Síguenos

Sucesos

Un hombre de 48 años besa a una menor y simula ser G. Civil cuando le retenían

Publicado

en

Un hombre de 48 años besa a una menor y simula ser G. Civil cuando le retenían
Entrada principal de la Audiencia Provincial de Alicante. Archivo/EFE/Morell

Alicante, 28 sep (OFFICIAL PRESS/EFE).- Un hombre de 48 años ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Alicante a alejarse a al menos 300 metros de una menor por un delito de abuso sexual cometido sobre la joven en una zona de ocio del puerto de Alicante el pasado 20 de marzo, donde fue retenido y se hizo pasar por Guardia Civil para no ser detenido, un hecho por el que también ha sido multado.

Los hechos enjuiciados tuvieron lugar en torno a las 4:45 horas de la madrugada del 20 de marzo de 2022, un momento en el que la sentencia considera probado que el procesado se aproximó hasta la joven, la cogió por el cuello para inmovilizarla y le dio un beso en la frente mientras le cogía por las caderas «con ánimo libidinoso y sin su consentimiento».

Una amiga de la chica paró al acusado y dio aviso a los responsables del servicio de seguridad de la zona, quienes pidieron al acusado que esperase a la llegada de la Policía.

En ese momento, según la sentencia, el acusado refirió a los vigilantes de seguridad que él era Guardia Civil con «clara intención de evadir la acción policial».

Así, «les enseñó una placa con el emblema del cuerpo», pero el vigilante de seguridad advirtió que el acusado estaba tapando una parte de la placa que portaba la insignia identificativa de la Guardia Civil, la cual mostraba que era de una asociación de amigos del cuerpo.

El acusado admitió los hechos en el momento del juicio, tras alcanzar un acuerdo de conformidad por el que aceptaba la pena solicitada por la Fiscalía.

Así, la sentencia considera al procesado culpable de un delito de abuso sexual y otro delito leve de usurpación de funciones públicas.

En concreto, el tribunal impone al acusado la pena de 18 meses de multa con una cuota diaria de 4 euros por el delito de abuso sexual, además de la prohibición de aproximarse a la joven a menos de 300 metros. Al tiempo, acuerda imponer la medida de libertad vigilada durante cuatro años.

Respecto al delito de usurpación de funciones públicas, la sentencia establece otra pena adicional de un mes de multa con cuota diaria de 4 euros y obliga al acusado, asimismo, a asumir las costas procesales.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Muere una bebé de dos meses por un desprendimiento de rocas en una playa de Formentera

Publicado

en

Formentera muerte bebé desprendimiento rocas

Una bebé de dos meses falleció este jueves debido a un desprendimiento de rocas mientras se encontraba junto a su padre en la playa de Es Copinar, en Formentera.

El trágico accidente ocurrió alrededor de las 9:37 de la mañana cuando rocas de grandes dimensiones se desprendieron de una cornisa de arcilla y cayeron sobre ellos.

El Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) 061 confirmó que los intentos de estabilización y las medidas terapéuticas realizadas por los servicios de emergencia no fueron suficientes para salvar a la bebé, quien fue trasladada al hospital de Formentera, donde finalmente falleció.

La previsión inicial era evacuar a la niña en helicóptero al hospital Can Misses de Ibiza, pero la gravedad de las heridas hizo imposible su supervivencia.

El padre, un hombre de 33 años de nacionalidad española, también resultó herido en el accidente y fue trasladado al hospital de Formentera con pronóstico menos grave.

La madre de la bebé no se encontraba en el lugar en el momento del desprendimiento.

La familia había elegido una zona al abrigo de una cornisa formada por material arcilloso, muy común en este punto del litoral, para disfrutar del día de playa. En un momento dado, al menos una decena de metros de este material se desprendió en bloques compactos desde una altura de unos dos metros, cayendo sobre el padre y su hija.

La Policía Local ha acordonado la zona afectada por el desprendimiento, unos cincuenta metros cuadrados, para evitar nuevos accidentes. Al lugar se desplazaron bomberos, agentes de la Policía Local, Guardia Civil, dos ambulancias (una UVI móvil y una TEM) y personal del servicio de socorristas para atender la emergencia.

La tragedia ha conmocionado a la comunidad local y subraya la necesidad de extremar las precauciones en zonas de riesgo geológico.

(Noticia en ampliación)

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram y también puedes suscribirte a nuestro canal de WhatsApp.

Continuar leyendo