Síguenos

Cultura

Villajoyosa, la ciudad alegre del Mediterráneo

Publicado

en

Bañada por el mediterráneo y testigo de siglos de historia, nos encontramos en la provincia de Alicante con Villajoyosa.

También llamada La Vila, sus casas coloridas hacen justicia al origen de su nombre. La villa alegre ( Vila Joiosa )  brilla bajo el sol que recorre las callejuelas de su casco antiguo.

Su paseo frente a la playa es fotografiable de principio a fin. En él, vecinos y visitantes, disfrutan de los tonos rojos, azules, blancos y amarillos de las fachadas a un lado. Del otro lado, el mar, la mar azul bajo la que se ocultan tesoros hundidos. Aguas de pescadores y de piratas berberiscos como recuerdan sus torres de defensa.

Muchos años antes, se asentaron sus primeros pobladores en la Edad de Bronce. Un lugar mágico que cautivó a los íberos que levantaron allí su  poblado. Los romanos la llamaron  Allon, Alone o Alonis. Un lugar donde los árabes también dejaron su huella.

Descubre los encantos, el patrimonio histórico y gastronómico de la población más pintoresca de la Costa Blanca.

 

QUÉ VER

Casas colgantes

Si hay una foto que no puede faltar esa es la de las casas colgantes de Villajoyosa. Con sus alegres colores, el mejor sitio para disfrutar de su luz es desde el Puente Antiguo, desde los miradores situados en el lado opuesto o desde el mismo río Amadorio, un lugar muy recomendado en el que descansar.
 

Casco antiguo

Que el casco antiguo de Villajoyosa esté construido sobre un cerro hace que sus calles sean tan especiales. Lo mejor para recorrerla es comenzar el recorrido en la parte alta para ir bajando hasta su playa.
Los colores también inundan las fachadas de las casas del conjunto histórico-artístico del casco antiguo de Villajoyosa. Ideal para perderse por sus callejuelas muy bien conservadas, de un entorno considerado Bien de Interés Cultural.
Además de sus encantos, podemos apreciar el paso de los romanos en el pasado. La Villa romana, Allon, fue descubierta bajo el suelo mientras construían un hotel en su parte antigua. Uno de los hallazgos más importantes en España en los últimos años.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Sobre lo alto de los muros de la localidad, en pleno corazón se alza la iglesia fortaleza de Villajoyosa. Construida a mediados del siglo XVI, es de estilo gótico catalán y en ella se encuentra la Capilla barroca de Santa Marta, patrona de la ciudad. Cuentan que el 29 de julio de 1538 el ataque pirata fue repelido por los habitantes con la ayuda de la santa.

Murallas

Villajoyosa fue una ciudad amurallada. Ya nada queda del castillo situado en lo alto del cerro y cuyos muros fueron empleados por los vecinos para construir sus casas. Parte de las murallas de Villajoyosa se destruyeron durante la Guerra de la Sucesión, pero todavía se pueden encontrar parte de estos muros que datan del siglo XVI y de las torres en la Calle Costera de La Mar.

Casas de colores

Las casas que se encuentran en el Paseo Marítimo de Villajoyosa, en el Carrer Arsenal,  son sin duda la foto de postal más buscada por los que visitan la capital de la Marina Baja.

Puerto pesquero

Como muestra su gastronomía, Villajoyosa respira mar por sus cuatro costados. Camina hasta el puerto pesquero y visita su lonja donde de lunes a viernes a las 5 de la tarde tiene lugar la subasta del pescado.

DÓNDE DORMIR

Villajoyosa es un destino ideal para visitar en cualquier época del año. Sus pintorescas calles y sus aguas, con ese azul tan intenso y especial, invitan a quedarse. Si buscamos un sitio en el que alojarnos con vistas privilegiadas al Mediterráneo la mejor opción es el Hotel Allon Mediterrània.
Situado en primera línea de playa, a 200 m del centro urbano, este moderno hotel cuatro estrellas cuenta con toda clase de comodidades para hacer nuestra estancia más placentera. Poder refrescarte en su piscina mientras ves el mar es todo un lujo del que disfrutar.
Sus amplias habitaciones cuentan con balcones con magníficas vistas. Recorrer Villajoyosa es fácil gracias a que desde su excelente ubicación se puede llegar a las zonas más atractivas de la ciudad con un bonito paseo.
El desayuno buffet del hotel cuenta con una gran variedad de productos de primera calidad para coger energía. ¡Sin duda la manera más sabrosa de comenzar el día! Para aquellos que busquen disfrutar del mar de manera tranquila, su cafetería situada frente al paseo marítimo es la mejor opción.
Hotel Allon Mediterrània es la mejor manera de visitar Villajoyosa en pareja o en familia.
Villajoyosa

