Síguenos

Valencia

Personas sin trabajo por la covid, nuevo perfil de los atendidos en Casa Caridad

Publicado

en

EFE/Kai Försterling/Archivo

València, 3 mar (EFE).- Casa Caridad ha atendido a más de 2.500 personas en el primer año de pandemia, un periodo durante el cual ha cambiado el perfil de los usuarios que acuden a sus instalaciones: personas que han perdido sus contratos precarios por la crisis económica derivada de la pandemia y no disponen de ingresos.

La entidad quiere reivindicar como el Día de Casa Caridad el 6 de marzo, fecha en la que se constituyó la Asociación en 1906, y que la ciudad «se vuelque» con una institución que se creó gracias a la solidaridad de los valencianos y que lleva abierta 115 años, más de 40.000 días.

 

MÁS DE 2.500 ATENDIDOS EN UN AÑO

Según informa la entidad, con la llegada de la pandemia hace casi un año y la consecuente crisis que ha dejado, «las personas en situación de sin hogar se han convertido en el foco de mayor vulnerabilidad.»

Durante el último año de pandemia, la Asociación Valenciana de Caridad ha atendido de manera personalizada a más de 2.500 personas poniendo sus los recursos a disposición de los más vulnerables.

«Con la llegada de la covid-19 la atención en Casa Caridad tuvo que cambiar para poder adecuarse a la realidad que vivimos y dar solución efectiva a nuestros usuarios y a sus nuevas necesidades, y así lo hemos hecho», explica Luis Miralles, presidente de la entidad.

Así, se han adaptado los servicios de comedor a la situación epidemiológica del momento o, ante la falta de ingresos de muchas personas, se han otorgado ayudas económicas a familias para hacer frente a alquileres, facturas u otros trámites, explica Guadalupe Ferrer, gerente de la ONG.

«Con estas nuevas medidas estamos ayudando a que las personas sigan teniendo una casa o habitación sin necesidad de acudir a los albergues sociales. Es una línea de prevención para que las personas continúen manteniendo sus hogares», indica Ferrer.

 

CAMBIA EL PERFIL DE LOS USUARIOS

Según Miralles, la pérdida de empleo durante los primeros meses de pandemia, la situación de ERTE, la imposibilidad de encontrar nuevos trabajos o las dificultades para percibir rentas sociales ha generado que el perfil de la pobreza valenciana haya cambiado hacía unos rasgos más normalizados.

Son «personas con contratos precarios que los han perdido por la crisis económica derivada de la pandemia y que no lo vuelven a recuperar, o familias que cuentan con recursos habitacionales pero que no pueden pagar el alquiler, las facturas o la alimentación».

Según Miralles, «son gente que antes no necesitaban ningún tipo de recurso pero que ahora, por la pérdida de ingresos o en caso de tenerlos son insuficientes para llevar una vida digna, se han visto abocados a acudir a las ONGs».

La Asociación prevé que esta situación pueda continuar en los próximos meses.

Por otra parte, el perfil femenino se mantiene como uno de los colectivos al alza año tras año, llegando al 36 % durante el 2020, dato que preocupa a la entidad, según indica la responsable de Trabajo Social, Cristina Sánchez.

Según Sánchez, «la precariedad del mercado laboral, las responsabilidades familiares, la dificultad de acceder a una vivienda y la mayor vulnerabilidad hacen que mujeres que ahora están en nuestros albergues necesiten una atención especializada».

 

PROCEDENCIA DE LOS USUARIOS

El 44 % de las personas alojadas en el albergue de Pechina son españoles, la mitad de ellos valencianos, un porcentaje que ha crecido con respecto a años anteriores.

Además, desde la entidad advierten del aumento, en los últimos meses, de personas mayores de 65 años que son derivados a Casa Caridad.

Por lo que se refiere a personas extranjeras, en ambos albergues el 24 % de los usuarios proceden de Latinoamérica, especialmente de Colombia y Venezuela.

 

ADAPTANDO SERVICIOS E INSTALACIONES

En estos últimos meses, Casa Caridad ha adaptado sus instalaciones y servicios ante las nuevas necesidades derivadas de la situación de la pandemia.

Al cierre del comedor social -reservado a uso exclusivo de los albergados- se ofreció la alternativa de los kits de alimentos con un reparto semanal que beneficia a 600 personas.

Además, se ha reformado el comedor para favorecer la seguridad, separándolo en dos estancias: uno para albergados y otro para usuarios que llegan desde la calle.

A esto se suma la remodelación en albergues en los que se han habilitado espacios de aislamiento y las medidas higiénicas recomendadas para garantizar la seguridad, y que las Escuelas Infantiles han modificado sus protocolos de funcionamiento para adaptarse a necesidades.

Valencia

Piden que Puertos del Estado explique en Les Corts la ampliación del Puerto

Publicado

en

EFE

València, 20 abr (EFE).- Los grupos de Compromís y de Unides Podem-Esquerra Unida en Les Corts han pedido la comparecencia en la comisión de Obras Públicas, Infraestructuras y Transportes del presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, para que dé explicaciones sobre la ampliación del Puerto de València.

Las diputadas Papi Robles (Compromís) y Estefania Blanes (Unides Podem-Esquerra Unida) han presentado por registro de entrada en Les Corts Valencianes la solicitud de comparecencia de Toledo.

Según Papi Robles, «son necesarias las explicaciones sobre la ampliación norte del Puerto de València, una macroinfraestructura que pondrá en peligro las playas del sur de València y la Albufera».

«Como mínimo estas explicaciones se deben dar en sede parlamentaria», ha dicho la diputada de Compromís.

Por su parte, Estefanía Blanes León, portavoz adjunta del grupo Unides Podem-Esquerra Unida, ha indicado: «Queremos pedir explicaciones a Puertos del Estado de los motivos por los que no asumen sus responsabilidades con el pueblo valenciano para garantizar que el proyecto de ampliación cumple con todos los requisitos legales y ambientales».

También, ha añadido, para que no eluda «sus competencias, dejando la decisión en manos de la Autoridad Portuaria de Valencia, que tiene intereses mercantiles en esta ampliación».

Continuar leyendo