Síguenos

Valencia

Camps vuelve a la Audiencia Nacional por Gürtel y denuncia una «persecución feroz» y «pactos obscenos»

Publicado

en

Camps vuelve a la Audiencia Nacional para ser juzgado por el caso Gürtel
El expresident de la Generalitat Francisco Camps. EFE/Manuel Bruque/Archivo

MadridValència, 30 ene (OFFICIAL PRESS/EFE).- El expresidente de la Generalitat Francisco Camps regresa este lunes a la Audiencia Nacional para ser juzgado por la presunta adjudicación irregular a la trama Gürtel del montaje de un expositor de Fitur en 2009, después de que el tribunal suspendiese la semana pasada el inicio del juicio.

El presidente del tribunal que juzga esta pieza de la macrocausa de corrupción, la última que afecta a Camps, optó por aplazar el juicio para evitar causar indefensión a los acusados que abriese la puerta a la nulidad del procedimiento.

Todo ello debido a que algunas defensas no habían podido acceder a parte de la documentación del caso, como un escrito presentado por la Generalitat apenas unos días antes de la vista en el que modificaba sus conclusiones provisionales.

De este modo, el expresidente valenciano volverá a una de las últimas filas del banquillo de los acusados, donde se sentó la semana pasada apenas los veinte minutos que duró la jornada, acusado de los delitos de prevaricación y fraude por los que la Fiscalía reclama una condena de 2 años y medio de cárcel y 10 de inhabilitación para él.

Camps, que lideró durante nueve años (2002-2011) el PP valenciano, insiste en su intención de regresar a la política y siempre ha combatido las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción y ha defendido su inocencia, recalcando que ha sido eximido de las nueve causas que se dirigían contra él, una de ellas el denominado juicio «de los trajes», del que fue absuelto y que le llevó a dimitir.

«Nunca ocurrió absolutamente nada, ni con la Fórmula 1, ni con la visita del Papa, ni con la construcción del circuito, ni con el caso Nóos, ni con ningún tipo de relación de amistad, que es una cosa ya como de la Prehistoria», indicó minutos antes del juicio ante los periodistas que se congregaban el lunes pasado a las puertas de la Audiencia Nacional.

Aseguró el expresidente autonómico que ni él ni los altos cargos de su Gobierno que se sientan en el banquillo se llevaron «un solo euro al bolsillo» y cargó duramente contra el actual presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, por perseguirle, dijo, «de manera histérica y brutal».

Camps está acusado de dar instrucciones para que se adjudicase a la filial de Gürtel en Valencia, Orange Market, el montaje de un expositor del pabellón de la Comunidad en la feria de Fitur de 2009 por 366.529 euros.

Junto a él serán juzgados más de una veintena de acusados, incluidos varios ex altos cargos de su gobierno, y también el considerado cabecilla de la red, Francisco Correa; su número dos, Pablo Crespo, y el responsable de las empresas en Valencia, Álvaro Pérez, el Bigotes.

Estos tres últimos forman parte de la decena de acusados que han reconocido los hechos tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía en busca de reducciones en sus peticiones de condena; también lo han hecho ex altos cargos de la Generalitat como Silvia Caballer, Vicente Farnós, Enrique Navarro o Enrique Bort.

Anticorrupción sostiene que las empresas de Gürtel se asentaron en la comunidad en 2003 para «aprovechar las posibilidades de negocio que les ofreció» Camps y «una posición ventajosa en la convocatoria y adjudicación de contratos públicos».

También afirma que, en el caso de Fitur 2009, la adjudicación se produjo para «contentar» a la trama por la deuda que tenía Orange Market con el PP por la organización de actos del partido y que otros acusados se concertaron con el expresident para que «dispusiera lo necesario para que el contrato» fuera para esa mercantil.

Camps denuncia una «persecución feroz» y «pactos obscenos» de Anticorrupción

El expresident de la Generalitat Francisco Camps ha denunciado este lunes a las puertas de ser juzgado por el caso Gürtel una «persecución feroz» de la Fiscalía Anticorrupción y sus «pactos secretos y obscenos» y ha asegurado: «No temo absolutamente nada».

«Jamás he temido nada que tenga que ver con todo lo que durante estos años ha sido una persecución feroz de la Fiscalía Anticorrupción», ha subrayado en declaraciones a los periodistas antes de ser juzgado en la Audiencia Nacional por la presunta adjudicación irregular a la trama Gürtel del montaje de un expositor de Fitur en 2009, después de que el tribunal suspendiese la semana pasada el inicio del juicio.

La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel y diez de inhabilitación para Camps, que ha vuelto a cargar duramente contra el actual president de la Generalitat, Ximo Puig, por perseguirle también de manera «feroz» y le ha instado a ser «valiente» para ponerse delante de los medios de comunicación y dar explicaciones.

El expresident y exlíder del PPCV ha denunciado los «pactos secretos y obscenos» de la Fiscalía Anticorrupción con algunas personas y ha insistido en que es una obscenidad que el Ministerio Público «busque a personas para intentar inculpar a otras a cambio de rebajas en las exorbitantes peticiones de condena que se piden muchas veces».