DÓNDE COMER

La oferta gastronómica es muy amplia. En una de las zonas más concurridas encontramos una fuente llena de historia.
Junto a ella podemos disfrutar del buen ambiente y un menú variado en el Restaurante El Guitarra. Su personal es amable y atento. Al frente del negocio se encuentra Luc, un divertido belga que atiende a sus clientes con una sonrisa. Con una amplia carta y menú, es sin duda una buena opción recomendable para comer en un lugar lleno de historia frente al mar con vistas a las casas de colores.
En ese mismo lugar, el 29 de junio se celebra la fiesta de san Pedro, antiguo patrón de pescadores. Tradicionalmente había «porrat» (feria), cucañas y regatas de faluchos.
Se teñía de rojo el agua del Bací para que los niños buscaran monedas en ella.
En el siglo XIX Villajoyosa era puerto de la industria de Alcoy. Las mercancías salían en grandes veleros hacia las colonias de ultramar. Por eso esta plaza se conocía como El Rincón de la Habana.

NO TE PUEDES PERDER

Museo y fábrica de Chocolate Valor

Villajoyosa es la ciudad del chocolate. Reserva tu entrada para esta deliciosa visita y siéntete como Charlie en la fábrica de Willy Wonka. Este museo del chocolate en su día fue la pequeña fábrica familiar, y en él podrás conocer el proceso de elaboración del chocolate y toda la historia de Chocolates Valor. Desde su nacimiento hasta la actualidad, pasando por las 5 generaciones de maestros chocolateros que la han dirigido.
Además, cuenta con una de las mejores colecciones de maquinaria de la industria de chocolate de diferentes épocas, desde los tiempos en los que el cacao se molía en piedra hasta la actualidad. ¡Deliciosa visita!

Vilamuseu

Un viaje a los orígenes de Villajoyosa. Una mirada atrás para conocer mejor el presente de esta localidad costera. Podrás descubrir su historia, visitando sus exposiciones de fondos históricos, con objetos fenicios, púnicos o griegos.
Además guarda un gran tesoro: su laboratorio de arqueología subacuática procedente del Pecio de Bou Ferrer y su visita con el
Bou Ferrer, una oportunidad única de contemplar en directo la mayor nave mercante romana en excavación en el Mediterráneo. Naufragada entre 64 y 68 d. C. frente a la antigua Allon (Villajoyosa) con una carga de unas miles de ánforas que contenían salsas de pescado (una de las mercancías más valiosas de la época) y grandes lingotes de plomo con marcas que demuestran que eran propiedad personal del emperador Nerón. Para los que no quieran meterse al mar, pueden contemplar en el museo parte del cargamento y conocer la historia de esta nave romana.

Antiguas torres de Villajoyosa

El asedio pirata en el pasado de la ciudad queda patente en sus torres Vigía. Tras recorrer una senda, llegamos a estas construcciones, ambas del siglo XVI, declaradas Bien de Interés Cultural.

Situadas a las afueras de la localidad alicantina; la Torre de El Xarco y la Torre del Aguiló servían para proteger y vigilar la ciudad de los ataques piratas. Una se encuentra al este de Villajoyosa y la otra al oeste.

La Torre de Sant Josep, es la mayor de las tres torres funerarias romanas mejor conservadas de España.

