Síguenos

Deportes

El Valencia sale vivo del Camp Nou a pesar de la derrota (1-0), por @JordiSanchiss

Publicado

en

Barcelona - Valencia

De nuevo vimos al Valencia competitivo y ordenado de principio de temporada. Jugarle al Barcelona y minimizar su potencial sin permitirle disfrutar apenas de opciones de gol es muy difícil, y se consiguió. Ese gol de Suárez cuando menos lo merecía su equipo escuece, pero es una ventaja tan mínima que permite a los valencianistas salir vivos y emplazar la resolución de la semifinal de la Copa para Mestalla. Y sobre todo se demuestra que este grupo recupera las constantes vitales, muy mermadas en las últimas semanas.

El Valencia, cargado de bajas, salió muy replegado, metido totalmente atrás, pero con las líneas tan pegadas que no dejaban pasar ni el aire. Los centrales Paulista y Vezo estuvieron inmensos. En la primera parte los barcelonistas tuvieron toda la posesión, dominaron por completo, sacaron muchos córners… pero ocasiones, ni una. Ni siquiera Messi se encontraba cómodo.

Los valencianistas estaban muy bien plantados. Todos trabajaban, hasta los jugadores más creativos, tanto que a la hora de intentar salir con el balón hacia adelante les faltaba el aliento y lo regalaban de manera inmediata al rival. Los dos puntas se mataron a correr, pero sin opción de montar una contra. En definitiva, perfectos en defensa, inexistentes en ataque.

El árbitro Sánchez Martínez, tan casero como se podía prever, perdonó la roja a Sergi Roberto por una entrada terrible a Andreas Pereira. Solo le mostró la amarilla y el extremo blanquinegro quedó renqueante, hasta que tuvo que ser sustituido.  Además, el colegiado perdonó repetidamente una tarjeta a Suárez que le habría impedido jugar la vuelta.

Una mano de Jaume tras un centro potente de Iniesta fue la aproximación blaugrana más peligrosa de los primeros 45 minutos. Y un chut de Montoya que pasó cerca de la escuadra ya en la prolongación, fue la única oportunidad seria de los visitantes.

El segundo tiempo arrancó con Maksivocic sobre el terreno de juego por el lesionado Pereira y con un remate de Messi al lateral de la red. Pero el Valencia parecía otro en labores ofensivas. Parejo empezaba a tocar la bola, Coquelin se agrandó y todo el equipo adelantó líneas. El capitán puso a prueba a Cillessen desde fuera del área, con el primer disparo entre los tres palos de todo el encuentro. Ya había un criterio ofensivo. Sin duda, era otro Valencia, que ya merodeaba el área local.

Pero este Barça tiene lo que no tiene ningún otro equipo, a Messi. El argentino, rodeado de contrarios, inventó un centro imposible que remató de cabeza Suárez, totalmente solo, para abrir el marcador. 1-0. 68 minutos había aguantado el Valencia, y justo encajaba el gol cuando más equilibrado estaba el juego.

Valverde había ido sacando al campo toda la artillería, con la inclusión de Coutinho, Paulinho y Alcácer, y Marcelino se decidió a introducir al joven Ferran Torres por Soler. Con el marcador a favor, el Barcelona recuperó la tranquilidad y el dominio. Alcácer desde lejos chutó fuerte y obligó a Jaume a rechazar a córner.

Santi Mina fue la última bala en la recámara valencianista para tratar de empatar. Y a punto estuvo de conseguirlo en el último minuto, pero se lió ante la salida a la desesperada de Cillessen, que le ganó la partida. Y de nuevo la tuvo el delantero gallego justo antes del pitido final con un remate de cabeza que se le fue alto.

El Valencia está vivo y la clasificación para la final se decidirá en Mestalla, que, como dice mi ‘hermano’ Fermín Rodríguez, ya está lleno de sueños desde esta noche, y queda una semana.

1. FC Barcelona: Cillessen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Busquets, Rakitic (Paulinho, m. 68), Iniesta (Alcácer, m. 72), Aleix Vidal (Coutinho, m. 58), Messi y Suárez.

0. Valencia CF: Jaume, Montoya, Ruben Vezo, Gabriel Paulista, Gayà, Parejo, Coquelin, Carlos Soler (Ferran Torres, m. 76), Andreas (Maksimovic, m. 46), Rodrigo (Santi Mina, m. 81) y Vietto.

Goles: 1-0. M. 67: Suárez.

Árbitro: Sánchez Martínez, del comité murciano. Amonestó a Sergi Roberto del FC Barcelona, y a Andreas, Vietto y Carlos Soler del Valencia CF.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Ranieri se retira: el legado del impulsor del estilo del mejor Valencia

Publicado

en

Ranieri se retira
Claudio Ranieri (dr) junto al entrenador del Roma Daniele de Rossi en un partido de la Serie A del fútbol italiano. EFE

València, 22 may (OFFICIAL PRESS-EFE).- La retirada de los banquillos del italiano Claudio Ranieri recuerda al valencianismo el legado de uno de los mejores técnicos de la historia del Valencia, un entrenador que volvió a hacer campeón al Valencia tras diecinueve años de sequía y que cimentó los éxitos del mejor Valencia de los tiempos modernos.

