Síguenos

Sucesos

Un hombre pierde la vista tras una revisión de gafas por culpa del oftalmólogo

Publicado

en

oculista

Un hombre salió completamente ciego de la cita con su médico. Un marsellés de 43 años acudió a la consulta con su oftalmólogo con el objetivo de revisar sus gafas. Sin embargo, perdió la vista por un error. Este terrible caso sucedió en octubre de 2020 en Marsella, Francia. y se encuentra ahora en los tribunales.

No comprobó la identidad de su paciente

El problema surgió en primer lugar, porque el médico no comprobó la identidad de su paciente.

Al confundirlo con otro paciente, el doctor comenzó a realizarle tratamientos con láser. La víctima relata para la BFMTV cómo en apenas 10 minutos se quedó completamente ciego. En su defensa el médico atribuye este error a una confusión de expedientes.

Confusión

Según relata la víctima al entrar en la consulta, el doctor, sin identificarle ni preguntarle nada, le pidió que tomara asiento y posara su frente sobre una máquina.

Como cuenta Adrien a la BFMTV, a pesar de preguntarle al médico sobre la máquina y la relación de esta con sus gafas, el doctor continuó con el procedimiento añadiendo: «termino y luego te explico». Incluso tras ese instante, Adrien asegura que el médico le llamó por otro nombre, y de ahí la innegable confusión.

Completamente ciego

Este hombre de 43 años asegura que no notó nada, ni siquiera dolor o molestia. Sin embargo, tras 10 minutos de haber sido intervenido con el láser, Adrien quedó completamente ciego.

Por culpa de esta negligencia ha tenido que someterse a dos operaciones para recuperar parcialmente la vista, pero todavía es muy sensible a la luz y depende de medicación para soportar el dolor cada día.

«Me amputaron parte del ojo», ha comentado Adrien.

Por su parte el doctor ha reconocido que fue una terrible confusión pero por el momento y hasta la celebración de juicio, este sigue ejerciendo como oftalmólogo en Marsella.

Sucesos

Una joven, secuestrada por sus padres y su suegro, es sometida a un exorcismo por divorciarse

Publicado

en

Una joven, secuestrada por sus padres y su suegro, es sometida a un exorcismo por divorciarse
Un coche de la Policía Nacional patrulla por una calle. EFE/Archivo

Tres personas han sido detenidas por practicarle un exorcismo a una mujer. La policía local de Linares (Jaén) recibió un aviso por un presunto delito de violencia de género y se personó en el domicilio.

Los agentes recibieron un aviso porque unos vecinos creían que en el interior de una vivienda se estaba dando una situación relacionada con violencia de género. Cuando los efectivos se desplazaron hasta el domicilio señalado, quien les abrió la puerta fueron un hombre y una mujer que negaron que allí estuviera pasando nada.

Los policías escuchan los gritos y entran en la vivienda. Encuentran en uno de los dormitorios a una chica joven con un hombre que intentaba taparle la boca para inmovilizarla. Según este hombre, que era el exsuegro de la chica, esta precisaba de un exorcismo porque se había divorciado un mes antes y estaban buscando a un religioso. En este caso la persona que le intentó hacer el exorcismo era el exsuegro de la víctima que estaba en la casa junto con los padres de la misma.

La mujer secuestrada se había desplazado desde Reino Unido, donde residía, hasta Jaén después de ese divorcio y lo que decía la familia es «que tenía el mal en el cuerpo». Estuvo 22 días retenida, la habían maniatado y aún tenía marcas en su cuerpo de las cuerdas.

Detención de los secuestradores

Tras el relato de la víctima y a la vista de las lesiones que ésta presentaba por su cuerpo, así como lo que los propios agentes habían presenciado, se procedió a la detención de las tres personas que retuvieron a la joven en contra de su voluntad. Fueron trasladados a dependencias policiales y tras ser puestos a disposición judicial quedaron en libertad con cargos por los hechos acometidos. Los tres tienen una orden de alejamiento hacia la víctima.

Continuar leyendo