Síguenos

Consumo

Estas son las diferencias entre «caducidad» y «consumo preferente» de los alimentos

Publicado

en

¿Qué diferencias hay entre «fecha de caducidad» y «fecha de consumo preferente?» ¿Hasta cuándo se pueden consumir los productos que llevan ese tipo de etiquetado y cuándo debemos deshacernos de ellos? Un informe publicado por la OCU ha intentado dar respuesta a estas preguntas.

Lo primero que conviene saber es a qué tipo de productos se aplica cada etiquetado. El de «fecha de caducidad» se usa con productos frescos, carnes y pescados, que conllevan un riego de intoxicación si se consumen cumplida la fecha marcada. Por tanto, si se nos pasa, a la basura. Una buena solución si no se va a consumir dentro del plazo es congelarlos.

La «fecha de consumo preferente» permite más flexibilidad. Consumir el producto pasado ese tiempo no conlleva riesgos, aunque sí puede perder calidad. Por tanto, lo más importante para saber si se puede comer todavía sería mirarlo bien, olerlo y probarlo. Al menor rastro de moho, olor o sabor extraño, hay que descartarlo.

No todos los productos con «fecha de consumo preferente» tienen la misma vida útil. Las conservas con 5 años de caducidad se pueden consumir perfectamente hasta entre 3 y 6 meses después. Los productos que duran 3 meses tienen un margen de hasta 15 días. Y los que duran dos o tres semanas, sólo unos días.

Por supuesto, es importante guardar como se debe el alimento para alargar su vida útil: la nevera en el caso de los refrigerados y la despensa si deben conservarse en un lugar fresco y seco. Para ello, lo mejor es seguir las recomendaciones del fabricante. Si se rompe la cadena del frío, si se aprecia que el producto está en mal estado, si en el caso de conservas se ven abolladas, oxidadas o abombadas, no se deben consumir, incluso estando dentro de su fecha de caducidad o de consumo preferente

El último consejo que da la OCU en su informe es de sentido común: una vez abierto el envase, la fecha deja de tener validez y el producto se ha de consumir inmediatamente.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

Estos son los alimentos que más suben de precio en Navidad

Publicado

en

alimentos que más suben de precio en Navidad

Como cada año la OCU ha publicado cuáles son los alimentos que más suben de precio en Navidad. Este año los precios son de media un 5,2% más caros. Se da así continuidad a las subidas del año pasado y sitúa en precios históricos a muchos de los productos típicamente navideños.

OCU sigue desde 2015 el precio de 15 alimentos típicamente navideños y de gran demanda en estas fechas, en mercados municipales, supermercados e hipermercados de Albacete, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza, a los que este año se añaden Málaga y Murcia.

Los alimentos que más suben de precio en Navidad

Los productos que componen esta cesta navideña son:

  • el cordero lechal para asar por cuartos
  • redondo de ternera
  • pularda
  • pavo
  • jamón ibérico de cebo al corte
  • lombarda
  • piña
  • besugo
  • lubina de acuicultura
  • merluza al corte
  • angulas
  • langostinos cocidos
  • percebes gallegos
  • almejas
  • ostras
  • la granada

OCU recuerda que este primer estudio recoge los precios un mes antes de la Navidad, pero además se llevaran a cabo controles después del puente de la Constitución y los días previos a la Nochebuena con el objetivo de seguir la evolución de los precios de estos productos.

Subidas generalizadas

Las subidas son generalizadas y afectan a 11 de los 15 productos analizados en ambos años. La mayor subida es:

  • la lombarda 32%
  • la merluza 16%
  • el pavo 14%
  • redondo de ternera, piña y percebes gallegos con el 13%
  • los langostinos 11%

En 7 de los 11 productos las subidas se sitúan por encima del 10%.  En un escalón inferior están la lubina 6%, el besugo 3%, las almejas 2% y el cordero lechal 1%.  En el caso del cordero el año pasado fue uno de los que más subió, un 22% y el hecho de que se mantenga el precio ya da idea de lo caro que esta, también este año.

Bajadas de precios

Las bajadas de precios son menos numerosas, pero dos de ellas son muy importantes y condicionan la media de todos los productos. Se trata de las angulas (-23%) y las ostras (-17%). Las otras dos bajadas son leves, de menos de un -5% (el jamón ibérico de cebo -4% y la pularda -1%).

Las subidas predominan y son importantes en carnes y mariscos, son algo más suaves en pescados, pero este año destacan los fuertes incrementos en los vegetales, que habitualmente tienen un precio estable. No obstante, aunque la subida total parece moderada en comparación con la de los últimos meses, OCU advierte que nos encontramos ante una de las navidades más caras desde que se realiza este estudio y es que 6 de los 15 productos del estudio alcanzan sus precios máximos en el primer control.

Ante este panorama y para evitar las típicas subidas de precios en las próximas semanas OCU recomienda llevar a cabo una buena planificación de las cenas navideñas, adelantar las compras, aprovechar las ofertas o sustituir los productos más caros por otros más asequibles.

Continuar leyendo