A sus 72 años Ranieri se retirará el próximo fin de semana tras la última jornada de la Liga italiana, en la que el pasado domingo certificó la permanencia matemática del Cagliari en la máxima categoría tras una segunda vuelta perfecta que le ha permitido salir de una situación de emergencia y llegar a la última jornada sin nada en juego.

Ranieri, que entrenó al Valencia en dos etapas distintas, dirigió al equipo de Mestalla en hasta 132 encuentros oficiales, siendo el octavo técnico con más partidos dirigidos de un Valencia al que catapultó al éxito a finales de los noventa y al que entregó un estilo de juego que perduraría durante una década además de dos títulos, la Copa del Rey de 1999 y la Supercopa de Europa de 2004.

El legado de Ranieri en el Valencia

Fue a pesar de un inicio difícil, cuando Ranieri tuvo que cambiar a marchas forzadas a un equipo que pasó de jugar bonito pero poco efectivo con Jorge Valdano a un estilo más práctico y defensivo con el italiano, que fue la punta de lanza de lo que durante diez años llevaría al Valencia a pasearse por Europa compitiendo por los títulos nacionales y europeos.

No lo tuvo fácil, ni siquiera en su presentación. El presidente de la entidad por aquel entonces, Paco Roig, le ‘rebautizó’ y le llamó Rinaldi y en su primer partido, el de la cuarta jornada de Liga, perdió ante el Real Madrid por 0-2, presagiando la dificultad de ese cambio de estilo.

De hecho, como también le pasaría cuatro años después a Rafa Benítez, Ranieri también tuvo que salvar un ‘match ball’. Fue cuando llevaba doce partidos en Liga. El Valencia apenas llevaba tres victorias en los once primeros encuentros ligueros con Ranieri, lo que hizo peligrar un puesto casi sentenciado cuando en el minuto 59 de la jornada 15 Antía marcó para la Real Sociedad el 1-0 en Anoeta. Sin embargo, en el 79, Mendieta empató el encuentro y ‘salvó’ a Ranieri.

Tras ello, el Valencia se aferró a la Liga y terminó clasificándose a la Intertoto en una temporada que sirvió para que Ranieri viera el potencial de jugadores como Claudio López o Adrián Ilie, al que Ranieri bautizaría como ’La cobra’, mientras que a Santiago Cañizares apodó como ’El dragón’.

La Intertoto

Después de una primera campaña en la que amoldó a los jugadores a su estilo, el Valencia arrasó en la Intertoto y accedió a la Copa de la UEFA de 1998-99, donde cayó en los dieciseisavos de final ante un Liverpool que no ganó ninguno de los dos partidos pero que pasó por sus goles como visitante, al empatar a cero en Anfield y a dos en Mestalla.

No obstante, el Valencia empezó a sumar victorias en Liga hasta acabar la competición nacional en cuarta posición, ganándose un puesto para la Liga de Campeones por primera vez en su historia, mientras que en la Copa del Rey eliminó al Barcelona en cuartos ganando los dos partidos y arrasó al Real Madrid, al que ganó 6-0 en Mestalla en la mayor goleada de la historia del club valenciano al conjunto blanco para plantarse en la final.

Disputada en La Cartuja ante el Atletico de Madrid, el Valencia ganó tres cero al conjunto colchonero y acabó así con una sequía sin títulos que se alargaba durante diecinueve años en un partido que significó el último encuentro de Ranieri en su primera etapa en el Valencia, un club al que volvió en verano de 2004, cuando Rafa Benítez salió del club hacia Liverpool.

El italiano tomó de nuevo las riendas, aunque vivió la decepción de perder la Supercopa de España ante el Zaragoza, que ganó cero a tres en Mestalla y alzó un título del que el Valencia se redimió apenas unas semanas después levantando la Supercopa de Europa en Mónaco, el último título europeo del club.

El recuerdo del italiano en el valencianismo

Tras una mala temporada, en la que Ranieri sufrió las lesiones de jugadores importantes como Vicente Rodríguez o Pablo Aimar, el italiano fue destituido después de caer ante el Steaua de Bucarest en dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA.

Pese a ello, el buen recuerdo dejado por el italiano propició que volviera a València en el partido del Centenario de la entidad, cuando fue, de hecho, el técnico de las leyendas del equipo al que dirigió en casi tres temporadas, en el que consiguió dos títulos y al que ayudó a cimentar su periodo más exitoso de los últimos cincuenta años.

Aunque los éxitos de Ranieri se miden también en otras ciudades como Leicester, en Florencia o incluso en Cagliari, donde el pasado fin de semana salvó a uno de los equipos con menor presupuesto de la Serie A, el recuerdo de su figura en València seguirá siendo imborrable.

Carlos Rosique

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo