Síguenos

Cultura

3 años sin Camilo Sesto, ¿De qué murió?

Publicado

en

3 años sin Camilo Sesto, ¿De qué murió?

«Queridos amigos y amigas. Lamentamos mucho comunicaros que nuestro gran y querido artista Camilo Sesto nos acaba de dejar. Descanse en paz»

Con este mensaje en su cuenta de twitter se anunciaba la muerte de una de las grandes estrellas de nuestro país.

El cantante, según aseguraba su manager, Eduardo Guervós, en una entrevista en el canal 24 horas, sufría un fallo cardiorespiratorio a la 1.40 horas del que fue recuperado, pero finalmente fallecía a las 04.30 horas tras otra parada cardiorrespiratoria.

«Tenía el riñón muy deteriorado», subrayaba Guervós, destacando que Camilo Sesto era «muy humilde y trabajador»-

Han pasado tres años ya desde aquel fatídico día para el mundo de la canción.

Camilo Sesto Superstar

Camilo Sesto nació como Camilo Blanes Cortés en Alcoy (Alicante) un 16 de septiembre de 1946. Cantante, compositor y productor, ha vendido más de 100 millones de discos y ha colocado 52 sencillos en el ‘número 1’ de las listas españolas.

Fue uno de los cantantes insignia de España, galardonado en 2011 con la medalla «Máximo orgullo hispano» entregado en la ciudad de Las Vegas en Estados Unidos.

A su faceta de cantante habría que añadir su condición menos conocida de compositor para artistas como Miguel Bosé (de quien también fue su descubridor), Ángela Carrasco, Lani Hall, José José, Sergio Fachelli o Francisco, entre otros.

Camilo también ha producido obras de éxito mundial como la adaptación de la ópera rock ‘Jesucristo Superstar’, la única que según el propio Andrew Lloyd Webber estaba a la altura del musical original y es responsable de la adaptación al castellano de ‘Air Supply’.

Muerte

A pesar de la enfermedad que padecía desde hacía años, nada parecía prever que su muerte llegaría de forma tan inminente.

De hecho el creador de himnos como ‘Vivir sin ti es morir de amor’ o ‘Perdóname’, había publicado Camilo Sinfónico (2018), un disco que recogía muchos de los éxitos cosechados en sus cerca de 50 años de carrera.

Tras más de 40 producciones discográficas, el artista no estaba dispuesto a dejar de lado su gran pasión por la música y quería seguir demostrando su capacidad única para renovarse a sí mismo.

Pero Camilo padecía desde hacía años a una enfermedad renal. Los problemas físicos del compositor comenzaron en el 2000, cuando tuvo que pasar por un trasplante de hígado, debido a una grave enfermedad hepática.

Más tarde, en 2013, sufrió una caída doméstica, se rompió un tobillo y estuvo varios años recuperándose con dolores.

Ya en 2018, poco antes de publicar Camilo Sinfónico, cuando el cantante comenzó a padecer fuertes dolores y cólicos que acabarían con la vida del artista al año siguiente.

Meses antes de su fallecimiento a finales de 2019, Camilo apenas bebía y no podía comer prácticamente nada.

Canceló la promoción de su último disco que no llegó ni a tener prácticamente. Tan solo un simbólico acto en el madrileño Florida Park.

Camilo Sesto, el genio compositor, había perdido prácticamente su voz y se movía con dificultad.

Para el mes de octubre de 2019 empezaba un tratamiento para contrarrestar los efectos de la falla renal que padecía. Pero la muerte le llegó un 8 de septiembre de 2019.

Un artista adelantado a su tiempo, un genio inmortal.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

Los leones del Congreso están en València

Publicado

en

leones del congreso valencia

Custodiando la entrada del edificio que representa la democracia española se encuentran dos majestuosos felinos de bronce.

Los leones de la escalinata del Congreso de los Diputados con su gran solemnidad e imponente planta son uno de los símbolos más famosos de nuestro país.

Los leones del Congreso de los Diputados en Valencia

Pero, ¿sabías que los leones de este edificio se encuentran en València? Así es. De hecho puede que muchos os hayáis sacado fotos junto a ellos sin saber que estabais junto a los dos leones del Congreso.

Para saber cómo han terminado en València hay que remontarse atrás en el tiempo, concretamente hasta mediados del siglo XIX cuando se decide resaltar la entrada del Palacio de las Cortes de Madrid.

En un principio se iban a colocar unas farolas pero ante el rechazo de los ciudadanos y los propios diputados, se tomó la decisión de colocar algo con más clase y fuerza.

Es entonces cuando se decide que sean dos leones los que presidan la entrada.

Para tal cometido se encarga la obra al escultor aragonés Ponciano Ponzano.

Debido al poco presupuesto con el que contaba realiza las figuras en yeso y los pinta de color bronce.

Un año más tarde de su colocación en 1852 tuvieron que ser retiradas debido a su deplorable estado.

Es en ese momento cuando se decide realizar otra pareja.

Como Ponciano pedía un presupuesto muy alto en esta ocasión para no escatimar con los materiales, finalmente se encarga la obra a José Bellver (nacido en Ávila pero de familia valenciana)

Pequeño tamaño

Pero su obra duró poco sobre los pedestales. La pequeña estatura con la que contaba las esculturas (90 centímetros de alto por 140 de largo) hacía que éstas no transmitieran la fiereza y elegancia que se buscaba.

La gente criticaba a los leones diciendo que eran canijos, que parecían perros rabiosos y pronto fueron retirados.

Y como a la tercera dicen que va la vencida y ante el temor de otro proyecto fallido, se volvió a confiar la ejecución de esta famosa pareja de felinos a Ponciano al precio que hiciera falta.

De grandes dimensiones (2’10 metros de alto por 2’20 de largo) fueron realizadas en bronce en la Fábrica de Artillería de Sevilla para lo que se emplearon cañones tomados a las tropas marroquíes por el general O´Donell en la batalla de War-Ras. Y ahí siguen desde el 26 de mayo de 1872.

Jardín de Monforte

¿Y que pasó con los leones de Bellver? La repudiada pareja de leones fue elegida para realzar la atmósfera del hermoso y romántico Jardín de Monforte de estilo neoclásico.

De ese modo, los otros leones del Congreso descansan desde el siglo XIX de forma apacible en estos delicados jardines de València, alejados del bullicio, las tensiones y los flashes que sufren a diario sus sucesores en Madrid.

Continuar leyendo