol con receta se utiliza para tratar úlceras (lesiones en el revestimiento del estómago o del intestino), sobre todo las provocadas por Helicobacter pylori. Sin receta, se utiliza para tratar la acidez estomacal frecuente.

Como sucede con otros medicamentos, son muchos los efectos secundarios que pueden presentar los pacientes que consumen omeprazol. Entre los más frecuentes que pueden llegar a desarrollar se encuentran algunos como diarrea, gases,náuseas, dolor abdominal, cefalea o estreñimiento.

Continuar leyendo