El que arranca este lunes será su segundo juicio por Gürtel -el primero, conocido como el de «los trajes» y en el que acabó absuelto, le llevó a dimitir en 2011- y, según ha dicho, lo afronta sin temor alguno.

Junto a él serán juzgadas más de una veintena de personas, incluidos varios ex altos cargos del gobierno valenciano y también el considerado cabecilla de la red, Francisco Correa; su número dos, Pablo Crespo, y el responsable de las empresas en Valencia, Álvaro Pérez, el Bigotes.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Así quedará la avenida Ausiàs March

Publicado

en

Así quedará la avenida Ausiàs March

La Junta de Gobierno aprobará el viernes una modificación del PGOU para reurbanizar y renaturalizar la avenida de Ausiàs March, una de las arterias de entrada y salida más transitadas de València.

La propuesta que llevará la Concejalía de Urbanismo a la reunión de la Junta de Gobierno reducirá un carril de circulación y trasladará las áreas verdes a la proximidad de las fachadas de las viviendas, incrementará las zonas para peatones y la movilidad sostenible frente al vehículo motorizado. La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha declarado que “lo que pretendemos con la renaturalización de la avenida de Ausiàs March es que esta ciudad esté preparada para combatir los efectos del cambio climático y avanzar hacia una ciudad más resiliente al aumento de las temperaturas”.

Así quedará la avenida Ausiàs March

Sandra Gómez ha recordado que “ayer precisamente hubo un estudio que tasaba el impacto de las olas de calor en 900 muertos al año en las grandes ciudades de España y que señalaba al asfalto, la falta de arbolado y al exceso de contaminación y de tráfico como principales factores causantes del aumento de las temperaturas y del efecto isla de calor”. La vicealcaldesa ha asegurado que “queremos darle la vuelta a esto. Si nos hemos merecido el nombramiento como capital verde europea es porque nos preparamos con proyectos como estos para afrontar las consecuencias del cambio climático y para generar espacios más verdes y renaturalizados a la vez que generamos espacios sociales y compartidos para todos los vecinos y vecinas de Malilla, en Corts y la Font de Sant Lluís”.

 

La concejala de Desarrollo Urbano ha reflexionado sobre “la dignificación de todas esas viviendas que están frente a una gran avenida. Esto también va de modelo de barrio, de modelo de ciudad. Ser vecino o vecina de una gran avenida no tiene por qué condenar a vivir siempre rodeado de contaminación acústica y medioambiental con las graves consecuencias que eso tiene para tu vivienda y para tu vida”.

 

Gómez cree necesario que “desde el Ayuntamiento hagamos una apuesta para buscar soluciones innovadoras como esta que, a pesar de permitir que Ausiàs March continúe siendo una gran zona de entrada y salida de la ciudad, podamos llevar las zonas verdes a los laterales de las viviendas para favorecer y mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de la avenida”.

 

Modificación del PGOU

La modificación del PGOU que se aprobará el viernes permitirá un cambio de usos de la vía, que en la actualidad tiene un 78% del espacio dedicado al tráfico motorizado y solo un 22% para el peatón y la movilidad sostenible. Con las modificaciones que se introducirán, las proporciones se invertirán puesto que los peatones y el transporte sostenible tendrán el 66% del espacio mientras que los vehículos de motor ocuparán el 34% del área. La nueva modificación quitará un carril para el tráfico motorizado.

 

La propuesta ubicará las zonas verdes en los laterales de la vía, lo que creará una frontera verde que separará las fachadas de las viviendas del tráfico de los vehículos. Esta modificación generará también espacios de encuentro ciudadano como zonas verdes o plazas, coserá los barrios, dinamizará la vida comercial y creará espacios públicos en Malilla, en Corts, na Rovella y la Font de Sant Lluís.

 

Una vez aprobada la modificación del Plan General de Ordenación Urbana, se licitará el diseño de la reurbanización de la avenida, que resolverá cuestiones como el futuro de las pasarelas o las plazas de aparcamiento, entre otros asuntos.

 

 

Las naves de la Saïdia

 

Por otro lado, la vicealcaldesa ha recordado que el viernes se celebrará una reunión entre el alcalde, Gómez y la concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, y la asociación de vecinos y vecinas de la Saïdia para exponerles la solución municipal al conflicto sobre el macrohotel que una empresa quiere hacer en el interior de una manzana de casas de la calle de Guatla. Sandra Gómez ha anunciado que propondrán la generación de una unidad de ejecución que “permita trasladar la edificabilidad a otras zonas del barrio, a otras unidades de ejecución y colmatar la manzana de casas”. La concejala ha añadido, además, que “se liberaría la zona central de las naves para hacer zonas verdes y dotaciones puesto que la principal reclamación de los vecinos es la falta de servicios públicos”. Sandra Gómez encuentra que “se está dando una solución al conflicto y a las peticiones de los vecinos porque imposibilita la creación de una macrorresidencia dentro de la manzana de casas, estamos generando una zona verde y un nuevo servicio y nos llevamos la edificabilidad a dos parcelas de Doctor Olóriz, dos parcelas que serán residenciales”.

Continuar leyendo