La Malladeta

Un lugar mágico. Al amanecer o al atardecer podrás entender porqué los íberos levantaron ahí un santuario.
Antes de llegar nos encontramos con un antiguo palacete, hoy abandonado. La Villa Giacomina data de comienzos del siglo XX. De estilo árabe, luce hoy en ruinas todavía sus arcos de herradura.
La construyó sobre el año 1910 el médico Alfonso Esquerdo, emigrado a Argentina, donde se casó con Giacomina Bellami. Ocuparon esta residencia hasta 1922, año en el que falleció el doctor.
Una vez hemos dejado el palacete, vemos una torre a lo alto, del siglo XIX y que fue estudio del mismo doctor.
A sus pies, bordeando un impresionante mirador natural encontramos el yacimiento arqueológico del santuario íbero. En medio del inmenso mar, rodeado de acantilados, ese punto es ideal para desconectar y lograr la paz mental. A un lado vemos algunas playas y a lo lejos el islote de Benidorm. Precisamente esa isla servía a los antiguos pobladores como referencia desde ese punto para el comienzo y el final de las estaciones.
Al otro lado, el Campello, Alicante y el castillo de Santa Bárbara, y Santa Pola.

Playas

El azul de sus aguas son un regalo para los sentidos. Para disfrutar del baño o simplemente para contemplar su color, Villajoyosa cuenta con calas y playas de ensueño.Destaca la popular Playa Centro de Villajoyosa, o la Playa Torres. También cuenta con otras playas más secretas como son Playa Paraíso, Bol Nou, la Playa de los Estudiantes o Esparelló.

Fiestas

Sus fiestas de Moros y Cristianos, declaradas de Interés Turístico Internacional, que se celebran desde 1694 en honor a Santa Marta, Patrona de la ciudad. Ese día se celebra por todo lo alto la aparición de Santa Marta para auxiliar al pueblo vilero del ataque de los piratas berberiscos. Declaradas de Interés Turístico Internacional, se celebran cada año, del 24 al 31 de Julio.

Cultura

RUTA| Los mejores belenes de Valencia

Publicado

en

mejores belenes de Valencia
Belén municipal de la Plaza de la Reina (archivo)

Uno de los planes estrella de estas fechas es organizar una ruta en familia para ver los mejores belenes de Valencia durante la Navidad. Visit Valencia nos recomienda los más destacados.

Montar el belén sigue siendo una costumbre muy arraigada en las familias valencianas. Además, hay una importante tradición de artesanos especializados en la creación de figuras de Belén que se exhibe por toda la ciudad.

Ruta por los mejores belenes de Valencia:

El de más figuras: Salón de cristal del Ayuntamiento

Está formado por más de 300 figuras, 250 animales y más de 400 complementos artesanales, como cestas, tinajas, palmeras, herramientas de carpintero y herrero, carros y fuentes.

El más antiguo: Belén napolitano del Museo de Cerámica

Fechado en el siglo XVIII, está compuesto por 29 figuras de distintos tamaños realizadas en alambre recubierto de estopa, terracota, madera tallada, vidrio y vestidas con tejidos de la época. Se expondrá en el museo hasta el 2 de febrero.

El más chic: Belén del Mercado de Colón

También de gran tamaño, el nacimiento del Mercado de Colón y el gran abeto le dan el toque navideño a uno de los puntos de encuentro más chics de la ciudad. Disfruta de sus terrazas climatizadas y de su interesante oferta gastronómica. Aprovecha para darte una vuelta por los puertos del mercadillo de Navidad y el de belenes y completa el tuyo con la figurita que elijas.

El más grande: Figuras a tamaño real en la Plaza de la Reina

Figuras de tamaño real realizadas por la Asociación de Artistas Falleros. Una representación del nacimiento de Jesús, los Reyes Magos, los pastores y el ángel se puede ver y visitar durante las vacaciones de Navidad en este singular espacio al aire libre en la Plaza de la Reina.

El más comprometido: Belén de la iglesia de San Juan del Hospital

La particularidad de este belén es que cuenta con escenas repartidas por toda la planta de la iglesia de San Juan del Hospital de València; el grupo principal se encuentra en la capilla de los confesionarios pero hay muchas más.

Han pensado especialmente en niñas y niños, a quienes invitan a convertirse en detectives y participar en un concurso.

¿Qué hay que hacer?

Deben poner mucha atención para descubrir objetos que no corresponden a la época del nacimiento de Jesús ni a la escena en la que se encuentran, todo un desafío para poner en marcha las mentes de los más pequeños.

Disfruta de esta oportunidad de inmersión en la tradición navideña para toda la familia que podrás visitar hasta el 8 de enero.

El horario de visitas, siempre que no haya actos de culto, es de lunes a sábado, de 9:30 a 13:30 y de 17 a 21 h; domingos y festivos, de 11 a 14 y de 17 a 21 h.

Continuar leyendo