Síguenos

Consumo

Consejos para evitar las falsas rebajas

Publicado

en

Consejos para evitar las falsas rebajas

Cada vez son más los consumidores que aprovechan los descuentos de la semana del Black Friday para adelantar sus compras navideñas. Pero, cuidado, porque salvo contadas excepciones, el número de productos de electrónica y electrodomésticos rebajados está siendo mínimo (alrededor del 2%). Y lo que es peor, el ahorro rara vez es real, advierte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

OCU denuncia que el 99% de las rebajas anunciadas no son reales

El estudio OCU, que compara desde el 19 de octubre 16.000 precios online de productos de electrónica y electrodomésticos (pero también de neumáticos, sillas de bebé…), y que diariamente recoge más de 6.000 precios que aparecen tachados como si fueran anteriores, revela que el 99% de estas rebajas no son tales.

De hecho, el descuento medio del 25% anunciado supone en realidad una subida media del 3% respecto al precio mínimo de los días previos.

Esta mala práctica es posible por el reiterado incumplimiento de la actual normativa de comercio. En concreto del artículo 20.1 de la Ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista, recientemente modificada para adaptarla a la última Directiva Europea, que establece que “Siempre que se oferten artículos con reducción de precio, deberá figurar con claridad el precio anterior junto al precio reducido (…). Se entenderá por precio anterior el menor que hubiese sido aplicado en los treinta días precedentes”.

Ojo con los comercios online

OCU denuncia al Ministerio de Consumo que los comercios on line analizados calculan el descuento en base al precio anterior que más les convenga (que podría ser incluso el precio recomendado), no el más barato en los últimos 30 días, incumpliendo así la normativa vigente.

La Organización urge a tomar medias que terminen con esta práctica engañosa y, llegado el caso, sancione ejemplarmente a los comercios afectados.

Por todo ello, OCU recomienda a los consumidores desconfiar de los posibles descuentos, al tiempo que pone a su disposición un Asesor de Precios de electrodomésticos y tecnología para conocer si el precio anunciado es de verdad barato.

Al mismo tiempo, anima a quien detecte irregularidades en los precios a que las denuncie en las redes sociales de la organización a través del hashtag #timofertasBF, para determinar si hay alguna práctica ilegal. En ese caso, OCU procederá a su denuncia ante las autoridades de consumo.

Consejos para evitar las falsas rebajas:

Por otro lado, FACUA enumera hasta 15 tipos de trampas a las que recurren muchos comercios para tomar el pelo a los consumidores en las rebajas. Las recoge el portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, en uno de los capítulos de su libro Timocracia.

1. Los carteles que anuncian rebajas ocupan más espacio en la tienda que los productos que están rebajados
2. Venden productos usados que han sido devueltos
3. La ropa con los supuestos descuentos no se vendía en el establecimiento antes de las rebajas
4. Productos rebajados muy ‘escondidos’
5. Vender productos con tara/defectuoso y no admitir devoluciones en rebajas
6. Reducir período de garantía
7. No poder pagar con tarjeta los productos rebajados
8. Las rebajas del 70% se limitan a cinco o seis productos de toda la tienda
9. Las rebajas del 70% no existen
10. Despegas la etiqueta con el precio rebajado y ves que es lo mismo que costaba antes de las rebajas
11. Rebaja mínima
12. No seguir la misma política comercial que durante el resto del año
13. Los productos no rebajados se colocan junto a los que sí lo están
14. Subir el producto de precio para luego rebajarlo
15. Te dicen que si quieres descambiar un producto rebajado porque tiene un defecto, tienes que conformarte con un vale de compra

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

Denunciada la promotora de conciertos de Taylor Swift por prohibir comida y bebida en el Bernabéu

Publicado

en

Taylor Swift Madrid Bernabéu

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a la promotora de los conciertos de Taylor Swift que tendrán lugar los próximos 29 y 30 de mayo en el Estadio Santiago Bernabéu por incurrir en una cláusula abusiva al no permitir al público el acceso con comida ni bebida.

Tras ser alertada por varios usuarios, FACUA ha comprobado que, en la información que facilita sobre el evento, la página web de la promotora indica que “no se permitirá el acceso al recinto con alimentos y/o bebidas del exterior”.

La promotora, la empresa bilbaina Lastur Bookin SL, ha sido denunciada ante los organismos competentes de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital, de los que espera que insten a la empresa a anular esta cláusula y aclarar a los usuarios que no impedirá el acceso con bebidas y alimentos que hayan comprado fuera del estadio.

En el caso del Ayuntamiento de Madrid, la denuncia se ha presentado el Servicio de Consumo del Área de Economía, Innovación y Hacienda. En el de la Comunidad de Madrid, se ha presentado ante el Área de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Subdirección General de Política Interior, que pertenece a la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura e Interior.

Qué dice la ley

El artículo 82 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, recoge que “se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquéllas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato”.

La antigua Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) —adscrita al ministerio con competencias en materia de consumo—, publicó en 2016 un informe relacionado con este mismo asunto, en aquella ocasión con la prohibición en cines, en el que concluía que existía una “cláusula abusiva” ya que el consumidor “se ve privado de la prestación principal, de forma injustificada, habiendo abonado la entrada, en base a una limitación impuesta unilateralmente respecto a un servicio accesorio que no ha solicitado, y teniendo en cuenta que la actividad básica de la empresa no es la venta y distribución de comida y bebida”.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

 

Continuar leyendo