Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Simón confirma una cuarta ola tras Semana Santa: «No podemos frenar lo que ya pasó»

Publicado

en

Madrid, 12 abr (EFE).- España ha sumado 78.862 nuevos contagios desde el 1 de abril, inicio de Semana Santa, la presión en las ucis ha pasado del 18,4 % al 21,5 %, y la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en 14 días ha aumentado en 45,3 puntos, hasta 199.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha confirmado ester lunes en rueda de prensa que «estamos en la cuarta ola de la pandemia» y ha lamentado que «no podemos frenar lo que ya pasó», en referencia a los contagios que se registran desde este lunes y hasta la semana próxima generados durante la Semana Santa.

Los datos del Ministerio de Sanidad de hoy, que empiezan a reflejar el efecto de la Semana Santa, debido al aumento de la movilidad y de los contactos durante las fiestas, indican que ha habido 22.744 nuevos positivos desde el viernes y 197 muertes más.

Siguen en riesgo extremo (por encima de 250 casos) cinco territorios: Navarra (425), Madrid (336), País Vasco (320), Ceuta (498) y Melilla (537), y solo la Comunidad Valenciana sigue en nueva normalidad (menos de 50), con 36,3 casos.

Además, en las unidades de cuidados intensivos hay 2.163 enfermos de covid (113 más que el viernes), lo que eleva la presión al 21,5 %, mientras que la ocupación en planta, con 10.246 pacientes (887 más), asciende al 8,1 %.

Desde el inicio de la pandemia se han notificado 76.525 muertes y 3.3370.256 contagios.

SIMÓN: «NO PODEMOS FRENAR LO QUE YA PASÓ»

Así, Fernando Simón ha reconocido que la pandemia tiene una progresión ascendente – «es algo más lenta debido a la vacunación», ha dicho-, aunque sin la velocidad registrada en otras olas.

Además, ha explicado que la progresión ascendente se centra principalmente «en dos o tres comunidades», aunque ha advertido del efecto del fin de semana en los datos de hoy, por lo que habrá que esperar a ver cómo se consolidan en los próximos días.

«No podemos frenar lo que ya pasó, pero sí lo que pase de ahora en adelante», ha asegurado Simón, quien, tras augurar que la incidencia seguirá creciendo en los próximos días, su control dependerá de las medidas que se adopten en las próximas semanas.

Para Simón es muy preocupante la ocupación en las ucis, con el 21, 6 % de las camas ocupadas, lo que pone «en alto riesgo la presión hospitalaria».

También ha dicho que la cifra más dolorosa es la de los fallecidos (248 en siete días) y la ha calificado de no deseable.

INCIDENCIA ACUMULADA

La incidencia acumulada comenzó a crecer en nuestro país el pasado 15 de marzo, cuando estaba en 127,8 casos por cada 100.000 habitantes, en las jornadas previas al puente de San José, y tan solo ha experimentado un ligero receso el pasado sábado 3 de abril. Este lunes se sitúa a niveles de finales de febrero.

Además, la incidencia a 7 días también asciende desde 90,7 casos por cada 100.000 habitantes a 112,2.

Una semana después de que se iniciaran las vacaciones de Semana Santa, además de los cinco territorios en riesgo extremo, hay ocho autonomías en riesgo alto (entre 150 y 250 casos): Andalucía, con 225,1; Aragón, con 218,5; Asturias, con 163,1; Cantabria, con 161; Castilla y León, con 196; Castilla-La Mancha, con 161; Cataluña, con 227 y La Rioja, con 211.

Además, son cinco las regiones en riesgo medio (entre 50 y 150 casos): Baleares, Canarias, Extremadura, Murcia y Galicia; y tan solo la Comunidad Valenciana se mantiene en nueva normalidad, con menos de 50 casos (36,3), aunque sube tres décimas respecto a ayer.

En las últimas 24 horas la incidencia acumulada en 14 días ha subido en todas las comunidades, excepto en Baleares, Canarias y Murcia.

FALLECIMIENTOS

De los 248 fallecidos en las últimos siete días, 48 han tenido lugar en Madrid, 31 en Andalucía, 26 en Aragón, 22 en Cataluña y 20 en Castilla y León.

OCUPACIÓN EN HOSPITALES Y UCIS

Según el «semáforo» de Sanidad, hay cinco territorios en riesgo extremo (con la ocupación de sus ucis por encima del 25 % de enfermos de covid): Madrid, que pasa del 39,2 % al 40,9 %; Cataluña, que pasa del 39,6 % al 39,7 %; La Rioja, con 39,2 (37,7 % el viernes); País Vasco, con 27,2 % (23 % el viernes) , y Navarra, con 27 % (22,6 % el viernes).

