Síguenos

Valencia

Turisme suma cerca de 3,5 millones de euros a la inversión realizada en 2020 para garantizar la calidad de las playas de la Comunitat Valenciana

Publicado

en

Turisme Comunitat Valenciana ha destinado cerca de 3,5 millones de euros en 2021 para garantizar el nivel de calidad alcanzado en las playas de las tres provincias gracias a la inversión realizada en 2020, cercana a los 10 millones de euros, que sirvió para impulsar actuaciones de reparación y mantenimiento de nuestras dotaciones en playas afectadas por el temporal Gloria.

Así, según ha anunciado el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, «el presupuesto de este ejercicio va destinado al mantenimiento de los equipamientos higiénicos y de acceso a las playas, así como al suministro e instalación de 40 redes estructurales en playas de la Comunitat Valenciana e instalación de 12 zonas de baño para personas con movilidad reducida».

Colomer ha querido destacar que «el objetivo es mantener los servicios de calidad que ofrecen nuestras playas y que les han hecho merecedoras de distintos distintivos».

La Comunitat Valenciana ha liderado el ranking de banderas azules este año con 153 distintivos y, además ,177 playas de las tres provincias han obtenido la Bandera Qualitur 2021.

Con ello, el litoral de las tres provincias destaca este verano por sus certificados de calidad del servicio (ISO 9001 y Marca Q); certificados de gestión ambiental (ISO 14001 o EMAS) y certificados de accesibilidad universal en base a normas nacionales (UNE).

En esta línea, el secretario autonómico ha recalcado que «para esta temporada estival Turisme Comunitat Valenciana ha centrado sus actuaciones y presupuesto en playas en garantizar esta excelencia».

El titular de Turisme ha asegurado que se está trabajando en el mantenimiento y conservación de equipamiento higiénico sanitario, como lavapiés, vestidores, papeleras de distinto uso y finalidad; en el confort en el acceso a las playas, como las pasarelas de distinto ancho y adaptadas a playas urbanas y naturales, así como en zonas lúdico-deportivo, como áreas biosaludables o de juegos para distintas edades, para el disfrute de turistas y residentes.

La inversión en los distintos servicios de mantenimiento asciende a 2,2 millones de euros, IVA no incluido, en dos anualidades: 2021 con cerca de 1,2 millones de euros y 2022 con una inversión estimada en cerca de un millón de euros. La inversión global se estima en 2.2 millones de euros.

Asimismo, se van a suministrar e instalar 40 redes estructurales en playas de la Comunitat Valenciana por importe de 600.000 euros más IVA, mientras que la instalación de 12 Zonas de Baño Accesible tiene una inversión estimada de 288.000 euros más IVA.

Infraestructuras en las playas por provincias

Estas nuevas dotaciones se sumarán a las ya existentes, que a continuación detallaremos por provincias. Las playas de la provincia de Alicante cuentan a fecha de hoy con un total de 957 lavapiés, 60 casetas-vestidor; 40 estaciones de bombeo; 2 puntos de carga para móviles; 6 zonas de baño accesible; 17.639 pasarelas; 2.351 papeleras; 259 papeleras de reciclaje; 80 áreas lúdicas de juegos infantiles y juveniles y 231 áreas deportivas y biosaludables.

Por su parte, la provincia de Castellón cuenta con 376 lavapiés, 114 duchas; 62 casetas-vestidor; 17 estaciones de bombeo; 2 puntos de carga para móviles; 4 zonas de baño accesible; 13.232 metros de pasarelas; 1.213 papeleras; 181 papeleras de reciclaje; 52 áreas lúdicas de juegos infantiles y juveniles y 149 áreas deportivas y biosaludables.

La provincia de València cuenta con 668 lavapiés, 77 duchas; 51 casetas-vestidor; 30 estaciones de bombeo; 2 puntos de carga para móviles; 2 zonas de baño accesible; 24.087 metros de pasarelas; 2.576 papeleras; 270 papeleras de reciclaje; 63 áreas lúdicas de juegos infantiles y juveniles y 231 áreas deportivas y biosaludables.

