Síguenos

Valencia

Císcar defiende la autenticidad de la obra de Rueda comprada por el IVAM

Publicado

en

València, 2 nov (EFE).- La exdirectora general del IVAM Consuelo Císcar ha defendido este martes la «autenticidad, legalidad y validez» de las obras de Gerardo Rueda que el museo valenciano compró al hijastro del escultor madrileño por más de tres millones de euros y ha asegurado que “jamás” nadie ha cuestionado la autenticidad de este tipo de obras póstumas.

Císcar ha declarado este martes en calidad de acusada en el segundo juicio por supuestas irregularidades en la gestión de este museo, en un proceso en que también son juzgados el ex director financiero del museo Juan Carlos Lledó y José Luis Rueda, hijo adoptivo del escultor fallecido, por delitos continuados de prevaricación administrativa, falsedad documental y malversación de caudales públicos en su modalidad agravada.

Císcar reclama la nulidad de la causa y denuncia una investigación «inquisitorial»

La defensa de la exdirectora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) Consuelo Císcar ha reclamado la nulidad de la causa por no haberse respetado la legalidad en el volcado de datos informáticos del museo y ha denunciado que su clienta fue objeto de una investigación «prospectiva e inquisitorial» por parte de la UDEF y la instructora.

A juicio de este letrado, el volcado informático que realizó la UDEF se produjo a partir de «una copia previa realizada por un informático del IVAM» y por tanto entiende que «no hay garantía de esa copia primera, de que efectivamente el contenido sea el que tenía el documento original».

Císcar se enfrenta este martes a un nuevo juicio por haber gastado de forma ilícita unos 4 millones de euros de fondos públicos en la compra de reproducciones no originales de obras del escultor madrileño Gerardo Rueda, unos hechos por los que se pide para ella una condena de seis años.

«Tampoco estuvo presente la acusada en la toma de esa declaración del informático del IVAM, que seleccionó información de acuerdo con su criterio y sin sumisión a ningún tipo de contradicción. Entendemos que se ha producido una vulneración de derechos fundamentales, es un perjuicio insalvable, ya que no se han encontrado los originales ni se han aportado los dispositivos desde los que se grabaron, la copia no reúne los requisitos de veracidad», ha insistido esta parte en las cuestiones previas.

Por otra parte, este letrado ha subrayado que «se ha producido una investigación prospectiva por parte de la UDEF y la instructora, ya que en el inicio de la causa, en junio de 2015, no se recoge nada sobre la obra de Rueda. En 2016 la investigación se dirige contra Císcar sin que se haga mención de nuevo a la obra de Rueda, sino a unos supuestos sobrecostes respecto a otros cinco autores diferentes que no prosperaron, y no es hasta 2018 cuando la UDEF abre una nueva línea de investigación en la que se decide investigar la obra de Gerardo rueda por entender que no es original».

En este mismo proceso se juzga al ex director financiero del museo Juan Carlos Lledó y José Luis Rueda, hijo adoptivo del escultor fallecido, por los mismos delitos continuados de prevaricación administrativa, falsedad documental y malversación de caudales públicos en su modalidad agravada.

La defensa de Lledó ha pedido el archivo de la causa respecto a su defendido por entender que ya fueron juzgados en la primera pieza de esta misma causa, en la que Císcar y él fueron condenados -por conformidad- por utilizar los fondos públicos del museo para promocionar la carrera artística como escultor de Rafael Blasco Císcar «Rablaci», hijo de Consuelo Císcar y el exconseller Rafael Blasco, condenado por el desvío de fondos destinados a cooperación internacional.

El abogado de Lledó, además, ha esgrimido varias sentencias del Constitucional en el que se recoge el derecho a no ser castigado dos veces por unos hechos que, según ha asegurado, «coinciden en las fechas y calificación jurídica».

El letrado del hijastro de Gerardo Rueda ha presentado, para su admisión como prueba en el juicio, la factura de una venta de una escultura post mortem por 800.000 dólares con la que pretende argumentar que «ese es el precio de mercado» para este tipo de obras.

Valencia

La Conselleria de Sanidad ya prepara el proceso para vacunar a los niños

Publicado

en

Madrid/València, 7 dic (EFE).- La Conselleria de Sanidad ya está preparando el proceso de vacunación contra la covid-19 de los niños de 5 a 11 años, una vez que la Comisión de Salud Pública ha aprobado este martes la vacuna infantil para este grupo de edad, la franja con una mayor incidencia de contagios.

Sanidad ha indicado a EFE que se está trabajando en la mejor fórmula para vacunar a los niños, de una manera rápida, ágil y con la menor molestia para todos.

España empezará a vacunar a los niños de 5 a 11 años contra la covid-19 a partir del 15 de diciembre con dos dosis separadas por ocho semanas y no 21 días como ocurre con los adultos por dos motivos: una mejor calidad de su protección y para evitar el parón de las vacaciones escolares.

En declaraciones a Efe, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, ha recordado que cada país de la UE puede adaptar la ficha técnica de estos medicamentos «a los intervalos que considere oportunos en función de su situación epidemiológica».

A propuesta de los expertos de la ponencia de vacunas, los directores generales del Ministerio de Sanidad han decidido que el intervalo entre pinchazos no será de 21 días, como reguló recientemente la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), sino de 8 semanas.

Una propuesta que «se fundamenta en la evidencia desarrollada en un país como Reino Unido, que ha implementado esta pauta» en adolescentes y que «va a generar una mejor calidad en la respuesta protectora que vamos a conseguir con la vacuna», asegura el presidente de los vacunólogos.

Y también en la logística, porque este intervalo «no se traduciría en una dificultad para seguir el proceso de vacunación» en aquellas comunidades que opten por vacunar a sus menores en los centros educativos.

La pauta de la vacuna infantil ha «sorprendido un poco» al pediatra y epidemiólogo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Quique Bassat, quien ha recordado que desde el principio se habló de una separación entre dosis de 21 días y que así lo recomendó la EMA.

Aunque dice «no entender muy bien por qué España ha hecho esta recomendación y que este cambio «confunde más que ayuda», el experto tranquiliza afirmando que «es cierto que cuanto más amplio es el intervalo, mejor es la respuesta inmune», pero también lo es que en la práctica se traducirá en un tiempo mucho mayor para tener a la población pediátrica correctamente vacunada.

No obstante, señala que «no hay urgencia y esto se puede hacer». «Ahora lo que nos interesa es vacunar rápido y tener a muchos niños protegidos porque de esa manera podremos controlar más rápidamente la transmisión», concluye.

Continuar leyendo