Síguenos

Sucesos

Detenidos los responsables de una funeraria de Valencia por la venta de cadáveres por 1.200€ a universidades

Publicado

en

Valencia venta cadáveres
Un furgón policial traslada a detenidos, en una imagen de archivo. EFE/Manuel Lorenzo

València, 29 ene (OFFICIAL PRESS-EFE).- La Policía Nacional ha desarticulado en Valencia un entramado criminal relacionado con la venta de cadáveres, que falsificaba documentación para poder retirar los cuerpos de hospitales y residencias para venderlos posteriormente a universidades para su estudio por 1.200 euros cada cuerpo.

Según ha informado la Policía Nacional, llegaron a facturar 5.040 euros a una universidad por realizar once incineraciones de cuerpos, una vez estudiados, las cuales no aparecían reflejadas en las facturas emitidas por ninguna de las incineradoras que operan en la ciudad.

Detenidos por la venta de cadáveres en Valencia

Los detenidos son cuatro varones de entre 41 y 74 años, de origen español y uno de ellos con antecedentes, según la Policía Nacional, que ha informado que les ha tomado declaración y dejado en libertad provisional y que ha remitido diligencias al juzgado de Instrucción número 1 de Valencia.

La investigación comenzó a principios de 2023 tras tener conocimiento los agentes que se habría retirado el cadáver de un fallecido de la morgue de un hospital de manera irregular por parte de una funeraria, para lo que se habrían realizado falsificaciones en el libro registro del mismo, así como también en la documentación facilitada al Registro Civil.

Tras numerosas pesquisas, los investigadores comprobaron que dos trabajadores de una funeraria, tras falsificar documentos, se habrían apoderado de un cuerpo que se encontraba en la morgue del hospital y lo habrían trasladado a una universidad para su estudio en vez de haberle dado sepultura.

El fallecido debería de haber sido enterrado en su localidad de residencia en un sepelio de beneficencia abonado por el ayuntamiento de dicha localidad valenciana, sin embargo fue vendido para su estudio por casi 1.200 euros, sin que ningún familiar o amigo hubiera dado consentimiento.

Buscaban fallecidos sin familiares, preferiblemente extranjeros

Tras las investigaciones, los policías localizaron otro caso con el mismo procedimiento. Esta vez el difunto se encontraba ingresado en una residencia geriátrica y al parecer, habría sido el propio hombre, tres días antes de fallecer quien habría supuestamente autorizado la donación de su cuerpo.

En este caso los investigadores pudieron constatar que el hombre poco antes de fallecer tenía menoscabadas sus capacidades mentales, ya que sufría un deterioro cognitivo severo, lo que no le hubiera permitido entender lo que suponía la donación.

Además dicha donación fue firmada para que el cadáver fuera remitido a una determinada facultad de medicina, aunque finalmente fue llevado a otra, la cual pagaba más dinero por el mismo, y para ello, consiguieron mediante engaño que personal sanitario firmara el cambio de destino del cuerpo.

Los investigados buscaban fallecidos que no tuvieran familiares, preferiblemente extranjeros o que en vida hubieran tenido condiciones de vida precarias para realizar las irregularidades, ya que así se aseguraban que no se hiciera ningún seguimiento sobre dichas donaciones por parte de algún familiar, buscando así una mayor impunidad, según la Policía.

Realizaban una sola incineración y facturaban varias

Por otro lado, y continuando con las investigaciones, los agentes averiguaron que también se habrían producido irregularidades en las incineraciones de los cuerpos que habían sido supuestamente donados a la ciencia. Al parecer, una vez las universidades hubieran finalizado los estudios con los mismos, estas tenían que costear las incineraciones, haciéndose cargo de ellas la misma funeraria.

Tras varias gestiones, los agentes averiguaron que la empresa funeraria habría facturado a una universidad 5.040 euros por once incineraciones, las cuales no aparecían reflejadas en las facturas emitidas por ninguna de las incineradoras que operan en València.

Parece ser que los investigados aprovechaban la disección y desmembramiento de los cuerpos para introducirlos en los féretros de otros difuntos, realizando en una sola incineración la cremación de varios cadáveres, ahorrándose pagar por ellas y a la vez facturándolas a la universidad, sacando notables beneficios con esta práctica.

Finalmente, ante tales hechos, los agentes detuvieron a los responsables de la funeraria investigada, así como a dos trabajadores de la mima como presuntos autores de un delito de estafa, además a dos de ellos también se les imputa un delito de falsedad documental.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Un juez abre diligencias por el desfile de niñas en lencería en el carnaval de Torrevieja

Publicado

en

desfile niñas lencería carnaval Torrevieja
Una joven pasa ante un escaparate con lencería. EFE/Archivo

Torrevieja (Alicante), 29 feb (OFFICIAL PRESS-EFE).- El Juzgado de Instrucción número 1 de Torrevieja (Alicante) ha abierto diligencias previas por el carnaval de esta localidad tras la denuncia de la Fundación Española de Abogados Cristianos contra los responsables del desfile en el que, según esta entidad, salieron «menores en ropa interior».

En el auto, facilitado por Abogados Cristianos, el magistrado procede a incoar diligencias previas, «de conformidad con lo establecido en el artículo 774 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, para averiguar la identidad y circunstancias de las personas responsables y la realidad de los hechos sucedidos, por si fueran constitutivos de un delito de los comprendidos en dicho artículo».

El magistrado también ordena que se dé trasladado al Ministerio Fiscal para que «emita informe sobre la tipicidad de los hechos denunciados».

El polémico desfile de niñas en lencería en el carnaval de Torrevieja

En un comunicado, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha opinado que la apertura de diligencias previas «es una buena noticia». «Esperamos que finalmente haya una sentencia condenatoria contra los responsables de este carnaval tan bochornoso y los que encima dieron un premio al mismo», ha dicho.

El Ayuntamiento de Torrevieja consideró, tras conocerse la denuncia, que los padres y madres de las niñas de una comparsa que participaron en los desfiles de carnaval de la ciudad con lencería erótica no pretendían hipersexualizar a sus hijas, sino hacer una crítica a la situación política y social del país.

También expresó su apoyo «a la gran familia» del carnaval y, tras señalar que esta fiesta «es crítica, sátira, provocación, diversión», opinó que «sacar fuera de contexto y dimensionar un hecho como el que se está criticando está totalmente fuera de lugar».

Continuar leyendo