Valencia

Soler ve «precipitada» e «imprudente» la tasa turística

Publicado

en

València, 19 oct (EFE/OP).- El conseller de Hacienda, Vicent Soler, considera «precipitado» hablar en estos momentos de la imposición de una tasa turística en la Comunitat Valenciana y ha advertido de que un tratamiento «uniforme» de esta medida sería «imprudente» y «contrario a los intereses del sector» turístico.

Soler ha hecho estas declaraciones a los periodistas antes de comparecer en la comisión de Economía de Les Corts, a petición del grupo parlamentario del PP, para informar sobre la postura del Consell en relación con la tasa turística, y ha dicho que la posición del Gobierno valenciano al respecto se ha concretado en la ley de acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat.

Ahora bien, ha precisado que aunque los presupuestos no incorporan esta figura tributaria es una medida de la que «habrá que hablar y hablamos» porque está implantada en otras regiones europeas.

Soler considera «precipitado» hablar en este momento de esta medida que «tiene más de política turística que recaudatoria» y que el sector turístico, el que más ha padecido la crisis, «no ve claro».

Ha argumentado asimismo que, a diferencia de otras comunidades autónomas, los modelos turísticos valencianos «son muy diversos», por lo que hablar en este momento de una figura tributaria de estas características «es inviable» y si se plantea tendría que tener una lectura «muy local, municipalista y diversa».

«Un tratamiento uniforme de este tema sería no solo imprudente sino además contrario a los intereses de un sector importantísimo para la Comunitat, que se está recuperando de un periodo enormemente dramático», ha insistido.

A juicio de Soler, un planteamiento «uniforme» de la medida para todo el territorio sería «absolutamente inadecuado, imprudente y atentatorio contra los intereses del sector», que a su juicio tendría que participar también en el debate.

Al respecto, la síndica adjunta de Compromís en Les Corts, Aitana Mas, ha manifestado, en declaraciones a los periodistas en los pasillos la Cámara, que el debate «no está en si tasa turística sí o no sino en cómo hacemos esa tasa turística».

Mas ha defendido que Compromís está dispuesto a abrir el debate «que viene aplazado de otros años» y cree que «este es uno de los años propicios para hablar y ver cuándo se puede implantar esta tasa y de qué manera hacerlo para que todo el mundo esté cómodo en esa opción» y pueda ser una realidad a finales de 2022 o principios de 2023.

Preguntada sobre si influirá en la aprobación de los presupuestos, ha contestado que el PSPV «ya ha dicho que no tiene inconveniente -de abordar la tasa- siempre y cuando miremos de qué manera y cómo, por lo que no contemplamos todavía esa opción» y el debate se trasladará a Les Corts.

Por su parte, la síndica de Unides Podem, Pilar Lima, ha manifestado al respecto que su formación espera que la tasa «sea una realidad» y se «pase de las palabras a los hechos para empezar a aplicarla lo antes posible» y recaudar fondos para otro tipo de inversiones como políticas de vivienda para los jóvenes o medioambientales.

El diputado popular Rubén Ibáñez ha lamentado la comparecencia del conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la comisión de Economía para explicar la postura del Consell sobre la tasa turística, en lugar del vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Hector Illueca, como había solicitado su formación.

Ibáñez ha criticado que el Gobierno valenciano «tiene descentrada y descolocada a la ciudadanía con una inseguridad jurídica más que manifiesta, porque la parte comunista del Consell dice que sí a la tasa y la socialista dice que no lo saben» y lo que les une es «recaudar más recursos» ante el aumento del número de sus asesores.

La síndica de Ciudadanos, Ruth Merino, ha manifestado al respecto que su formación se opone a la subida de impuestos y más a la implantación de nuevos que además «gravan a un pilar fundamental de la economía valenciana como es el turístico» y espera que el PSPV «no se deje embaucar por estos cantos de sirena que no quieren el bien para el turismo de esta comunidad y se mantenga firme» contra esta medida.

Continuar leyendo