Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Sanidad estudia esta semana la tercera dosis de la vacuna del covid a los mayores de 40 años

Publicado

en

Sobre la mesa está la posibilidad de ampliar las franjas de edad para la administración de la tercera dosis de la vacuna contra el covid-19. Este miércoles se reúnen los expertos de la ponencia de vacunas para debatir esa posibilidad y en esa reunión se puede decidir que los siguientes sean los mayores de 40 años, además de decidir si se amplía o no a los trabajadores esenciales.

Esta cuestión a debatir se marcó como prioridad hace tres semanas por parte de la presidenta de la Comisión Europea. Ahora mismo la tercera dosis de la vacuna está recomendada para los mayores de 60 años con la excepción de Galicia que la ha adelantado para los de más de 50.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha justificado adelantar esta campaña para  «ir ganando tiempo» y avanzar en la administración de dosis de refuerzo. «Lo que hicimos fue citar a los menores de 60, a los de entre 59 y 50 para ir ganando tiempo» e incluso «puede haber algunas personas que ya empecemos a vacunar de forma inmediata», ha admitido Núñez Feijóo.

Cuando la Comisión Europea acordó el pasado 23 de noviembre ampliar a los mayores de 60 la tercera dosis, junto a sanitarios y sociosanitarios el Ministerio de Sanidad no descartó que poco a poco se vayan incorporando otros grupos, eso sí siempre priorizando terminar el refuerzo de los mayores de 60 y a los vacunados con Janssen antes de estas navidades.

La pregunta sigue siendo la misma ¿Cuánto tiempo tiene que pasar para la tercera dosis? Las autoridades sanitarias recomiendan que la tercera dosis de la vacuna Covid-19 sea administrada como mínimo 6 meses después de se hubiese completado la pauta con la segunda dosis. Son varios los ensayos clínicos los que han demostrado que la inoculación de este refuerzo aumenta la respuesta inmunitaria.

PORTADA OFFICIALPRESS

El Cuco y su madre admiten que mintieron en el juicio por el asesinato de Marta del Castillo

Publicado

en

el cuco marta del castillo

Giro inesperado en el caso de Marta del Castillo. Francisco Javier García Marín, conocido como el Cuco, y su madre, Rosalía García Marín, han reconocido ante la jueza que mintieron durante el proceso celebrado en el año 2011 por el asesinato de la joven sevillana. Cabe recordar que en el juicio en el que Miguel Carcaño fue condenado a 20 años de prisión por el crimen.

El Ministerio Público pide para ellos ocho meses de cárcel y multas de 1.500 euros para cada uno, mientras que la familia de Marta reclama dos años de prisión y multas de 1.800 euros.

El Cuco y su madre mienten

El Cuco y su madre han admitido en sus declaraciones los hechos contenidos en los escritos de acusación, lo que significa que no dijeron la verdad en el proceso celebrado en 2011.

En 13 años, por primera vez Francisco Javier García Marín ha reconocido que sí estuvo en el piso de la calle León XIII donde se cometió el asesinato, en contra de la versión que siempre ha mantenido: que la tarde noche del 24 de enero de 2009, cuando se cometió el asesinato, no estuvo en el mencionado piso; que ese día había estado con unos amigos; que sobre las 23.30 horas de ese día 24 se encontró en las inmediaciones de su casa con el que entonces era la pareja de su madre, Ángel Manuel R.C., que «había ido a tirar la basura»; y que después subió a su domicilio y no volvió a salir.

Rosalía, la madre del Cuco, declaró en 2011 que ese día salió con su pareja a tomar una copa, que fueron al bar La Portada, que ambos volvieron a su domicilio sobre las 1.30 o 2.00 de la madrugada ya del día 25 y que, una vez allí, «entró en el dormitorio de su hijo, lo vio acostado y le dio un beso». Ahora, en su declaración de esta mañana, Rosalía también ha reconocido que mintió.

Solo han admitido esto de la parte del delito del que se les acusa. Ni el Cuco ni su madre han respondido a más preguntas del tribunal.

La jueza ha desestimado el resto de las pruebas testificales, entre ellas, la declaración de Miguel Carcaño, que estaba prevista para el próximo martes 31.

Se mantiene eso sí la declaración de los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, para determinar el posible daño moral a su familia.

Decenas de personas se han concentrado a las puertas del juzgado esta mañana, sobre todo vecinos de la familia de Marta que han querido arroparlos ante la celebración del nuevo proceso judicial.

Rosalía y el Cuco han llegado al juzgado recibidos por los gritos de las personas concentradas, que han clamado pidiendo «Justicia para Marta».

En la actualidad el Cuco tiene 29 años y ha llegado completamente cubierto para evitar ser reconocido, con una amplia sudadera, la capucha puesta, un pasamontañas, gafas de sol y hasta unos guantes, que podrían haberle servido para ocultar alguna marca o tatuaje.

Por su parte la madre tan solo llevaba unas gafas de sol, mascarilla y un pañuelo en la cabeza, que apenas le cubría.

Ya en la sala se ha podido ver al Cuco descubierto, llevando tan solo una mascarilla, y con el pelo corto, una imagen diferente a la melena que lucía en 2011 cuando se celebró el juicio por el asesinato de Marta.

 

Continuar leyendo