Águeda BayarriBloggers

Con nombre propio, por @aguedabayarri

Águeda Bayarri

Hace mucho tiempo que no escribo. Mucho no, muchísimo. Y es precisamente por eso, por falta de tiempo. No quiero utilizarlo como excusa, pero es que es verdad. Y justo enciendo el ordenador y me pongo a escribir cuando Rafa Nadal acaba de ganar su 11 Roland Garros. Y es que es ¡una barbaridad! Me había “reservado“ la tarde para ver el partido de tenis por televisión, pero Nadal ha derrotado a Thiem con aparente facilidad. Ha sido un partido rápido y nuestros nervios lo han agradecido.

Recuerdo este Torneo con cariño, me pillaba en época de exámenes y me gustaba verlo por televisión. Echo la vista atrás y recuerdo a Corretja y a Ferrero, también a Arantxa Sánchez Vicario y ahora, desde hace 12 años, a Rafa Nadal.

Hoy, también ha empezado una etapa nueva para los valencianos. Volvemos a tener Televisión Autonómica, À Punt. Estoy contenta como valenciana y como periodista. Los valencianos merecemos una televisión Autonómica de calidad, de todos. Por eso les deseo mucho trabajo y mucho éxito a los que forman parte de ella.

Hablando de deporte, periodismo y de Rafa Nadal, no quiero dejar de nombrar al Ministro de Cultura y Deportes. Màxim Huerta, periodista al que no le gusta el deporte. Fue el padrino de mi promoción en el año 2004, era presentador de Informativos y me gustó mucho que me “apadrinara”. Me encanta como escribe y como describe. Me gustan mucho sus libros y los programas culturales que ha dirigido en televisión. Me resulta “curioso“, pero va en el cargo, que su primer acto fuera con la Selección Española de fútbol, caprichoso que es el destino, y pocos días después, haya tenido que asistir a la final de Roland Garros, que no “Rolland Garros” que decía su tweet.

Y aprovecho para seguir con políticos y deporte. David de Gea, portero de la Selección española de fútbol, saludó pero no aplaudió el discurso del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando fue a desearles suerte para el Mundial a los integrantes de la selección. Hace dos años, estando en la oposición, a raíz del “ Caso Torbe”, dijo que no se sentía cómodo viendo a De Gea como portero de la selección. Se demostró que las acusaciones hacia el futbolista eran falsas, pero el ahora Presidente no rectificó.

Cuando se tiene un cargo público es importante no precipitarse en juicios de valor y si se tiene que rectificar, se rectifica. Han pasado dos años y los protagonistas han hablado en privado. De Gea fue consecuente con su sentir. Aplaudo su actitud coherente y educada.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close