Además, en riesgo medio (entre 15 y 25 %) están Aragón (20,2 %), Asturias (20,5 %), Canarias (18,2 %), Castilla-La Mancha (18 %); Castilla y León (24,9 %); Ceuta (23,5 %), y Melilla (también 23,5 %).

Galicia sigue siendo la comunidad con menos pacientes de coronavirus en estas unidades (3,4 %), seguida de Murcia (6,1 %), Baleares (7,5 %), Comunidad Valenciana (7,6 %), Extremadura (8 %), y Cantabria (14,1 %).

En las últimas 24 horas se han registrado 404 altas de enfermos de covid, frente a 894 ingresos.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

Sanidad ha comunicado además que entre el 2 y el 8 de abril se han efectuado 704.142 pruebas diagnósticas que arrojan una tasa media de positividad del 7,7 %, dos décimas más que el jueves.

Del total de pruebas, 452.955 fueron PCR y 251.187 test de antígenos, y la positividad más elevada se sigue dando en Aragón (12,4 %), Melilla (11,4 %), Ceuta (10,7 %), Madrid (10,3 %), Andalucía (10,1 %), y Castilla-La Mancha (10 %).

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIALPRESS

Simón vaticina un impacto en la epidemia tras lo vivido este fin de semana

Publicado

en

Madrid, 10 may (EFE).- El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha mostrado este lunes su escepticismo con que la tendencia de la pandemia siga a la baja en los próximos días tras las aglomeraciones del fin de semana coincidiendo con el fin del estado de alarma y ha vaticinado un «impacto puntual» en algunos grupos de población.

«Nadie sabe lo que pasará», ha dicho Simón en su habitual rueda de prensa de los lunes en referencia a las celebraciones multitudinarias registradas en varias ciudades españolas, de las que se ha achacado parte de la responsabilidad por no haber comunicado el mensaje «como se tenía que comunicar».

«No estoy enfadado, estoy decepcionado, sí, mucho, quizás hasta conmigo, porque no hemos sido capaces de transmitir el mensaje», ha lamentado el epidemiólogo, aunque ha manifestado que «no hay que fustigarse ni darse latigazos por eso, pero sí aprender para la próxima vez».

Ha confiado en que el pico de contagios que probablemente se vea en los próximos días y en los grupos de población no protegidos por la vacuna sea «puntual» y ha calificado «hasta cierto punto entendible» que hubiera ese «ansia» de fiesta, que también espera que no se repita y que se haya limitado al fin de semana pasado.

Pero ha pedido a los que tuvieron ese «momento de relax» e hicieron «lo que les dio la gana» que sean conscientes de que ahora tienen que controlar mucho con quién se juntan y cómo aplicar medidas de control para no transmitir el virus si se han contagiado en las aglomeraciones.

Ha expresado su esperanza de que lo sucedido durante el fin de semana no se traduzca en un excesivo impacto en las ucis, mientras reconocía que no sabía qué decir a los sanitarios, a los que ha mandado todo su apoyo y ánimo y el mensaje de que la vacunación avanza bien, y eso va reduciendo parte de la sobrecarga del sistema asistencial.

«Yo no estoy nada contento hoy, creo que se me nota y no me puedo imaginar cómo están los sanitarios que trabajan en ucis saturadas y viendo morir personas todos los días», ha asegurado Simón.

Sobre las medidas de que disponen las comunidades para controlar el avance de la pandemia, el epidemiólogo ha reiterado que «tenemos herramientas suficientes y efectivas si se implantan a tiempo» y ha recordado que el estado de alarma, que concluyó el pasado domingo, no obligaba, sino que daba la opción para restringir tres cosas: la movilidad entre territorios, la movilidad nocturna y el derecho de reunión.

«El resto de restricciones era potestad de las comunidades», ha aseverado Simón, mientras comentaba que «si cerramos el país, de aquí a diciembre acabamos con el coronavirus en España, pero no hay que hacer eso porque no es necesario mantener medidas tan dramáticas».

Según Sanidad, desde el viernes ha habido 13.984 nuevos contagios, con lo que la cifra total de infecciones desde el inicio de la pandemia se eleva a 3.581.392, y hay 103 muertes más, hasta un total de 78.895, de las cuales 194 han sido reportadas en los últimos siete días.

Cinco comunidades siguen bajo presión extrema en sus ucis (más de un 25 % de ocupación de pacientes covid): Aragón (32,1 %), Cataluña (32,6 %), Madrid (41,3 %), País Vasco (36 %) y La Rioja (32 %).

Casi 48 horas después del fin del estado de alarma, cinco comunidades siguen en riesgo extremo de transmisión (más de 250 casos): Aragón (290), Cataluña (248,6), Madrid (302), Navarra (269) y País Vasco (401,2), además de la ciudad autónoma de Melilla (258,9).

Continuar leyendo